Evo­lu­ción y cre­ci­mien­to de un seg­men­to cla­ve pa­ra la in­dus­tria de la cons­truc­ción.

La in­cor­po­ra­ción de múl­ti­ples in­no­va­cio­nes y la uti­li­za­ción de ma­te­ria­les más re­sis­ten­tes, li­via­nos y con­fia­bles han per­mi­ti­do ofre­cer me­jo­res pres­ta­cio­nes de al­can­ce tan­to horizontal co­mo ver­ti­cal.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Ar­mén Fi­ca Do­no­so

Las grúas di­se­ña­das pa­ra co­la­bo­rar en la edi­fi­ca­ción de obras en al­tu­ra, se han trans­for­ma­do en una he­rra­mien­ta tre­men­da­men­te re­le­van­te pa­ra el sec­tor de la cons­truc­ción, ya que con­tri­bu­yen a fa­ci­li­tar las ta­reas e in­cre­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad. Es así co­mo en ese con­tex­to han ex­pe­ri­men­ta­do una gran evo­lu­ción y un sig­ni­fi­ca­ti­vo de­sa­rro­llo con el ob­je­ti­vo de sa­tis­fa­cer de ma­ne­ra in­te­gral las nue­vas exi­gen­cias del ru­bro en tér­mi­nos de efi­cien­cia, ra­pi­dez, se­gu­ri­dad y au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos.

En to­do pro­yec­to que por sus con­di­cio­nes es­pe­cia­les de eje­cu­ción re­quie­re trans­por­tar o ele­var pe­sos im­por­tan­tes, la in­ter­ven­ción de una ma­qui­na­ria de es­ta en­ver­ga­du­ra es fun­da­men­tal. De esa ma­ne­ra, el je­fe de la es­pe­cia­li­dad de pre­ven­ción de ries­gos de AIEP, Ós­car Arre­don­do, des­ta­ca el tras­cen­den­te tra­ba­jo que des­plie­gan las grúas de al­tu­ra pa­ra la con­cre­ción de múl­ti­ples ope­ra­cio­nes de mon­ta­je.

Una opi­nión que com­par­te el do­cen­te de la ca­rre­ra de in­ge­nie­ría en cons­truc­ción de Duoc UC se­de Con­cep­ción, Fe­li­pe Ri­quel­me, quien ex­pli­ca que es­tas he­rra­mien­tas han co­bra­do gran re­le­van­cia en los úl­ti­mos años de­bi­do a que en las zo­nas tan­to ur­ba­nas co­mo in­dus­tria­les los es­pa­cios son ca­da vez más re­du­ci­dos. A raíz de ello, sos­tie­ne que re­sul­ta de­ci­si­vo im­ple­men­tar equi­pos ca­pa­ces de rea­li­zar un em­pleo efi­cien­te de las áreas dis­po­ni­bles, lo que evi­den­te­men­te ofre­ce es­ta cla­se de grúas.

“El con­tex­to ac­tual, en el que se eje­cu­tan es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des, ha ge­ne­ra­do la ne­ce­si­dad im­pe­rio­sa de uti­li­zar es­tas ma­qui­na­rias, por­que no ocu­pan mu­cho es­pa­cio den­tro de una fae­na y son esen­cia­les pa­ra ele­var ob­je­tos, in­su­mos o ma­te­ria­les pe­sa­dos que ob­via­men­te no po­drían ser trans­por­ta­dos de for­ma ma­nual, fa­ci­li­tan­do su tras­la­do a las zo­nas es­pe­cí­fi­cas de mon­ta­je”, pun­tua­li­za el aca­dé­mi­co.

Avan­ces esen­cia­les

El ex­per­to de AIEP re­sal­ta que las grúas de es­ta en­ver­ga­du­ra han re­gis­tra­do una sos­te­ni­da evo­lu­ción, gra­cias a una se­rie de me­jo­rías in­tro­du­ci­das en los ma­te­ria­les que for­man par­te de sus es­truc­tu­ras y las tec­no­lo­gías im­ple­men­ta­das pa­ra el de­sa­rro­llo de sus fun­cio­nes. Se­gún ejem­pli­fi­ca, es­tos equi­pos se dis­tin­guen por ser ca­pa­ces de al­can­zar ca­da vez más me­tros de al­tu­ra, ofre­cer ra­dios de gi­ro más am­plios y ele­var una ma­yor car­ga brin­dan­do se­gu­ri­dad, efi­cien­cia y con­fia­bi­li­dad en to­do mo­men­to. “Una ma­qui­na­ria co­mún ti­po torre pue­de al­can­zar una al­tu­ra de 80 me­tros, lu­cir un al­can­ce má­xi­mo de 70 me­tros y so­por­tar has­ta 18 to­ne­la­das. Ade­más, el mon­ta­je, el fun­cio­na­mien­to y el desar­me en la ac­tua­li­dad son tam­bién mu­cho más fá­ci­les, ami­ga­bles y rá­pi­dos”, des­cri­be el es­pe­cia­lis­ta.

En­tre los prin­ci­pa­les fac­to­res que han im­pul­sa­do la evo­lu­ción re­gis­tra­da por es­tas ma­qui­na­rias, el pro­fe­sio­nal men­cio­na el de­sa­rro­llo de pro­yec­tos ca­da vez más al­tos. Una ten­den­cia que a su jui­cio ha im­pues­to el desafío de tras­la­dar ma­te­ria­les a grandes ele­va­cio­nes y, al mis­mo tiem­po, la ne­ce­si­dad de op­ti­mi­zar los pla­zos cons­truc­ti­vos. Es­te mar­co no só­lo ha obli­ga­do a me­jo­rar las pres­ta­cio­nes que ofre­cen las grúas y las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad en las cua­les se desem­pe­ñan los ope­ra­do­res, sino que tam­bién a dis­mi­nuir los tiem­pos que con­lle­van la ins­ta­la­ción y el desar­me, gra­cias a una am­plia va­rie­dad de avan­ces im­ple­men­ta­dos en los pro­ce­sos de en­sam­bla­je.

“La in­tro­duc­ción de in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas, ta­les co­mo sen­so­res ca­pa­ces de de­ter­mi­nar los pe­sos reales a ele­var o las con­di­cio­nes am­bien­ta­les, en­tre las cua­les des­ta­ca la ve­lo­ci­dad del vien­to, han ayu­da­do a ha­cer más efi­cien­tes las ta­reas e in­cre­men­tar de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va la pro­duc­ti­vi­dad. Ade­más, la uti­li­za­ción de ma­te­ria­les más re­sis­ten­tes, li­via­nos y con­fia­bles han per­mi­ti­do ga­ran­ti­zar me­jo­res pres­ta­cio­nes de al­can­ce tan­to horizontal co­mo ver­ti­cal”, es­pe­ci­fi­ca Arre­don­do.

Es­tán­da­res su­pe­rio­res

El cre­ci­mien­to que han ex­pe­ri­men­ta­do los prin­ci­pa­les cen­tros ur­ba­nos y los nue­vos po­los in­dus­tria­les del país han pro­mo­vi­do la in­cor­po­ra­ción de ma­qui­na­rias ca­da vez más avan­za­das pa­ra acor­tar los tiem­pos de cons­truc­ción de los pro­yec­tos. Así lo sub­ra­ya el aca­dé­mi­co de Duoc UC, quien aña­de que uno de los prin­ci­pa­les as­pec­tos en los cua­les han evo­lu­cio­na­do las grúas de es­ta cla­se es la in­te­gra­ción de tec­no­lo­gías que per­mi­ten au­to­ma­ti­zar di­fe­ren­tes pro­ce­sos pa­ra au­men­tar la efi­cien­cia.

“Es­tas in­no­va­cio­nes apun­tan a in­cre­men­tar los es­tán­da­res de se­gu­ri­dad y pro­duc­ti­vi­dad con el afán de re­du­cir tan­to las po­si­bi­li­da­des de que ocu­rran ac­ci­den­tes co­mo los tiem­pos en los que se eje­cu­tan las ope­ra­cio­nes, lo que se tra­du­ce en pla­zos más aco­ta­dos de cons­truc­ción. Una im­por­tan­te avan­ce que tam­bién se orien­ta a fa­ci­li­tar el tra­ba­jo del per­so­nal en­car­ga­do de su ma­ne­jo”, afir­ma Ri­quel­me.

El de­sa­rro­llo fu­tu­ro de es­te ti­po de equi­pos ten­de­rá a se­guir pro­fun­di­zan­do y per­fec­cio­nan­do mu­chos de los avan­ces tec­no­ló­gi­cos ya im­ple­men­ta­dos pa­ra con­ti­nuar me­jo­ran­do sus pres­ta­cio­nes, an­ti­ci­pan am­bos pro­fe­sio­na­les. To­do ello con el fir­me pro­pó­si­to de ge­ne­rar pro­ce­sos cons­truc­ti­vos más rá­pi­dos y efi­cien­tes pa­ra cum­plir a ca­ba­li­dad con las exi­gen­cias ca­da vez más al­tas que im­po­ne un sec­tor en per­ma­nen­te cre­ci­mien­to, ex­pan­sión y for­ta­le­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.