Car­la: “Cuan­do ha­ya jus­ti­cia re­cién me voy a ir”

La mu­jer y su ni­ño de cin­co años bus­can jus­ti­cia. Ella fue víc­ti­ma de vio­la­ción y son ame­na­za­dos por la fa­mi­lia del agre­sor

Los Tiempos - - SEGURIDAD - LAU­RA MANZANEDA

Pe­se a las cons­tan­tes ame­na­zas y agre­sio­nes que re­ci­be Car­la (40) y su pe­que­ño hi­jo (5), ella de­ci­dió que­dar­se a vi­vir en la OTB Ken­nedy II, en el mu­ni­ci­pio de Vin­to, has­ta que se ha­ga jus­ti­cia.

Pe­dro Mos­co­so Mén­dez ( 21), su ve­cino, vio­ló a Car­la en 2017 y el úni­co tes­ti­go del ho­rro­ro­so he­cho es su hi­jo. Am­bos son ame­na­za­dos y agre­di­dos por par­te de la fa­mi­lia de Mos­co­so, pe­ro ade­más por al­gu­nos miem­bros de la pan­di­lla La Hon­da, a la cual él per­te­ne­ce­ría el acu­sa­do.

Mos­co­so es­tá en la cár­cel de San Pa­blo con de­ten­ción pre­ven­ti­va, em­pe­ro bus­ca sa­lir de la mis­ma aco­gién­do­se al plan de des­con­ges­tio­na­mien­to car­ce­la­rio que im­ple­men­ta el Tri­bu­nal De­par­ta­men­tal de Jus­ti­cia y la Fis­ca­lía.

“Yo y mi hi­jo (5) es­ta­mos ame­na­za­dos de muer­te, pe­ro yo no me voy a ir de aquí has­ta que se ha­ga jus­ti­cia”, di­ce Car­la. La au­dien­cia es­tá fi­ja­da pa­ra hoy a las 9:40 en el mis­mo pe­nal.

Pan­di­llas cau­san te­mor

Los ve­ci­nos de la OTB Ken­nedy II en Vin­to vi­ven con te­mor y por las no­ches no se ani­man a sa­lir, pe­se a que es­cu­chan gri­tos.

Ma­ni­fes­tan­do mie­do cuen­tan que hay va­rias pan­di­llas que se reúnen en la can­cha del ba­rrio y en el río K´ora I. “Co­me­ten asal­tos, es pe­li­gro­so an­dar por aquí en la no­che y la Po­li­cía no vie­ne. No­so­tros lla­ma­mos, pe­ro no vie- nen. Ellos se reúnen to­dos los días, a ve­ces es­cu­cha­mos gri­tos”, di­jo una ve­ci­na que pre­fi­rió no iden­ti­fi­car­se.

En la can­cha del ba­rrio, don­de se reúnen los pan­di­lle­ros, se­gún los ve­ci­nos exis­ten pa­re­des con va­rios gra­fi­tis.

Ame­na­zas

El her­mano del acu­sa­do de vio­la­ción, que es po­li­cía con gra­do de sar­gen­to, de­nun­ció a Car­la en la De­fen­so­ría de la Ni­ñez acu­sán­do­la de mal­tra­tar a su hi­jo, pe­ro ade­más que ten­dría en su ca­sa plan­tas de ma­rihua­na. Es­tas acu­sa­cio­nes fue­ron des­vir­tua­das, por­que nin­gu­na se com­pro­bó.

El po­li­cía tam­bién di­la­tó la aprehen­sión de su her­mano, a pe­sar de que és­te fue en­con­tra­do co­me­tien­do el de­li­to en fla­gran­cia. El acu­sa­do re­cién fue de­te­ni­do al mes de su­ce­di­do el he­cho.

Pe­se a ello, Car­la di­ce que se­gui­rá con el pro­ce­so. “Al­guien le tie­ne que sen­tar la mano, cuan­do ha­ya jus­ti­cia re­cién me voy a ir”, di­jo.

En tan­to, es­te me­dio tra­tó de ob­te­ner la ver­sión de la Po­li­cía en Vin­to y Qui­lla­co­llo, pe­ro nin­gún je­fe po­li­cial se re­fi­rió al ca­so. En tan­to, el fis­cal de­par­ta­men­tal, Ós­car Ve­ra, se com­pro­me­tió a una en­tre­vis­ta pa­ra hoy.

LAU­RA MANZANEDA

La OTB Ken­nedy en el mu­ni­ci­pio de Vin­to, ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.