Una ópe­ra que ter­mi­nó en po­li­cial

Fa­cun­do Mar­tí­nez di­ri­ge “Ala­ri­do”, obra en la que in­vo­ca la es­té­ti­ca de Da­vid Lynch.

VOS - - Teatro + Vos - Bea­triz Mo­li­na­ri bmo­li­na­ri@la­voz­de­lin­tei­ror.com.ar

“La idea de ha­cer al­go con el gé­ne­ro de la ópe­ra me da­ba vuel­tas. Es un gé­ne­ro muy com­ple­jo y yo no te­nía re­cur­sos téc­ni­cos pa­ra ha­cer­lo”, di­ce Fa­cun­do Do­mín­guez, di­rec­tor de Ala­ri­do.

El di­rec­tor, re­fe­ren­te de la com­pa­ñía Blick, tra­ba­jó con la es­truc­tu­ra de la ópe­ra en el plano de la dra­ma­tur­gia y con­vo­có a ac­to­res que pa­ra él re­pre­sen­tan una ge­ne­ra­ción muy va­lio­sa de ha­ce­do­res de en­tre 30 y 40 años.

Eu­ge­nia Ha­dan­do­niou, Mar­cos Cá­ce­res y Ga­briel Pé­rez tie­nen el po­ten­cial ex­pre­si­vo que Fa­cun­do bus­ca­ba. “Tie­nen for­ma­ción de dis­tin­to pa­lo. Me in­tere­só la mez­cla. Ha­bi­tual­men­te, ha­go pues­tas de lu­ces o es­ce­no­gra­fías pa­ra dis­tin­tas obras, des­de Es­pa­cio Blick. En la dan­za, ese tra­ba­jo es en­ri­que­ce­dor. Me in­tere­só ge­ne­rar la mez­cla en tea­tro. Es de­cir, pri­me­ro el cuer­po y lue­go, el tex­to, can­ta­do o su­su­rra­do”, di­ce.

Ala­ri­do res­pon­de a la di­ná­mi­ca de la ópe­ra en cuan­to a la for­ma. Fi­nal­men­te que­dó la ban­da so­no­ra y la idea dra­má­ti­ca de aria, re­ci­ta­ti­vo, ri­tor­ne­llo. Sie­te es­ce­nas desa­rro­llan una anéc­do­ta que el di­rec­tor su­gie­re que el es­pec­ta­dor ob­ser­ve sa­bien­do que la cla­ve de la obra es­tá en otra par­te.

Ala­ri­do ar­ma sie­te his­to­rias, to­das em­pie­zan y no ter­mi­nan. Es una ópe­ra en la que los ac­to­res no can­tan. Tres ami­gos sa­len una no­che a ro­bar. Uno de ellos co­me­te un error fa­tal y lo ma­tan. Los otros dos se pier­den en una ca­sa, en la os­cu­ri­dad del bos­que. Pe­ro el muer­to no es­tá muer­to y los otros no es­tán so­los. Pe­ro na­da de es­to es im­por­tan­te. Lo im­por­tan­te es el fi­nal.

“Que­da­ron frag­men­tos de cin­co ópe­ras en la ban­da so­no­ra. En un pun­to de la ac­ción, al­go se des­tru­ye”, co­men­ta Fa­cun­do, enig­má­ti­co. ¿A qué hay que pres­tar aten­ción, en­ton­ces?

“A los de­ta­lles que lle­van al tea­tro. Apa­re­cen sig­nos des­de la luz, el so­ni­do, un ele­men­to co­mo, por ejem­plo, un par­che en el ojo, lin­ter­nas que no an­dan”, di­ce el di­rec­tor que, ade­más, se­ña­la que se ins­pi­ra­ron en el ci­ne de Da­vid Lynch. “Co­mo en su ci­ne, se van abrien­do puer­tas e his­to­rias. La obra tie­ne al es­pec­ta­dor en vi­lo has­ta los 25 mi­nu­tos. Es­to es tea­tro, y la co­sa se va po­nien­do más os­cu­ra. Hay una par­ti­tu­ra de ac­ción y lue­go los ac­to­res im­pro­vi­san, to­do se de­cons­tru­ye. La idea es que na­die ima­gi­ne que la co­sa va por ese la­do”.

En ese sen­ti­do, Do­mín­guez re­sal­ta la duc­ti­li­dad de los ac­to­res y la ca­pa­ci­dad de lle­var al es­pec­ta­dor por dis­tin­tos lu­ga­res, sin per­der ve­ro­si­mi­li­tud.

“Ve­mos ac­to­res que po­nen el cuer­po por so­bre la pa­la­bra. Es un po­li­cial, por la cons­truc­ción del sus­pen­so. Hay ne­bli­na, llu­via y jau­ría. Los tres per­so­na­jes se lla­man: Pe­rro (Ga­briel Pé­rez), Bos­ta (Mar­cos Cá­ce­res) y Alas­ka (Eu­ge­nia Ha­dan­do­niou). Y la es­ce­no­gra­fía es­tá gi­ra­da: aden­tro, pas­to, y afue­ra, una al­fom­bra de li­ving. Es de­cir, es­to es tea­tro, el jue­go con la crea­ción de mun­dos po­si­bles. No po­de­mos pe­dir­le reali­dad al tea­tro. Nos que­da­ría­mos cor­tos”, con­clu­ye Do­mín­guez. El di­rec­tor acre­di­ta tra­ba­jos con Ro­dri­go Cues­ta (El Cuen­co), Adrián An­dra­da (Blick) y di­ri­ge al dúo Las Pé­rez Correa.

Ala­ri­do re­ci­bió el pre­mio a la crea­ción y pro­duc­ción tea­tral- con­vo­ca­to­ria de ar­tes es­cé­ni­cas 2017 de la Agen­cia Cór­do­ba Cul­tu­ra y el Fon­do Estímulo a la ac­ti­vi­dad tea­tral cor­do­be­sa (Fea­tec) 2017/2018, de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Cór­do­ba.

(GEN­TI­LE­ZA FA­CUN­DO DO­MÍN­GUEZ)

En es­ce­na. Mar­cos Cá­ce­res, Ga­briel Pé­rez y Eu­ge­nia Ha­dan­do­niou.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.