Por­que no es una se­rie po­li­cial más

VOS - - PANTALLAS - Vic­to­ria Con­ci vcon­ci@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Mind­hun­ter es una de las me­jo­res se­ries de 2017. Para em­pe­zar, tie­ne a Da­vid Fin­cher

(Red so­cial, Per­di­da) co­mo show­run­ner y di­rec­tor de al­guno de los ca­pí­tu­los, y a Char­li­ze The­ron co­mo pro­duc­to­ra. Tam­bién cuen­ta con una du­pla pro­ta­gó­ni­ca bri­llan­te for­ma­da por Jo­nat­han Groff (Glee) y Holt McCa­llany (Sully).

La nue­va se­rie de Net­flix no es el tí­pi­co po­li­cial en el que hay un ca­so por re­sol­ver o un ase­sino por en­con­trar. Eso tam­bién es­tá, pe­ro lo cen­tral es mos­trar la in­ves­ti­ga­ción de dos agen­tes del FBI so­bre có­mo fun­cio­nan las men­tes cri­mi­na­les, y de es­ta ma­ne­ra crear per­fi­les que per­mi­tan atra­par a ase­si­nos y psi­có­pa­tas. Acá no hay bueno ni ma­los, y los per­so­na­jes son com­ple­jos y tie­nen ma­ti­ces.

Lo que su­ma in­te­rés a la his­to­ria es que es­tá ins­pi­ra­da en un li­bro en el que dos in­ves­ti­ga­do­res en­tre­vis­ta­ron a vio­la­do­res y ase­si­nos en se­rie. Sus con­clu­sio­nes cam­bia­ron para siem­pre lo re­fe­ri­do a la cien­cia del com­por­ta­mien­to en cri­mi­na­les, y esa tran­si­ción es la que bus­ca plas­mar la se­rie. To­do, con una im­pe­ca­ble am­bien­ta­ción (los he­chos ocu­rren en la dé­ca­da de los ’70) y con la cla­ra in­ter­ven­ción de un Fin­cher que vuel­ve a po­ner en pan­ta­lla una obra fas­ci­nan­te.

En­tre lo me­jor de Mind­hun­ter es­tá su guion, la ma­ne­ra en que man­tie­ne la ten­sión y el rit­mo más allá de que no hay un gran mis­te­rio por de­ve­lar.

Los per­so­na­jes de An­na Torv, co­mo una psi­có­lo­ga que se su­ma a la in­ves­ti­ga­ción, y de Han­nah Gross, la no­via del más jo­ven de los pro­ta­go­nis­tas, com­ple­tan un cuar­te­to de lu­jo.

Los cri­mi­na­les merecen un pá­rra­fo apar­te, so­bre to­do Ed­mund Emil, un ase­sino en se­rie san­gui­na­rio in­ter­pre­ta­do por Ca­me­ron Brit­ton que es­ta­ble­ce una compleja re­la­ción con uno de los agen­tes.

Un úl­ti­mo acier­to de la fic­ción es que, si bien tie­ne cier­to en­fo­que aca­dé­mi­co, no por eso se vuel­ve pe­da­gó­gi­ca o abu­rri­da. To­do lo con­tra­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.