Nue­vas me­tas

El rol de la ban­ca en la edu­ca­ción e in­clu­sión fi­nan­cie­ra.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Fabiola Ro­mo

La cam­pa­ña “No más cuen­tos”, im­pul­sa­da por la ABIF bus­có pro­mo­ver el buen uso de los pro­duc­tos ban­ca­rios y ayu­dar a de­tec­tar y evi­tar ries­gos de frau­des, ro­bos y clo­na­cio­nes de tar­je­tas. Fun­da­da en 1945, la ABIF es­tá con­for­ma­da por 23 ban­cos y tres ofi­ci­nas de re­pre­sen­ta­ción de ban­cos ex­tran­je­ros.

La in­clu­sión fi­nan­cie­ra es un con­cep­to am­plio, es el pro­ce­so que in­vo­lu­cra tan­to el ac­ce­so opor­tuno y ade­cua­do a una am­plia ga­ma de pro­duc­tos y ser­vi­cios fi­nan­cie­ros a to­dos los sec­to­res de la so­cie­dad, co­mo el há­bi­to de usar­los y los co­no­ci­mien­tos ade­cua­dos pa­ra desen­vol­ver­se co­mo usua­rios del sis­te­ma fi­nan­cie­ro.

En es­te con­tex­to, los ex­per­tos plan­tean que pa­ra que ha­ya una in­clu­sión fi­nan­cie­ra efec­ti­va se re­quie­re de una po­bla­ción con ni­ve­les edu­ca­ción fi­nan­cie­ra ade­cua­dos.

Se­gún el ge­ren­te ge­ne­ral de la Aso­cia­ción de Ban­cos e Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras (ABIF), Ri­car­do Mat­te, la im­por­tan­cia de la edu­ca­ción fi­nan­cie­ra ra­di­ca en có­mo in­flu­ye en las ac­ti­tu­des y con­duc­tas de las per­so­nas, en sus de­ci­sio­nes y ho­ri­zon­te de pla­ni­fi­ca­ción y, por con­si­guien­te, en la acu­mu­la­ción de ri­que­za y bie­nes­tar. “Un ade­cua­do ni­vel de al­fa­be­ti­za­ción fi­nan­cie­ra fa­ci­li­ta la in­clu­sión de las per­so­nas en el mer­ca­do fi­nan­cie­ro y, por en­de, su ac­ce­so al cré­di­to y ma­yor prác­ti­ca de aho­rro”, afir­ma.

Se­gún la ABIF, el nú­me­ro de cuen­tas co­rrien­tes y vis­ta en Chi­le se ha tri­pli­ca­do en los úl­ti­mos 10 años, al­can­zan­do a 21 mi­llo­nes de uni­da­des a di­ciem­bre de 2016. Pe­ro la ci­fra es in­su­fi­cien­te, por lo que la in­dus­tria im­pul­sa una es­tra­te­gia na­cio­nal. “Des­de sus orí­ge­nes, la ABIF ha es­ta­do par­ti­ci­pan­do ac­ti­va­men­te en la Co­mi­sión Ase­so­ra Pre­si­den­cial de In­clu­sión Fi­nan­cie­ra, crea­da por el Go­bierno y el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da, con el ob­je­ti­vo de avan­zar en la crea­ción de una Es­tra­te­gia Na­cio­nal de Edu­ca­ción Fi­nan­cie­ra”, ex­pli­ca Ri­car­do Mat­te.

Asi­mis­mo, la Aso­cia­ción de Ban­cos res­pal­dó la rea­li­za­ción de un es­tu­dio jun­to a Ban­coEs­ta­do y el Gru­po BID pa­ra en­ten­der de me­jor ma­ne­ra el ti­po de al­fa­be­ti­za­ción fi­nan­cie­ra que se­ría ne­ce­sa­ria pa­ra una me­jor to­ma de de­ci­sio­nes, tan­to en ma­te­ria de en­deu­da­mien­to co­mo en el com­por­ta­mien­to de pa­go. “El es­tu­dio con­tem­pla un de­sa­rro­llo por un pla­zo de dos años, don­de se eva­lua­rá a tra­vés de ex­pe­ri­men­tos có­mo im­pac­tan dis­tin­tos pro­gra­mas de edu­ca­ción fi­nan­cie­ra en el com­por­ta­mien­to fu­tu­ro de los deu­do­res”, di­jo el eje­cu­ti­vo de la ABIF.

Pa­ra el Ban­co Mun­dial, el pri­mer pa­so de un pro­ce­so in­te­gral de in­clu­sión fi­nan­cie­ra es el ac­ce­so a cuen­tas transac­cio­na­les y, en esa lí­nea, la Su­per­in­ten­den­cia de Ban­cos e Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras (SBIF)

pro­po­ne dis­tin­guir en­tre in­clu­sión fi­nan­cie­ra bá­si­ca, en­ten­di­da co­mo el ac­ce­so a pro­duc­tos sin re­que­ri­mien­to de in­gre­sos (cuen­tas vis­ta, de­pó­si­tos y tar­je­tas de dé­bi­to); e in­clu­sión fi­nan­cie­ra su­pe­rior, que im­pli­ca la te­nen­cia de pro­duc­tos con re­que­ri­mien­tos de in­gre­sos, co­mo cuen­tas co­rrien­tes y pro­duc­tos de cré­di­to.

Sis­te­ma de De­fen­so­ría del Clien­te

La Aso­cia­ción de Ban­cos e Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras (ABIF) es­ta­ble­ció un sis­te­ma de re­so­lu­ción de con­flic­tos me­dian­te el cual los clien­tes de los ban­cos ads­cri­tos cuen­tan con una ins­tan­cia in­de­pen­dien­te pa­ra re­sol­ver sus re­cla­mos. A es­te sis­te­ma se pue­de acu­dir en los si­guien­tes ca­sos:

• Cuan­do el clien­te y su ban­co no ha­yan po­di­do lle­gar a acuer­do fren­te a una de­ter­mi­na­da di­fe­ren­cia.

• Cuan­do la re­so­lu­ción del ban­co ha re­cha­za­do un de­ter­mi­na­do re­cla­mo del clien­te.

• Cuan­do el ban­co no ha­ya da­do res­pues­ta a un re­cla­mo del clien­te en un pla­zo de 30 días há­bi­les.

Cual­quier clien­te de un ban­co o ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra que es­té ads­cri­to al Sis­te­ma de De­fen­so­ría del Clien­te de ABIF, sea per­so­na na­tu­ral o ju­rí­di­ca, pue­de pre­sen­tar un re­cla­mo en for­ma gra­tui­ta, lo cual es fun­da­men­tal pa­ra los sec­to­res de me­no­res in­gre­sos. Los re­cla­mos que pue­den ser aco­gi­dos en es­ta ins­tan­cia son los re­la­ti­vos a una o más ope­ra­cio­nes ban­ca­rias que no ex­ce­dan las 600 Uni­da­des de Fo­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.