Re­ve­lan­do el ba­ña­dor per­fec­to

Las si­lue­tas se re­ve­lan an­te el sol por me­dio de crea­cio­nes lu­jo­sas, ro­mán­ti­cas e inol­vi­da­bles

VOGUE Latinoamerica - - Belleza -

Bien di­cen que si una no­che de verano pu­die­ra ha­blar, se­ría pa­ra ad­mi­tir que fue la que in­ven­tó el ro­man­ce, por­que, sin­ce­ra­men­te, es­ta es­ta­ción siem­pre nos sor­pren­de más allá de lo que po­de­mos as­pi­rar. Los mi­tos cuen­tan que es cuan­do Dé­me­ter se en­car­ga de es­par­cir las flo­res so­bre la tie­rra, así es co­mo las per­so­nas que vi­ven so­bre ella go­zan, mos­tran­do sus cuer­pos so­bre los es­ce­na­rios más plá­ci­dos y cá­li­dos. Es el mo­men­to per­fec­to pa­ra lu­cir el cuer­po y ha­cer una de­cla­ra­ción: cuan­do se trata de si­lue­tas, no exis­te so­lo una. El verano es un re­cor­da­to­rio en el que te­ne­mos que go­zar de la naturaleza que nos ro­dea; res­tau­rar nues­tro cuer­po y men­te, otor­gán­do­nos un bie­nes­tar que acom­pa­ña­do de los ra­yos de sol, nos ha­ga lu­cir sim­ple­men­te ra­dian­tes. Es­tos meses son la me­jor ex­cu­sa pa­ra lu­cir lí­neas de ori­gen (or­gu­llo­sa­men­te) la­ti­noa­me­ri­cano, así co­mo el ta­len­to del di­se­ño que hay en nues­tro con­ti­nen­te, uno de tal per­fec­ción, que se ex­tien­de por pla­zas co­mo Ibi­za, San­ta Lu­cía en Ca­ma­güey o Tur­quoi­se Beach. Las cá­li­das bri­sas se es­par­cen por la tie­rra pa­ra enamo­rar­nos una y otra vez, de­ján­do­nos con el ma­ni­fies­to de que la vi­da es de­ma­sia­do cor­ta pa­ra no dis­fru­tar­la; qué me­jor que ha­cer­lo a la ori­lla del mar, acom­pa­ña­das de al­guien que es­co­gi­mos sin im­po­si­ción. Re­cor­de­mos lo be­lla que es la vi­da.

Pa­ra lo­grar con éxi­to lo an­te­rior, las ten­den­cias en tra­jes de ba­ño y ro­pa de pla­ya ha­cen su apa­ri­ción. Cla­ro, en­tre ellas con­tem­pla­mos el glo­rio­so re­gre­so del bi­ki­ni (pre­fe­ren­te­men­te en un so­lo tono) que acom­pa­ña al tra­je de dos pie­zas con es­tam-

Opa­dos es­ti­va­les. ¿Dón­de en­con­trar­los? En el si­tio web per­fec­to: Lat­ki­ni. rques­tar el lo­gro que vie­ne tras la fra­se “po­seo el tra­je de ba­ño per­fec­to”, re­quie­re de es­fuer­zo, pa­cien­cia y tiem­po pa­ra en­con­trar­lo. Es­ta ta­rea, se vuelve más fá­cil al des­ple­gar an­te nues­tras pan­ta­llas, las op­cio­nes que exis­ten en Lat­ki­ni, una tien­da on­li­ne que po­see la con­glo­me­ra­ción de ta­len­to­sos nom­bres: Be­so de sal, Ca­pit­ta­na, Chi­la Bags, Pi­tu­sa y To­que D’sol, ca­da uno con pro­pues­tas tan di­fe­ren­tes y mag­ní­fi­cas. Sin em­bar­go, to­das se unen ba­jo la mis­ma pa­la­bra: La­ti­noa­mé­ri­ca.

¿Có­mo co­men­zó es­te pro­yec­to? Una de sus fun­da­do­ras, Cinth­ya Tra­ver­so (ori­gi­na­ria de Pe­rú) vio un nue­vo ni­cho de mer­ca­do en su ac­tual re­si­den­cia: Mú­nich. Tras lle­var nu­me­ro­sas pie­zas des­pués de un via­je que reali­zó, no­tó que era una opor­tu­ni­dad que ha­bía que ex­plo­rar y ca­ta­pul­tar. Se unió con Ca­nan Ya­nik, a fin de ha­cer cre­cer un sue­ño: lo­grar que cual­quier mu­jer, sin im­por­tar su pun­to car­di­nal, pu­die­ra te­ner un tra­je de ba­ño con esen­cia la­ti­na en sus ma­nos, acom­pa­ña­do del me­jor di­se­ño y el me­jor ma­te­rial, hi­lan­do crea­cio­nes que rom­pen cla­ra­men­te con lo que ofre­ce el res­to de la in­dus­tria. ¿Cuál es su fi­lo­so­fía? El amor por las co­sas más her­mo­sas de la vi­da, la ma­nu­fac­tu­ra a pe­que­ña es­ca­la (pro­cu­ran­do ca­li­dad so­bre can­ti­dad) y el de­ta­lle en el tra­ba­jo he­cho cui­da­do­sa­men­te a mano. Aquí es po­si­ble en­con­trar es­tam­pa­dos tro­pi­ca­les, cro­chet, de­ta­lles he­chos a mano, así co­mo in­fluen­cias ama­zó­ni­cas y an­di­nas.

Por si fue­ra po­co, es­ta tien­da on­li­ne es­tá dis­pues­ta a es­par­cir La­ti­noa­mé­ri­ca en to­das sus for­mas, ya que dis­tin­tas mar­cas de es­ta re­gión se pue­den acer­car a ella, siem­pre y cuan­do cuen­ten his­to­rias fas­ci­nan­tes, ex­ten­dién­do­las por to­do el mun­do, jun­to a su can­dor. Go­ce­mos de los en­can­tos del ca­lor apo­lí­neo y las si­lue­tas se­duc­to­ras re­ves­ti­das con los en­can­tos de Lat­ki­ni y ¡su­mer­já­mo­nos en un co­lo­ri­do mun­do! — Ka­ri­na Gon­zá­lez Ulloa

Arri­ba: tra­je de ba­ño Ethno Bi­ki­ni Seth Pe­rua­na, de To­que D’sal, en Lat­ki­ni.

Aba­jo de iz­da. a dcha.: Be­lle De Teint Mo­saic Pa­let­te, de Lan­cô­me; Self Tan­ning Hy­dra­ting Fa­cial Skin Ca­re, de Sisley; Te­rra­cot­ta Hui­le Sous Le Vent, de Guer­lain.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.