Fac­to­res que te ayu­da­rán a ele­gir una ca­rre­ra o a cam­biar­te a otra op­ción.

Jun­to con iden­ti­fi­car las áreas de in­te­rés y las ha­bi­li­da­des per­so­na­les, los es­pe­cia­lis­tas re­co­mien­dan in­for­mar­se, an­tes de es­co­ger una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal. Co­no­cer el cam­po la­bo­ral, las ren­tas y las ta­sas de ocu­pa­ción po­dría ayu­dar a ele­gir me­jor.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Fa­bio­la Ro­mo

Ele­gir qué es­tu­diar no siem­pre es fá­cil, ya sea por­que sen­ti­mos que nin­gu­na ca­rre­ra nos aco­mo­da o por­que nos sen­ti­mos a gus­to en mu­chas de ellas. Por eso, el psi­có­lo­go clí­ni­co de Cen­tros Mé­di­cos Vi­daIn­te­gra, Fe­li­pe Mo­ra, re­co­mien­da te­ner cla­ro el por­qué de es­ta elec­ción. “Es co­mún es­cu­char a los ni­ños de­cir que quie­ren ser mé­di­cos, ve­te­ri­na­rios o abo­ga­dos, por­que es­cu­chan a los ma­yo­res y re­co­no­cen que son ca­rre­ras que a sus pa­dres o re­fe­ren­tes les gus­ta­rían pa­ra ellos”, afir­ma el es­pe­cia­lis­ta.

De ahí que pa­ra es­co­ger una ca­rre­ra sea tan im­por­tan­te re­co­pi­lar to­da la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria so­bre ella, pa­ra des­pués no de­cep­cio­nar­se a mi­tad de ca­mino. El psi­có­lo­go re­co­mien­da, por ejem- plo, co­no­cer las ma­llas de es­tu­dio de las ca­rre­ras, in­da­gar so­bre los cam­pos la­bo­ra­les y bus­car in­for­ma­ción en re­fe­ren­tes cer­ca­nos res­pec­to de qué es lo que real­men­te im­pli­ca el tra­ba­jo, las ren­tas pro­me­dio y el ni­vel de exi­gen­cia en tér­mi­nos per­so­na­les y emo­cio­na­les.

Ade­más, Fe­li­pe Mo­ra re­co­mien­da te­ner en cuen­ta las ha­bi­li­da­des per­so­na­les o for­ta­le­zas. “Es di­fe­ren­te un jo­ven con ha­bi­li­da­des ma­te­má­ti­cas o cien­tí­fi­cas que otro con ha­bi­li­da­des hu­ma­nís­ti­cas o ar­tís­ti­cas”, se­ña­la. Otros fac­to­res im­por­tan­tes son: el tiem­po que du­ran las ca­rre­ras, el cos­to, el tiem­po de des­pla­za­mien­to pa­ra lle­gar a los es­ta­ble­ci­mien­tos de edu­ca­ción su­pe­rior, to­do lo cual po­dría in­fluir en la mo­ti­va­ción pa­ra lle­var­las a tér­mino.

Acla­rar las du­das

En ge­ne­ral, ele­gir una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal ter­mi­nan­do la edu­ca­ción me­dia, pue­de ser una de­ci­sión lle­na de in­cer­ti­dum­bres, por­que a los 17 años, to­da­vía los jó­ve­nes es­tán bus­can­do su iden­ti­dad, en trán­si­to ha­cia la vi­da adul­ta. “Es un ca­mino no exen­to de com­pli­ca­cio­nes y, por tal mo­ti­vo, es ne­ce­sa­rio mi­ni­mi­zar las du­das, lo que se pue­de lo­grar in­for­mán­do­se y bus­can­do an­te­ce­den­tes en el uni­ver­so de op­cio­nes vo­ca­cio­na­les que exis­ten en la ac­tua­li­dad”, afir­ma el psi­có­lo­go.

Sin em­bar­go, el es­pe­cia­lis­ta acon­se­ja ir aco­tan­do, pri­me­ro, por área de in­te­rés: hu­ma­nis­ta, cien­tí­fi­ca o ar­tís­ti­ca; y, lue­go, re­vi­sar los ra­mos que se im­par­ten en las dis­tin­tas ca­rre­ras y vin­cu­lar­los con las ha­bi­li­da­des per­so­na­les. En­se­gui­da, lla­ma a com­pa­rar las ma­llas cu­rri­cu­la­res de la ca­rre­ra.

Fi­nal­men­te, Fe­li­pe Mo­ra, in­vi­ta a los fu­tu­ros es­tu­dian­tes a ave­ri­guar so­bre la pro­yec­ción real de las ca­rre­ras en cuan­to a co­lo­ca­ción la­bo­ral, ta­sa de ocu­pa­ción y ren­tas en el tiem­po. “Lo más im­por- tan­te es in­ves­ti­gar so­bre qué es lo que se ha­ce en el cam­po la­bo­ral, los al­can­ces de la ca­rre­ra, las áreas que abor­da, los lu­ga­res en los cua­les se desem­pe­ña, siem­pre con­si­de­ran­do que es uno el que va ha rea­li­zar esa fun­ción en un fu­tu­ro cer­cano”, co­men­ta.

“Si bien el fac­tor eco­nó­mi­co pue­de in­fluir al bus­car un cam­bio de ca­rre­ra, no pue­de ser un de­ter­mi­nan­te al mo­men­to de de­ci­dir, por lo que el apo­yo fa­mi­liar es fun­da­men­tal”.

Karen Cris­ti, psi­có­lo­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.