“Ha­cer Kai­zen no es so­lu­cio­nar un pro­ble­ma, sino pen­sar en có­mo evi­tar que el pro­ble­ma vuel­va a ocu­rrir. Es una fi­lo­so­fía de tra­ba­jo.”

Pymes - - GESTIÓN -

1977 por Fé­lix Mesch, que por en­ton­ces era es­tu­dian­te de ar­qui­tec­tu­ra y bus­có re­pli­car ador­nos que le gus­ta­ban y no po­día ad­qui­rir. Ape­ló a su crea­ti­vi­dad y a un gal­pón de su ca­sa: co­men­zó con la fa­bri­ca­ción, pri­me­ro pa­ra él mis­mo, y lue­go co­men­za­ron a lle­gar los pe­di­dos. Cua­ren­ta años des­pués, Acrí­li­cos Mesch es una em­pre­sa que fac­tu­ra $ 2 mi­llo­nes al mes.

En la ac­tua­li­dad, la com­pa­ñía se es­pe­cia­li­za en el desa­rro­llo de pro­duc­tos con acrí­li­cos, a par­tir de lá­mi­nas y tu­bos. Mesch aún di­se­ña al­gu­nos pro­duc­tos, pe­ro só­lo en ca­sos muy pun­tua­les, co­mo cuen­ta su hi­jo, Pa­blo, que com­par­te hoy las rien­das de la em­pre­sa.

La ver­sa­ti­li­dad del acrí­li­co, la mis­ma vir­tud que hi­zo cre­cer la fá­bri­ca, tam­bién hi­zo que le ge­ne­re un pro­ble­ma: la gran va­rie­dad de lá­mi­nas, es­pe­so­res y co­lo­res se hi­zo tan di­ver­sa que sus di­rec­ti­vos tu­vie­ron que ela­bo­rar un ma­nual de pro­ce­di­mien­to pa­ra ca­ta­lo­gar el in­ven­ta­rio. Pa­ra ello, re­cu­rrie­ron al mé­to­do que es­ta­ba ofre­cien­do el INTI.

“La gen­te del INTI em­pe­zó a ins­tru­men­tar los cam­bios pa­ra que sea sos­te­ni­ble en el tiem­po. En prin­ci­pio, se me­jo­ra­ron par­te de los pro­ce­sos, y se es­tan­da­ri­za­ron los pro­ce­sos que an­tes se ha­cían alea­to­ria­men­te. To­da­vía es­ta­mos ter­mi­nan­do de im­ple­men­tar las me­jo­ras”, cuen­ta Mesch hi­jo.

EX­CE­LEN­CIA

Ja­vier Viqueira es fun­da­dor de ADOX, una fa­bri­can­te de equi­pa­mien­to médico, lim­pie­za y de­sin­fec­ción hos­pi­ta­la­ria, que es­te año cumple 25 años (su ca­so, ade­más, es­tá re­le­va­do en el Dos­sier de es­ta mis­ma edi­ción, de­di­ca­do a la Na­no­tec­no­lo­gía).

Viqueira cuen­ta que des­de su inau­gu­ra­ción re­cu­rrió al INTI pa­ra op­ti­mi­zar sus pro­ce­di­mien­tos de car­ga de da­tos, ca­pa­ci­ta­ción, ela­bo­ra­ción de un in­ven­ta­rio y me­jo­ra en sus pues­tos de tra­ba­jos.

“Des­de el prin­ci­pio, se vie­ron las me­jo­ras. No es un pro­ce­so del cual se ne­ce­si­ta ver el fi­nal pa­ra per­ci­bir las me­jo­ras, se ha­cen de ma­ne­ra con­ti­nua”, afir­ma Viqueira.

En­tre los re­sul­ta­dos que ob­tu­vie­ron, di­cen, fi­gu­ran las mo­di­fi­ca­cio­nes en los pues­tos de tra­ba­jo, in­cor­po­ra­ción de ga­ve­tas y ró­tu­los pa­ra los ma­te­ria­les que se uti­li­zan a dia­rio y, tam­bién, el di­se­ño de ca­rros de abas­te­ci­mien­to que les per­mi­tie­ron rea­li­zar lo­tes más pe­que­ños, con una mayor or­ga­ni­za­ción.

Viqueira cuen­ta que, si bien ADOX tie­ne 25 años, fue re­cién en el 2002 que co­men­za­ron a fa­bri­car equi­pos y ha­ce ocho años agre­ga­ron una lí­nea de pro­duc­tos pa­ra la de­sin­fec­ción hos­pi­ta­la­ria. En la ac­tua­li­dad, cuen­tan con 65 em­plea­dos y un pre­dio de 10.000 me­tros cua­dra­dos, que

PRO­CE­SOS

En Acrí­li­cos Mesch apli­ca­ron el Kai­zen pa­ra sis­te­ma­ti­zar en pro­ce­sos. “An­tes eran más alea­to­rios”, di­ce Pa­blo Mesch.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.