Pa­sar la no­che a bor­do es po­si­ble.

As­ti­lle­ro GG sigue apos­tan­do a cre­cer en es­lo­ra, y en es­te ca­so pre­sen­ta pre­sen­ta un nue­vo pro­duc­to cuddy de 23 pies, co­co­non gran es­pa­cio de cock­pit y no­ta­ble con­fort.

Weekend - - CONTENIDO - Por Mar­tín D’Elía.

As­ti­lle­ro GG sigue apos­tan­do a cre­cer en es­lo­ra, y en es­te ca­so pre­sen­ta un nue­vo pro­duc­to, la GG 690 Cuddy de 23 pies, con gran es­pa­cio de cock­pit y no­ta­ble con­fort.

Pa­ra aquell aque­llos que gus­tan de lan­chas n no tan gran­des, có­mo­das y de bue­na man­ga in­te­rior, en­con­trar e una que reúna la p po­si­bi­li­dad de per­noc­tar abor­do es un ver­da­de­ro desafío hoy día en nues­tro mer­ca­do. Entendemos En­ten­dem que es­ta nue­va GG 690 cuddy se­rá un pro­duc­to di­fe­ren­te, que ti tie­ne un desa­rro­llo in­te­gral muy bueno, b la po­si­bi­li­dad de pa­sar la no­che a bor­do y, al mis­mo tiem­po, tiemp dis­fru­tar de un gran cock­pit a po­pa no muy co­mún en lan­chas de es­te ti­po.

Ver­sa­ti­li­dad

Si ha­bla­mos d de lí­neas, po­de­mos de­cir que la em­bar­ca­ción emb po­see un es­ti­lo tra­di­cio­nal tra­di­cio­na y com­pac­to, con al­tu­ra de bor­da nor­mal al de cual­quier lan­cha cud cuddy del seg­men­to, con un pe­que­ño so­bre sal­to des­de el pa­ra­bri­sas hac ha­cia la proa pa­ra dar al­tu­ra in­te­rior a la ca­bi­na. Su ro­da es bien lan­za­da y la can­to­ne­ra po­see una ele­va­ción sua­ve ha­cia la proa. Fon­do en “V”, con án­gu­lo de ten­den­cia mo­de­ra­da, dos de­flec­to­res lon­gi­tu­di­na­les y una po­pa con dos plan­cha­das in­te­gra­das al cas­co, que rodean al bal­de por­ta mo­tor del fue­ra de bor­da. El per­fil general, vi­sual­men­te, es de­por­ti­vo, no co­mún en una lan­cha con ca­bi­na don­de las al­tu­ras eli­mi­nan es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca. La ubi­ca­ción del pa­ra­bri­sas es acer­ta­da, co­mo así tam­bién su for­ma general.

La cu­bier­ta es muy sim­ple, con lí­neas rec­tas, en­cuen­tros ar­mo­nio­sos a lo lar­go de la es­lo­ra y quie­bres sua­ves pa­ra los cam­bios de for­ma, dan­do una ima­gen sen­ci­lla y muy agra­da­ble. La po­pa cae sua­ve­men­te en for­ma rec­ta y las pla­ta­for­mas lo­gra­das son su­fi­cien­tes pa­ra ce­rrar en for­ma­to co­rrec­to la vis­ta en plan­ta. A po­pa se des­ta­ca so­bre la ban­da de babor la en­tra­da al cock­pit por

me­dio de una puer­ta de inoxi­da­ble y acrí­li­co, los es­ca­lo­nes son de bue­na al­tu­ra y có­mo­dos pa­ra el in­gre­so al in­te­rior.

In­te­rio­res

La ex­ce­len­te man­ga de 2,60 me­tros, es la ne­ce­sa­ria y su­fi­cien­te pa­ra con­se­guir bue­na mo­vi­li­dad in­te­rior y gran es­pa­cio de ca­bi­na. Un pun­to muy des­ta­ca­ble es el cock­pit, de muy buen ta­ma­ño, sin no­tar la qui­ta de es­pa­cio por el sec­tor de ca­bi­na. So­bre él, a po­pa, se ge­ne­ra un gran asien­to en “L” pa­ra cua­tro a cin­co per­so­nas có­mo­das, don­de se pue­de co­lo­car una me­sa re­mo­vi­ble que ge­ne­ra una di­net­te. Ade­más, so­bre el res­pal­do al cen­tro se ubi­ca una ba­rra de es­quí de inoxi­da­ble. El cock­pit po­see pi­so ma­tri­za­do con al­fom­bra, sec­tor de guar­da es­quí cen­tral, y una bu­ta­ca er­go­nó­mi­ca pa­ra el ti­mo­nel, que es­tá in­te­gra­da a un sec­tor de pi­le­ta ti­po roll bar de­trás del mis­mo con es­pa­cio de guar­da. En la bu­ta­ca so­lo va sen­ta­do el ti­mo­nel con buen ac­ce­so al co­man­do y el ins­tru­men­tal de na­ve­ga­ción. Des­ta­ca­mos en es­te sec­tor bue­nos he­rra­jes, guan­te­ras la­te­ra­les pro­fun­das y ta­pi­za­das, mu­cho plás­ti­co de ter­mi­na­cio­nes exac­tas, com­bi­na­cio­nes de en­te­la­dos y bur­le­tes de ex­ce­len­te ca­li­dad, jun­to a la tol­di­lla re­ba­ti­ble –la cual es de se­rie–, muy útil pa­ra los días de mu­cho sol.

Con el ac­ce­so a la ca­bi­na por el cen­tro, del la­do de babor po­see una es­pe­cie de guan­te­ra con de­ta­lles ta­pi­za­dos y ma­ni­ja de su­je­ción. De es­tri­bor, la ti­mo­ne­ra es có­mo­da, con un pa­nel de fon­do sí­mil ma­de­ra pa­ra cua­tro ins­tru­men­tos, sec­tor pa­ra seis te­clas, to­ma de 12 V, ma­la­ca­te, radio VHF, es­té­reo y es­pa­cio li­bre su­fi­cien­te pa­ra po­der po­ner un eco­son­da o GPS (op­cio­nal). La ba­se de di­rec­ción es bien ex­ten­di­da, y la ubi­ca­ción del mor­se, co­rrec­ta, per­fec­ta­men­te ali­nea­do pa­ra po­der ace­le­rar sin can­sar el bra­zo. El apo­yo de los pies es per­fec­to y con bue­na ter­mi­na­ción.

Pa­ra el ca­so del ti­mo­nel, pro­po­ne un ma­ne­jo dis­ten­di­do y con muy bue­na vi­sión en to­do el pe­rí­me­tro. Por úl­ti­mo, la puer­ta de ac­ce­so a la ca­bi­na se corre ha­cia el la­do del ta­ble­ro de man­do y cuen­ta con pel­da­ños pa­ra po­der ac­ce­der a la cu­bier­ta proel, jun­to a una pe­que­ña ven­ta­na de acrí­li­co que da luz al in­te­rior.

Otro pun­to des­ta­ca­ble es la ca­bi­na, don­de sí se va­lo­ra su es­pa­cio (pa­ra dos per­so­nas), ya que po­see bue­nas pro­por­cio­nes, un ba­ño com­par­ti­men­ta­do (no co­mún en es­tas es­lo­ras), mue­ble de guar­da, guan­te­ras la­te­ra­les y tam­bu­cho su­pe­rior de abrir, to­do es­to acom­pa­ña­do de una bue­na ilu­mi­na­ción de LED. La ca­bi­na se en­tre­ga de se­rie com­ple­ta­men­te al­fom­bra­da y con las col­cho­ne­tas co­rres­pon­dien­tes.

Na­ve­ga­ción

Es una ex­pe­rien­cia in­tere­san­te pro­bar es­ta em­bar­ca­ción, ya que sa­be­mos del buen ren­di­mien­to de los fon­dos del as­ti­lle­ro en general. La uni­dad de test po­see un mo­tor Su­zu­ki 4T de 175 HP, una jo­yi­ta que no se es­cu­cha en el an­dar.

Re­fe­ren­te a la na­ve­ga­ción, es­ta nue­va GG 690 cuddy es muy só­li­da, ya que su es­truc­tu­ra es del ti­po mo­no­cas­co con pi­so in­te­gra­do a la cu­bier­ta y gri­lla de plás­ti­co in­te­gra­da al él. Co­mo re­sul­ta­do de la na­ve­ga­ción, pu­di­mos ob­te­ner una ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro muy bue­na, de unos 27 nu­dos a unas 3.800 RPM, don­de el con­su­mo de es­te Su­zu­ki ron­da los 18 l/hora, lo­gran­do una re­la­ción de ve­lo­ci­dad/ con­su­mo óp­ti­ma, con una má­xi­ma de 42 nu­dos a 6.000 RPM. De to­das for­mas, no le que­da­ría na­da mal un mo­tor de 200 HP, lo que se­ría una po­ten­cia más ló­gi­ca por el ta­ma­ño de la em­bar­ca­ción y que, de­bi­do al buen ren­di­mien­to del fon­do, le ha­ría ga­nar pres­ta­cio­nes.

En re­su­men, la nue­va GG 690 cuddy da­rá du­ra ba­ta­lla a la com­pe­ten­cia, por di­se­ño, ca­li­dad y el res­pal­do de años de ex­pe­rien­cia. Ade­más de que per­mi­te pa­sar la no­che a bor­do, co­mo po­cos mo­de­los de su ti­po.

Las lí­neas de­por­ti­vas des­de proa mar­can la ten­den­cia del di­se­ño de es­ta nue­va cuddy GG 690. Arri­ba: vis­ta del ta­ble­ro de man­do con bue­na can­ti­dad de ins­tru­men­tos y ac­ce­so a la ca­bi­na con sec­tor de ca­ma en “U”. Aba­jo: su bue­na ““V” V” de fon­do con án­gu­lo mo­de­ra­do de as­ti­lla muer­ta, que le per­mi­te con po­ca po­ten­cia te­ner un efi­fi­fi­cien­te efi­cien­te pla­neo.

Por ser una cuddy, se des­ta­ca su am­plio sec­tor li­bre en el cock­pit. De­re­cha: sec­tor de roll bar de­trás de la bu­ta­ca del ti­mo­nel. La zo­na de re­lo­jes del mo­tor po­see fon­do sí­mil ma­de­ra y ta­pi­za­do en cue­ro su­pe­rior Aba­jo: asien­to en for­ma de “L” a po­pa, que pue­de con­ver­tir­se en una di­net­te por me­dio de una me­sa re­mo­vi­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.