Tes­sio, con fies­tas y la AM de sá­ba­dos.

GABRIELA TES­SIO

VOS - - PÁGINA DELANTERA - Jo­sé Pla­yo jpla­yo@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

La con­duc­to­ra ra­dial re­fle­xio­na so­bre el pa­no­ra­ma en Cadena 3 y ade­lan­ta pro­yec­tos, an­tes de otra edi­ción de su fies­ta No­ven­to­sa.

–Hay cam­bios im­por­tan­tes en tu ca­rre­ra. ¿Có­mo es­tá tu pre­sen­te la­bo­ral?

–Em­pie­zo AM el 16 de di­ciem­bre, los sá­ba­dos de 14 a 20. Va a ser un ti­ro­na­zo, pe­ro es una prue­ba tam­bién pa­ra ver có­mo es­toy plan­ta­da en el ai­re de la AM. Si bien en el ve­rano hi­ce un pro­gra­ma y gus­tó, aho­ra voy con al­go nue­vo, con más con­di­men­tos, más pro­duc­ción, más tiem­po, por­que la ver­dad que lle­nar tan­tos mi­nu­tos de ai­re no es fá­cil. La nue­va pro­pues­ta va a ir to­do el ve­rano. De he­cho se va a lla­mar

Ope­ra­ti­vo ve­rano. –¿Hay re­la­ción con lo que has he­cho has­ta aho­ra?

–Sí, re­edi­ta­mos un po­co el del año pasado en la AM, por­que la gen­te lo re­ci­bió muy bien y se su­mó otro pú­bli­co que no es ha­bi­tual a lo que yo ha­go dia­ria­men­te en FM. Es un ai­re dis­tin­to a lo que vie­ne ha­cien­do Cadena 3 Ar­gen­ti­na.

–¿Vas a es­tar so­la? ¿Có­mo es el equi­po?

–Es­tá Ga­briel Ro­drí­guez con­mi­go, en de­por­tes. Éri­ca An­dú­jar en la pro­duc­ción y en re­des se es­tá de­fi­nien­do, pe­ro ob­via­men­te es­ta­rá to­do el equi­po de Ope­ra­ti­vo Ve­rano por­que via­ja gen­te a Co­lom­bia, Pun­ta Ca­na, Bra­sil, Bue­nos Ai­res, Mar del Pla­ta, Car­los Paz. Cadena tie­ne un aba­ni­co muy gran­de pa­ra po­der cum­plir con to­dos es­tos pun­tos tu­rís­ti­cos, de Ba­ri­lo­che a Ru­sia (pa­ra cu­brir el mun­dial). Hay mu­cha gen­te que co­la­bo­ra y la ra­dio los po­ne al ser­vi­cio del Ope­ra­ti­vo Ve­rano los fi­nes de se­ma­na.

–¿Qué di­fe­ren­cias hay en­tre la AM y la FM?

–En AM lle­gás a un pú­bli­co tan he­te­ro­gé­neo, tan gran­de, que no lo di­men­sio­nás. Hay gen­te de 60, 70 años que te es­cu­cha y hay en­tre 20 y 40 que tam­bién. Ge­ne­ra­cio­nal­men­te hay que unir el len­gua­je, la mú­si­ca, las no­ti­cias, el hu­mor, y ha­cer to­do lo po­si­ble pa­ra que ese pú­bli­co te si­ga eli­gien­do. Y si bien hay mu­cha gen­te de va­ca­cio­nes, tam­bién hay mu­chos tra­ba­jan­do, por lo que es un gran desafío.

–¿Cuá­les son tus ar­mas pa­ra afron­tar­lo?

–Las opor­tu­ni­da­des que le ofre­cés al pú­bli­co. Lo que yo sien­to es siem­pre cer­ca­nía con la gen­te. Las mujeres se identifican con­mi­go, no soy una com­pe­ten­cia ni na­da por el es­ti­lo. Me ven co­mo una más a la que le han pasado co­sas, que ha vi­vi­do 23 años en la ra­dio, que es mi fa­mi­lia. Quie­ro apor­tar fres­cu­ra pa­ra acer­car­me a la gen­te de un mo­do que hoy no se es­tá es­cu­chan­do en el ai­re, por­que ob­vio que hu­bo un re­cam­bio ge­ne­ra­cio­nal, hay que acer­car­se a “las mú­si­cas”, a la for­ma de en­ca­rar te­mas, y ha­blar el mis­mo idio­ma.

–¿Te pa­re­ce que en Cór­do­ba hay fi­gu­ras que no de­jan lu­gar a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes? Pien­so en la sa­li­da de Ma­rio Pe­rey­ra.

–No quie­ro en­trar en dis­cu­sión ma­chis­ta, pe­ro en los ho­ra­rios cen­tra­les, los con­duc­to­res son en la ma­yo­ría hombres. Así que las opor­tu­ni­da­des que me dan las apro­ve­cho 100 por 100. Y sí, hay un re­cam­bio ge­ne­ra­cio­nal: la ida de Ma­rio pa­ra no­so­tros es muy fuer­te. Él es mi pa­dre ar­tís­ti­co, él me des­cu­brió, cre­yó en mí, y cree en mí to­da­vía. Siem­pre ha si­do una guía, el nor­te, el li­nea­mien­to de lo ar­tís­ti­co. Es­tos años he apren­di­do mu­cho y a es­ta po­si­bi­li­dad la ve­nía vien­do des­de ha­ce ra­to; que­ría ha­cer­lo y me de­cían “Pa­rá que to­da­vía das con el

Aní­ma­te”. Y pa­sa­ron 20 años. Cre­cés, te enamo­rás, te ca­sás, te re­ci­bís, te­nés hi­jos, te se­pa­rás y pa­sa­ron 20 años. Y aho­ra se re­pi­te lo de 2016: una adre­na­li­na pa­ra dis­fru­tar de pun­ta a pun­ta. La ra­dio se ha­ce, la ex­pe­rien­cia se va ha­cien­do. Uno no na­ce con to­do lis­to pa­ra los desafíos, hay que pre­pa­rar­se y plas­mar. Yo al co­mien­zo no sa­bía có­mo me iba a ir, gra­cias a Dios me fue bien.

–¿Es di­fí­cil pa­ra las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes ha­cer­se un lu­gar?

–To­do se tra­ba­ja. Es­toy con­ven­ci­da que no se da de un día pa­ra el otro. Yo em­pe­cé de ce­ro. Tra­ba­jé, tra­ba­jé, me per­fec­cio­né, pu­de via­jar con una be­ca, ca­pa­ci­tar­me pa­ra es­tar en FM, pa­ra ha­cer re­des, y no es­toy es­pe­ran­do que la Cadena me ca­pa­ci­te, sino que es­cu­cho mu­cho a mis co­le­gas, y no só­lo de mi lu­gar de tra­ba­jo, sino de otros me­dios. Creo pro­fun­da­men­te en el tra­ba­jo, en la ca­pa­ci­ta­ción y en la for­ma­ción pro­fe­sio­nal. Pa­ra mí ese pun­to es fun­da­men­tal, por­que te ase­gu­ro que na­da vie­ne de arri­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.