Co­ne­xión Real,

En una era ca­li­fi­ca­da de reali­dad vir­tual vol­ve­mos a la ESEN­CIA —li­te­ral­men­te— de co­nec­tar en­tre no­so­tros, pe­ro ¿có­mo? Las nue­vas apues­tas ol­fa­ti­vas Boss The Scent Pri­va­te Ac­cord For Her y For Him, res­guar­dan es­ta IN­CÓG­NI­TA que es re­ve­la­da por sus em­ba­jad

VOGUE Latinoamerica - - Belleza - EN­RI­QUE TO­RRES MEIXUEIRO

En el pri­mer pi­so del Cla­rid­ge’s se res­pi­ra un am­bien­te es­pe- cial, pue­de ser el mix de idio­mas en los pa­si­llos (ale­mán, inglés, es­pa­ñol y ru­so), o bien, los acor­des de las nue­vas fra­gan­cias de Hu­go Boss, Boss The Scent Pri­va­te Ac­cord For Her y For Him, des­ve­la­das esa ma­ña­na pa­ra la pren­sa internacional. Una in­ten­sa no­ta de ca­cao rei­na­ba la at­mós­fe­ra, se­gui­da de acen­tos de jen­gi­bre, mo­ca, os­man­to y “¿man­da­ri­na?”, cues­tiono a nues­tro an­fi­trión, quien des­ta­ca a es­tas dos úl­ti­mas no­tas en la apues­ta fe­me­ni­na. Si la na­tu­ra­le­za se­duc­to­ra de las esen­cias eran el pun­to fo­cal de las con­ver­sa­cio­nes, los nue­vos em­ba­ja- do­res de las fra­gan­cias, la mo­de­lo Bir­git Kos y el ac­tor Ja­mie Dor­nan, aca­pa­ra­rían nues­tra aten­ción en las si­guien­tes ho­ras.

Ubi­ca­dos en dos dis­tin­tas ha­bi­ta­cio­nes, Bir­git y Ja­mie aguar­da­ban a ca­da uno de los pe­rio­dis­tas con­vo­ca­dos. La idea de man­te­ner­los se­pa­ra­dos co­bra sen­ti­do al en­ten­der la na- tu­ra­le­za di­gi­tal de la fra­gan­cia, ese dis­tan­cia­mien­to en­tre lo real y lo vir­tual que ha pro­vo­ca­do una des­co­ne­xión en nues­tra for­ma de re­la­cio­nar­nos, sien­do es­ta al­qui­mia ol­fa­ti­va el puen­te aro­má­ti­co que nos vuel­ve a en­la­zar con la reali­dad.

Es mi turno, “Ja­mie te es­pe­ra”, me anun­cian. A mi arri­bo, la son­ri­sa del ir­lan­dés me re­ci­be, de­sen­fa­da­da­men­te me con­fie­sa sen­tir­se ali­via­do de que fue­ra un pe­rio­dis­ta hom­bre, sin du­da, la emo­ción de mis com­pa­ñe­ras por en­tre­vis­tar a Mr. Grey lo ha- bían pues­to ner­vio­so. Mis cues­tio­na­mien­tos apun­tan a la for­ma de co­mu­ni­car­nos hoy en día, en ple­na era 2.0. “En­cuen­tro tris­te que es­te­mos más co­nec­ta­dos con men­sa­jes de tex­to o voz, que los mo­men­tos que po­de­mos pa­sar con esas per­so­nas. De­ci­mos que es­ta­mos co­nec­ta­dos con cual­quier par­te del mun­do, pe­ro, ¿real­men­te lo es­ta­mos?”, ase­gu­ra Ja­mie, un nos­tál­gi­co de la vie­ja es­cue­la. Pa­ra él, tra­ba­jar con Hu­go Boss no le es dis­tan­te; en sus días co­mo mo­de­lo fue pro­ta­go­nis­ta de sus cam­pa­ñas de mo­da. En Bir­git, una jo­ven mi­llen­nial, la te­má­ti­ca la ha­ce re- fle­xio­nar, “Cuan­do ha­bla­mos de un mun­do fu­tu­ro es im­po­si­ble ig­no­rar que los jue­gos de se­duc­ción e in­ter­ac­ción se vuel­ven fríos e in­có­mo­dos, ob­ser­va­mos so­lo imá­ge­nes a tra­vés de las pan­ta­llas sin nin­gún sen­ti­mien­to de ca­li­dez”. Ese sen­ti­mien­to de pro­fun­di­dad que apun­tan, ¿es po­si­ble re­cu­pe­rar­lo? Pro- ba­ble­men­te. Ima­gi­ne­mos que es­ta es la esen­cia que ini­cia esa año­ra­da re­co­ne­xión.

Iz­quier­da: Ja­mie Dor­nan y Bir­git Kos en un ins­tan­te de la cam­pa­ña fo­to­gra­fia­da por Guy Aroch en el Hey­dar Ali­yev Cen­ter, di­se­ña­do por Zaha Ha­did. En pá­gi­na opues­ta: Boss The Scent Pri­va­te Ac­cord For Her y For Him, las dos nue­vas fra­gan­cias de Hu­go Boss.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.