Pei­ró tie­ne su ho­me­na­je en la Feria.

El gran ilus­tra­dor Pei­ró pre­sen­ta en la Feria del Li­bro un ejem­plar con sus obras. Ade­más, hay una mues­tra con sus tra­ba­jos y ob­je­tos en el Es­pa­cio Sub­te, en el Ca­bil­do.

VOS - - PÁGINA DELANTERA - Jo­sé Pla­yo jpla­yo@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Pei­ró, ilus­tra­dor re­co­no­ci­do de Cór­do­ba, re­ci­be por es­tos días un me­re­ci­do re­co­no­ci­mien­to en la Feria del Li­bro de Cór­do­ba. Tra­ba­ja­dor in­can­sa­ble que se au­to­de­fi­ne co­mo “ve­te­rano”, lle­va años acom­pa­ñan­do a los cor­do­be­ses des­de sus vi­ñe­tas en La Voz.

En la mues­tra que ya pue­de vi­si­tar­se en el Es­pa­cio Sub­te (den­tro del Ca­bil­do, en un sub­sue­lo) es­tán al­gu­nos de sus tra­ba­jos y ob­je­tos. –¿Qué se sien­te que te ha­gan un ho­me­na­je?

–Me ca­yó co­mo una sor­pre­sa, no te­nía idea de que iban a ha­cer un ho­me­na­je. Ahí es­tán mis tra­ba­jos. Vi­nie­ron acá y es­tu­vie­ron re­vol­vien­do di­bu­jos, y han pues­to ti­ras de his­to­rie­ta e ilus­tra­cio­nes. –Pe­ro no es­tás quie­to, de he­cho te­nés li­bro nue­vo. –Sí, es­tu­ve ilus­tran­do el li­bro El

ga­to de las nue­ve co­las + 3 ,de un ami­go de to­da la vi­da, Juan Ja­co­bo As­tra­da, que se pre­sen­ta el sá­ba­do 23 en la Feria; es un li­bro de cuen­tos y yo di­bu­jé pa­ra ca­da his­to­ria, con dis­tin­tos es­ti­los. –Y una charla...

–Hay tam­bién una me­sa con las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes: a mí me han pues­to co­mo his­to­rie­tis­ta ge­ron­te. Yo sé mu­cho me­nos de ellos

que ellos de mí. –¿No los co­no­cés?

–Co­noz­co al­gu­nas per­so­nas que tra­ba­jan pa­ra dia­rios de afue­ra, co­mo An­go­noa. Por lo de­más, soy un bu­rro to­tal, no ten­go Fa­ce­book ni Twit­ter, soy bas­tan­te Near­den­tal, así que lo que cir­cu­la en esos me­dios lo ig­no­ro. –Han cam­bia­do los es­ti­los.

–He vis­to his­to­rie­tas de gen­te jo­ven y son mu­cho más lar­gas que las que ha­cía­mos no­so­tros. Aho­ra se ha­cen ver­da­de­ras no­ve­las grá­fi­cas, y el di­bu­jo no pue­de te­ner la la­bo­rio­si­dad que te­nía en otras épo­cas, don­de veías ver­da­de­ras ca­pi­llas six­ti­nas de la his­to­rie­ta. Los jó­ve­nes tra­ba­jan con compu­tado­ra, co­sa que en mi vi­da he to­ca­do pa­ra di­bu­jar.

Otra es­cue­la

A Pei­ró di­ce asom­brar­le la “sa­li­da la­bo­ral” del his­to­rie­tis­ta hoy, que ya no hay se­llos co­mo Co­lum­ba, o re­vis­tas co­mo Fie­rro. “En ese en­ton­ces por lo me­nos si te­nías te­són e hin­cha­bas, po­días pu­bli­car. Aho­ra no sé”, con­fie­sa.

Ma­nuel es tam­bién tra­duc­tor de con­gre­sos, tra­ba­jo que tie­ne des­de ha­ce mu­chos años y que tam­bién quie­re de­jar. –¿Cuán­tos años te­nés?

–Ten­go 74 y es­toy aflo­jan­do un po­co por­que me cues­ta tra­ba­jar to­dos los san­tos días. Me gustaría em­pren­der una his­to­rie­ta, in­clu­si­ve ten­go ideas pa­ra guio­nes, pe­ro me fre­na la idea de qué ha­cer

des­pués con ese tra­ba­jo, un mar­co acá en mi ca­sa. Pe­ro pue­de ser un pre­tex­to que me pon­go por­que es­toy con un po­co de fia­ca. –¿Có­mo fue lo del li­bro?

–Me lle­vó un tiem­po, pe­ro lo hi­ce con mu­cho pla­cer. Ya eva­dí la bo­ta en la nu­ca que es el cie­rre de una edi­ción, que era man­so en el ca­so de las re­vis­tas y muy ur­gi­do en el ca­so del dia­rio. Esas co­sas son can­sa­do­ras, y aho­ra es­toy dis­fru­tan­do de no te­ner tan­to de eso. –¿Hay más pro­yec­tos?

–Hay una edi­to­rial de Bue­nos Ai­res que va a ha­cer una an­to­lo­gía de to­das mis his­to­rie­tas, in­clu­si­ve al­gu­nas iné­di­tas y prehis­tó­ri­cas, que va a sa­lir en el pri­mer se­mes­tre de 2018. Tam­bién es­tá la idea de ha­cer un do­cu­men­tal, co­mo si yo fue­ra un Sal­va­dor Da­lí. No sé qué corno van a ha­cer. –Tu tra­ba­jo tie­ne se­gui­do­res y es fá­cil­men­te re­co­no­ci­ble.

–Sí, pe­ro co­rrés el ries­go de ter­mi­nar co­mo una es­pe­cie de ícono ti­po Jar­dín Flo­ri­do. He tra­ta­do de ser siem­pre muy per­so­nal en mi tra­ba­jo, de no co­piar ni imi­tar a na­die. Y tam­bién por eso me es­for­cé en ha­cer guio­nes míos, no por­que me­nos­pre­cie a los guio­nis­tas, sino por­que quie­ro que la obra sea res­pon­sa­bi­li­dad mía. Si al­go fa­lla, soy yo. –¿Qué te da sa­tis­fac­cio­nes en tu tra­ba­jo?

–Ter­mi­nar­lo. Por más la­bo­rio­so que sea, me da una sa­tis­fac­ción in­creí­ble. Eso se dis­fru­ta mu­cho. –De­bés di­bu­jar has­ta en las ser­vi­lle­tas.

–No, así es el Crist (Cris­tó­bal Rei­no­so), que te di­bu­ja las ser­vi­lle­tas y has­ta los ye­sos. Yo soy un ti­po de ta­ble­ro. Cuan­do sal­go a la ca­lle no ten­go ni un lá­piz en el bol­si­llo. Y gui­ta, por lo ge­ne­ral, tam­po­co.

(LA VOZ)

Re­ti­ro vo­lun­ta­rio. Ma­nuel Pei­ró co­que­tea con col­gar los guan­tes, pe­ro la pa­sión es más gran­de. Ade­más del ho­me­na­je en la Feria del Li­bro, se vie­ne la an­to­lo­gía y el do­cu­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.