Por un San­tia­go más lim­pio

Es un he­cho que, ca­da in­vierno, la ca­pi­tal su­fre con los al­tos ín­di­ces de con­ta­mi­na­ción. A par­tir de es­te año, el plan de des­con­ta­mi­na­ción con­tem­pla la prohi­bi­ción del uso de la le­ña en la zo­na ur­ba­na de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na, cambio que im­pli­ca un gran

La Tercera - Especiales - - Front Page - Tan­ya Ore­lla­na

“San­tia­go res­pi­ra” se lla­ma el Plan de Des­con­ta­mi­na­ción At­mos­fé­ri­ca de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na, que con­tem­pla una se­rie de medidas para re­du­cir la po­lu­ción de la ca­pi­tal.

Ini­cia­ti­va li­de­ra­da por el Mi­nis­te­rio del Me­dio Am­bien­te y la In­ten­den­cia de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na, que se cen­tra prin­ci­pal­men­te en el con­trol del ma­te­rial par­ti­cu­la­do fino (MP2,5), con­si­de­ran­do que aún se pro­du­cen más de 40 epi­so­dios crí­ti­cos al año por su con­cen­tra­ción, ade­más de que se tra­ta del más da­ñino para la sa­lud de las per­so­nas. La ins­tan­cia con­si­de­ra in­ter­ven­ción para re­du­cir los con­ta­mi­nan­tes que emi­te el trans­por­te, el sec­tor in­dus­trial y el re­si­den­cial.

Prohi­bi­ción de le­ña

Se­gún da­tos del Mi­nis­te­rio del Me­dio Am­bien­te, se es­ti­ma que so­lo 5% de los ho­ga­res de la re­gión uti­li­zan ca­le­fac­ción a le­ña. Sin em­bar­go, se sin­di­ca co­mo la cau­san­te de más de un tercio de la con­ta­mi­na­ción al año y ca­si el 50% en in­vierno.

Así es co­mo, en el sec­tor re­si­den­cial, el prin­ci­pal cambio es la prohi­bi­ción to­tal de ca­le­fac­ción a le­ña en el Gran San­tia­go, es de­cir, la pro­vin­cia de San­tia­go y las co­mu­nas de San Ber­nar­do y Puente Al­to, a par­tir de la en­tra­da en vi­gen­cia del plan. Que­dan fuera de la prohi­bi­ción los ca­le­fac­to­res a pe­llets, que so­lo de­be­rán evi­tar­se cuan­do se pro­duz­can epi­so­dios de preemer­gen­cia y emer­gen­cia.

En tan­to, el ins­tru­men­to con­si­de­ra, a tra­vés del Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo, eva­luar anual­men­te la en­tre­ga de sub­si­dios es­pe­cia­les para el acon­di­cio­na­mien­to tér­mi­co de las vi­vien­das.

“El ni­vel de con­ta­mi­na­ción pro­du­ci­do por las es­tu­fas sin me­jo­ras (co­mo cá­ma­ras de doble com­bus­tión) es tan al­to, que no se pue­de dis­per­sar ade­cua­da­men­te, acu­mu­lán­do­se hasta ge­ne­rar ín­di­ces ex­tre­mos de con­ta­mi­na­ción ex­ter­na, con un con­si­de­ra­ble im­pac­to en la sa­lud de las per­so­nas”, co­men­ta Marta Fuen­teal­ba, doc­to­ra en Cien­cias Am­bien­ta­les de la Fa­cul­tad de Cien­cias Bá­si­cas de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca del Mau­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.