La pri­ma cer­ca­na

Ma­ga­lí Ola­ve ce­le­bra su pri­mer aniver­sa­rio al fren­te de su ban­da cuar­te­te­ra. An­tes, ha­bla de su re­la­ción de “her­man­dad” con Uli­ses Bueno y reivin­di­ca el rol de la mu­jer en nues­tra mú­si­ca ca­rac­te­rís­ti­ca.

VOS - - PÁGINA DELANTERA - Juan Ma­nuel Pai­ro­ne jm­pai­ro­ne@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

S on las seis de la tar­de y Ma­ga­lí Ola­ve atien­de el te­lé­fono en su au­to. En un ra­to, en­sa­ya­rá jun­to con su ban­da en la ca­sa de su sue­gra (ma­má de Ma­tías Suá­rez, ído­lo de Bel­grano). Des­de ha­ce un año, es­ta es par­te fun­da­men­tal de su ru­ti­na, pe­ro to­do si­gue sien­do bas­tan­te nue­vo pa­ra ella.

Ape­nas un par de tem­po­ra­das atrás, Ola­ve vi­vía en Bél­gi­ca jun­to con su ma­ri­do fut­bo­lis­ta. Es­ta no­che, en Mar­ga­ri­ta, se­rá la protagonista de una de esas no­ches es­pe­cia­les pa­ra el mun­do del cuar­te­to: la del pri­mer aniver­sa­rio de su pro­yec­to.

“Es­ta se­ma­na es­tu­ve ha­cien­do mu­chas co­sas, tra­tan­do de no ol­vi­dar­me de nin­gún de­ta­lle pa­ra que to­do sa­lie­ra bien”, ade­lan­ta Ola­ve des­de el otro la­do de la lí­nea. “Me cau­sa mu­chos ner­vios, la ver­dad es que es­toy con gas­tri­tis des­de ha­ce dos días y es­toy con mu­chí­si­mas an­sias”, co­men­ta en­tre ri­sas y mu­cha ex­pec­ta­ti­va.

“Es al­go úni­co. Lo ha­blá­ba­mos con los mú­si­cos, es co­mo un cum­plea­ños. Es el pri­me­ro y lo va­mos a vi­vir con mu­cha emo­ción. Uno tra­ba­ja pa­ra es­to, pa­ra tra­tar de man­te­ner­se, y que ha­ya pa­sa­do un año así de rá­pi­do me lle­na de or­gu­llo y es­pe­ro que sean mu­chos más”, agre­ga Ola­ve. Se­rá una ve­la­da especial y, sin du­das, el cie­rre per­fec­to de una tem­po­ra­da de­but que la en­con­tró can­tan­do en to­das par­tes del país de la mano de su pri­mo, Uli­ses Bueno.

Una her­man­dad

An­tes de que el her­mano de Ro­dri­go se con­vir­tie­ra en la gran fi­gu­ra del cuar­te­to con­tem­po­rá­neo, Ma­ga­lí fue una de las acom­pa­ñan­tes de Uli­ses en sus ini­cios co­mo can­tan­te. Con el re­cuer­do to­da­vía fres­co del éxi­to y la tra­ge­dia al­re­de­dor de la fi­gu­ra del “Po­tro”, no fue­ron años fá­ci­les pa­ra quien hoy re­pre­sen­ta un fe­nó­meno a ni­vel na­cio­nal.

“Hay mu­cha gen­te que no sa­be la his­to­ria y cree que to­do fue fá­cil pa­ra Uli­ses”, se­ña­la Ola­ve. “Es­tu­ve ocho años con él, la remamos, nos cos­tó mu­cho a to­dos, pe­ro sir­vió pa­ra que hoy él pue­da es­tar vi­vien­do es­te pre­sen­te. Es­toy or­gu­llo­sa de ha­ber vi­vi­do jun­to a él los mo­men­tos más di­fí­ci­les. Por eso nues­tra re­la­ción es más de her­man­dad que de pri­mos. He­mos pa­sa­do y su­pe­ra­do mu­chas si­tua­cio­nes fa­mi­lia­res, en la mú­si­ca, que nos han he­cho más uni­dos”.

–Des­pués de tan­tas co­sas com­par­ti­das, ¿qué sen­tis­te al can­tar jun­to con Uli­ses en el pro­gra­ma de Mirt­ha Leg­rand?

–No po­día creer dón­de es­ta­ba. En dos años me pa­sa­ron mu­chí­si­mas co­sas, de gol­pe es­toy vi­vien­do to­do es­to, co­mo es­tar en el pro­gra- ma de la se­ño­ra Mirt­ha Leg­rand, don­de se sien­ta gen­te con años de ca­rre­ra o con una tra­yec­to­ria in­creí­ble. ¡Cuan­do mi pri­mo me in­vi­tó me­nos lo po­día creer! Se lo agra­de­cí de to­do co­ra­zón. No en­ten­día na­da. Te­nía unos ner­vios in­creí­bles pe­ro no po­día de­jar pa­sar la opor­tu­ni­dad de can­tar con él ahí. Cuan­do uno ha­ce lo que le gus­ta lo dis­fru­ta en cual­quier es­ce­na­rio.

Sin medias tin­tas

“Con Uli­ses nos de­ci­mos las co­sas en la ca­ra, co­mo tie­ne que ser”, ase­gu­ra Ola­ve. Ese víncu­lo que re­mar­ca en ca­da fra­se se re­fuer­za sá­ba­do tras sá­ba­do, cuan­do ella es la en­car­ga­da de abrir los shows más im­por­tan­tes de ca­da se­ma­na en la apre­ta­da agen­da de Bueno. Más allá del es­pal­da­ra­zo que re­pre­sen­ta el aval de Uli­ses, no de­be ser fá­cil aguan­tar la pre­sión que im­pli­ca ac­tuar fren­te a la au­dien­cia del cuar­te­te­ro más nom­bra­do del mo­men­to.

“Yo siem­pre fui muy rea­lis­ta y muy sin­ce­ra con­mi­go mis­ma. No es­ta­ba to­can­do pa­ra un pú­bli­co que ha­bía pa­ga­do la en­tra­da pa­ra ver­me a mí”, acla­ra la can­tan­te. “Era una res­pon­sa­bi­li­dad enor­me po­der to­car en los es­ce­na­rios más gran­des de Cór­do­ba, con bai­les lle­nos. Fue arries­ga­do, al prin­ci­pio me cos­tó bas­tan­te po­der mos­trar lo que yo ha­cía y que la gen­te me acep­ta­ra”, se sin­ce­ra.

Pe­ro el tiem­po ha pa­sa­do y hoy Ma­ga­lí Ola­ve se plan­ta en el es­ce­na­rio con otra con­tun­den­cia. Más allá de un co­mien­zo di­fí­cil, la in­ci­pien­te ar­tis­ta ya no es una des­co­no­ci­da pa­ra los bai­la­ri­nes. “El pú­bli­co cor­do­bés es muy exi­gen­te y co­no­ce muy bien lo que es la mú­si­ca del cuar­te­to, y de a po­qui­to me fue­ron va­lo­ran­do y agra­de­cien­do lo que ha­cía. Es­toy con­ten­ta por­que he te­ni­do un muy buen re­ci­bi­mien­to. Ya hay gen­te que can­ta los te­mas, se los de­di­can. Eso te lle­na el al­ma”, ex­pre­sa.

Éra­se una vez en Bél­gi­ca

Lue­go de can­tar con Uli­ses Bueno en sus co­mien­zos co­mo so­lis­ta, Ma­ga­lí vi­vió una ex­pe­rien­cia que la mar­có. Jun­to a Ma­tías Suá­rez, re­si­dió du­ran­te ocho años en Bru-

CUAN­DO VI­VÍA­MOS EN BÉL­GI­CA, LA MÚ­SI­CA ERA NUES­TRO CA­BLE A TIE­RRA. TE­NÍA­MOS LA OR­QUES­TA AR­MA­DA, PE­RO SIN MÚ­SI­COS, JE. ES­TU­VE OCHO AÑOS CAN­TAN­DO CON ULI­SES, LA REMAMOS, NOS COS­TÓ MU­CHO A TO­DOS, PE­RO SIR­VIÓ PA­RA QUE ÉL VI­VA ES­TE PRE­SEN­TE.

se­las, la ca­pi­tal bel­ga. “Al prin­ci­pio fue pu­ra adap­ta­ción, de­jé por com­ple­to la mú­si­ca. Pe­ro al ter­cer, cuar­to año em­pe­za­mos a com­prar de a po­qui­to un acor­deón, unas tim­ba­le­tas”, re­cuer­da.

“De re­pen­te te­nía­mos la or­ques­ta ar­ma­da, pe­ro no te­nía­mos mú­si­cos (ri­sas). Era nues­tro ca­ble a tie­rra, ju­gar un ra­to ca­da uno con un ins­tru­men­to. He­mos pa­sa­do mo­men­tos du­ros allá, uno ex­tra­ña a la fa­mi­lia, las cos­tum­bres. La mú­si­ca fue una te­ra­pia muy lin­da que nos ayu­dó a sa­lir ade­lan­te. Y no la pu­di­mos de­jar más”, ana­li­za des­de un pre­sen­te en el que su vi­da es­tá atra­ve­sa­da por el tun­ga­tun­ga.

“Yo em­pe­cé a ar­mar mi dis­co allá, por­que sa­bía que iba a vol­ver, aun­que no sa­bía que iba a ser tan pron­to. Cuan­do pa­só to­do es­to de Bel­grano (en ju­nio de 2016), la ver­dad es que yo no que­ría, por­que no te­nía en men­te ha­cer na­da acá. Me avi­sa­ron a úl­ti­mo mo­men­to, no tu­ve otra que ha­cer la va­li­ja. Y cuan­do nos vi­ni­mos de­fi­ni­ti­va­men­te, de­ci­dí ar­mar la ban­da y arran­car con to­do”, di­ce.

Que sean mu­chos más

El de­but de Ma­ga­lí Ola­ve co­mo so­lis­ta lle­gó el 9 de mar­zo de 2017, en Es­ta­ción Güe­mes y jun­to al pe­rio­dis­ta Ma­tías Bar­zo­la. Sin em­bar­go, su pri­mer dis­co ya era una reali­dad y sir­vió pa­ra apun­ta­lar su cre­ci­mien­to pau­la­tino den­tro del cir­cui­to. A un año de aquel show, la can­tan­te se pre­pa­ra pa­ra una de las ac­tua­cio­nes más im­por­tan­tes en su cor­ta ca­rre­ra.

“No­so­tros em­pe­za­mos to­can­do en Cór­do­ba ya con un dis­co que ha­bía sa­li­do a la ven­ta, tra­ba­ja­mos to­do es­te año con es­te ma­te­rial y aho­ra en es­ta pre­sen­ta­ción va­mos a lar­gar dos te­mas co­mo an­ti­ci­po del se­gun­do”, am­plía Ola­ve, quien ve en es­te pri­mer cum­plea­ños la opor­tu­ni­dad de brin­dar un show di­fe­ren­te, con in­vi­ta­dos es­pe­cia­les.

Más allá de los fes­te­jos, bue­na par­te del pre­sen­te de la can­tan­te tie­ne que ver con Así soy yo, pla­ca de­but que, ade­más de cuar­te­to, in­clu­ye va­rias cum­bias. A lo lar­go de 13 can­cio­nes, Ola­ve can­ta con ga­rra y co­ra­zón y re­cuer­da al par­ti­cu­lar es­ti­lo de “La Prin­ce­si­ta” Ka­ri­na pa­ra po­ner­le voz de mu­jer al sen­ti­mien­to de trai­ción.

–A par­tir del tí­tu­lo de tu pri­mer dis­co, ¿có­mo de­fi­ni­rías a Ma­ga­lí Ola­ve?

–El nom­bre tie­ne que ver con el pri­mer tema, con el que me sen­tí muy iden­ti­fi­ca­da. Ha­bla mu­cho de mi per­so­na­li­dad, de al­guien que su­frió, que la pe­leó y que siem­pre, con mu­cha hu­mil­dad y con es­fuer­zo, lu­cha por lo­grar lo que quie­re. Esa es mi for­ma de ser.

(JA­VIER FE­RREY­RA)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.