Ven­ta­jas de los em­pleos tem­po­ra­les

Los em­pleos tem­po­ra­les per­mi­ten re­du­cir has­ta en 20% los cos­tos fi­jos de las com­pa­ñías, por lo que ofer­ta siem­pre hay. El 48% de los con­tra­tos tem­po­ra­les pa­sa a tra­ba­jar en la em­pre­sa.

La Tercera - Especiales - - News - Fa­bio­la Ro­mo

El au­men­to en las car­gas de tra­ba­jo, los re­em­pla­zos, los nue­vos pro­yec­tos y los peak de pro­duc­ción ge­ne­ran cam­bios al in­te­rior de las em­pre­sas que abren nue­vas opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les. Se­gún la em­pre­sa de re­clu­ta­mien­to Pa­ge In­te­rim, si bien es­tos car­gos abar­can usual­men­te pe­río­dos aco­ta­dos, mu­chas ve­ces se tra­du­cen en una se­rie de ven­ta­jas. De he­cho, el 48% de es­tos tra­ba­ja­do­res se que­da en las em­pre­sas, las cua­les pue­den re­du­cir has­ta en un 20% sus cos­tos fi­jos con­tra­tan­do ba­jo es­te for­ma­to.

“El con­tra­tar pro­fe­sio­na­les cuan­do no exis­te head­count, es una for­ma de pro­bar un pro­fe­sio­nal an­tes de in­cor­po­rar­lo a la plan­ta de la em­pre­sa, y ade­más de aña­dir vi­sio­nes ex­ter­nas que pue­dan apor­tar fa­vo­ra­ble­men­te a la com­pa­ñía. En de­fi­ni­ti­va, el pues­to por pe­rio­do de­fi­ni­do es un es­que­ma que per­mi­te ge­ne­rar pro­duc­ti­vi­dad y ren­di­mien­tos pa­ra las or­ga­ni­za­cio­nes sin te­ner que rea­li­zar una in­ver­sión con­si­de­ra­ble” ex­pli­ca el ex­per­to.

Des­de el pun­to de vis­ta del tra­ba­ja­dor, Ma­ta­ma­la agre­ga que “es­te ti­po de pues­tos otor­ga fle­xi­bi­li­dad, co­no­ci­mien­to, per­mi­tien­do ex­plo­rar dis­tin­tos ru­bros y apor­tar en áreas di­fe­ren­tes. Ade­más, es una op­ción laboral pa­ra com­ple­men­tar ac­ti­vi­da­des in­de­pen­dien­tes, ad­qui­rir ex­pe­rien­cia pa­ra los jó­ve­nes pro­fe­sio­na­les y un ca­mino pa­ra una con­tra­ta­ción per­ma­nen­te si exis­te un desem­pe­ño de ca­li­dad y es­fuer­zo”.

En tra­ba­jos tem­po­ra­les se re­quie­re de per­so­nas con ra­pi­dez de apren­di­za­je, ca­pa­ci­dad de adap­tar­se a dis­tin­tos am­bien­tes, fle­xi­bles y con bue­nas re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les. Por ello, es una op­ción laboral ca­da vez más uti­li­za­da en Chi­le y con re­sul­ta­dos po­si­ti­vos por más de 15 años en Es­ta­dos Uni­dos o Europa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.