El apo­yo de los pa­dres y las familias en es­te pro­ce­so

Apo­yo, ca­ri­ño y con­ten­ción son el pun­to de par­ti­da pa­ra acom­pa­ñar a los jó­ve­nes en es­te pro­ce­so, así co­mo evi­tar re­pro­ches y cul­pa­bi­li­da­des cuan­do los re­sul­ta­dos no son los es­pe­ra­dos. Co­noz­ca qué de­ben ha­cer los pa­dres y otras re­co­men­da­cio­nes.

La Tercera - Especiales - - News - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

La familia cum­ple un rol cla­ve en la vi­da de los jó­ve­nes, co­mo el de acom­pa­ñar, mo­ti­var, orien­tar y apo­yar­los en to­do el pro­ce­so de ter­mi­nar el co­le­gio, dar la PSU y to­mar de­fi­ni­cio­nes so­bre el fu­tu­ro aca­dé­mi­co y la­bo­ral. Asi­mis­mo, mu­chas ve­ces tie­ne una in­fluen­cia muy po­ten­te en la elec­ción de ca­rre­ra y de la uni­ver­si­dad.

De­bi­do a la re­le­van­cia del nú­cleo fa­mi­liar en es­te pro­ce­so, Mónica Ló­pez, psi­có­lo­ga clí­ni­ca y es­cri­to­ra de El Li­bro de la Ge­ne­ro­si­dad: Ins­pi­ra­cio­nes pa­ra crear un mun­do más ama­ble (www.psi­co­lo­ga­mo­ni­ca­lo­pez.cl), ex­pli­ca que “es im­por­tan­te que los pa­dres se to­men es­ta ta­rea con res­pon­sa­bi­li­dad, en­ten­dien­do que no se tra­ta de im­po­ner lo que ellos quie­ren co­mo pa­dres pa­ra sus hi­jos, sino que la la­bor más bien es­tá en ayu­dar a sus hi­jos a des­cu­brir lo que ellos quie­ren ha­cer con sus vi­das, en la que po­drán desa­rro­llar me­jor sus ta­len­tos y ser más fe­li­ces”. Por otro la­do, la ex­per­ta agre­ga que es­te es un mo­men­to de mucha emo­ción y an­sie­dad, por lo que a ve­ces es me­jor dar un buen abra­zo co­mo pri­mer pa­so, ya sea po­si­ti­vo o ne­ga­ti­vo el re­sul­ta­do, re­ga­lar un “te quie­ro” in­con­di­cio­nal y lue­go ver si se ce­le­bra o se apli­ca plan B, si es que re­sul­ta­do no fue el es­pe­ra­do.

En­tre­gar apo­yo y con­ten­ción es cla­ve, ya que en el ins­tan­te cuan­do se re­ci­ben los pun­ta­jes, no es ade­cua­do dar re­pro­ches co­mo: “no es­tu­dias­te su­fi­cien­te”, ya que es­to de­be­ría ha­cer­se en una con­ver­sa­ción pos­te­rior. “Es bueno tam­bién te­ner una se­gun­da op­ción cla­ra an­tes de ver los re­sul­ta­dos, ya que pue­de ser más tran- qui­li­zan­te. En­tre las al­ter­na­ti­vas si no se irá a la uni­ver­si­dad pue­den ser; tra­ba­jar me­dia jor­na­da al mis­mo tiem­po que se va a un preuni­ver­si­ta­rio, rea­li­zar un via­je, to­mar un cur­so pa­ra desa­rro­llar al­gu­na cer­ti­fi­ca­ción o ha­bi­li­da­des en pa­ra­le­lo u otras op­cio­nes que pue­den ge­ne­rar pro­yec­to que mo­ti­ve y ac­ti­ve, a la vez que se desa­rro­lla res­pon­sa­bi­li­dad, es­fuer­zo, per­se­ve­ran­cia y otros va­lo­res”.

La psi­có­lo­ga re­co­mien­da que la familia le trans­mi­ta a los es­tu­dian­tes que es­te re­sul­ta­do no los de­fi­ne co­mo per­so­nas, ya que a ve­ces hay quie­nes se de­mo­ran un po­co más en des­cu­brir lo que real­men­te les gus­ta, lo que no sig­ni­fi­ca que sea al­go ne­ga­ti­vo. “A ve­ces pue­des que­dar de in­me­dia­to en la ca­rre­ra que desea­bas, pe­ro al ter­mi­nar­la des­cu­bres que qui­sie­ras ejer­cer al­go diferente. Hay mu­chos ca­mi­nos y uno no siem­pre en­cuen­tra el sen­ti­do de lo que es­tá vi­vien­do y en al­gu­nos ca­sos, es­to ocu­rre un tiem­po des­pués. Por eso es ne­ce­sa­rio con­fiar en los apren­di­za­jes que la vi­da te va ofre­cien­do, las opor­tu­ni­da­des que ca­da si­tua­ción nos abre y re­no­var el en­tu­sias­mo ha­cia lo que es­tos re­sul­ta­dos nos en­tre­gan co­mo po­si­bi­li­dad”, re­cal­ca la es­pe­cia­lis­ta.

In­clu­so, pa­ra quie­nes to­da­vía no se sien­tan se­gu­ros so­bre qué ca­rre­ra cur­sar, los pro­gra­mas de co­lle­ge o ba­chi­lle­ra­to son idea­les. En ellos, los es­tu­dian­tes en­tran en la di­ná­mi­ca de la vi­da uni­ver­si­ta­ria, tie­nen nue­vas res­pon­sa­bi­li­da­des y tie­nen más ac­ce­so a co­no­cer al­gu­na pro­fe­sión que los mo­ti­ve.

Pa­ra quie­nes aún es­tén in­de­ci­sos so­bre qué es­tu­diar, pue­de ser po­si­ti­vo to­mar al­gu­nas se­sio­nes de apo­yo psi­co­ló­gi­co pa­ra co­no­cer­se me­jor, apren­der de las for­ta­le­zas y ta­len­tos, los in­tere­ses, tra­ba­jar en la to­ma de de­ci­sio­nes, en­tre otros te­mas que pue­den ser im­por­tan­tes no so­lo pa­ra es­ta eta­pa de la vi­da”. Mónica Ló­pez, psi­có­lo­ga clí­ni­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.