Ries­gos y sec­to­res más ex­pues­tos a un ci­be­ra­ta­que

En el mun­do, los dis­tin­tos sec­to­res pro­duc­ti­vos se ven ame­na­za­dos por ci­ber­de­lin­cuen­tes, que ope­ran con nue­vas tec­no­lo­gías y apro­ve­chan sis­te­mas vul­ne­ra­bles. Pa­ra mi­ni­mi­zar los ries­gos, se de­ben to­mar me­di­das e im­ple­men­tar di­ver­sas es­tra­te­gias.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Ger­mán Krei­sel

El desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co y la hi­per­co­nec­ti­vi­dad en las in­dus­trias y or­ga­ni­za­cio­nes las ha lle­va­do a es­tar más ex­pues­tas a ci­be­ra­ta­ques, que son ca­da vez más es­pe­cia­li­za­dos y so­fis­ti­ca­dos, y que tras­pa­san fron­te­ras con im­pac­tos a gran es­ca­la. Los ci­be­ra­ta­ques más gran­des rea­li­za­dos du­ran­te el año pa­sa­do y co­no­ci­dos co­mo

Wan­naCry, que afec­ta­ron a más de 360 mil equi­pos de 180 paí­ses; o lo que vie­ne ocu­rrien­do con ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias en el mun­do y, en nues­tro país, son al­gu­nos ejem­plos que han lle­va­do a re­co­no­cer los ries­gos y fac­to­res que se de­ben aten­der.

Son es­tos úl­ti­mos even­tos y un lar­go historial en el tiem­po en los que se pue­den ob­ser­var la vul­ne­ra­bi­li­dad y sus con­se­cuen­cias. Ale­jan­dro Co­rro, aca­dé­mi­co del Área In­for­má­ti­ca y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes de la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca de Chi­le INACAP, ex­pli­ca que un ci­be­ra­ta­que pue­de pro­vo­car una “dis­con­ti­nui­dad de ser­vi­cios crí­ti­cos, pér­di­da de in­for­ma­ción, ro­bo de di­ne­ro, pér­di­da de ac­ti­vos y da­ño a la ima­gen pú­bli­ca, en­tre otros efec­tos, que pue­den y han lle­va­do in­clu­si­ve al cie­rre de em­pre­sas”.

En esa lí­nea, in­di­ca que se de­be te­ner cla­ri­dad de que los ries­gos no so­lo afec­tan a gran­des com­pa­ñías y or­ga­ni­za­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les. “Las con­se­cuen­cias pa­ra las py­mes pue­den ser ca­tas­tró­fi­cas, por lo que es in­dis­pen­sa­ble que dis­pon­gan de una es­tra­te­gia de ci­ber­se­gu­ri­dad y con­tem­plen la ge­ne­ra­ción de pla­nes de ac­ción que les per­mi­tan mi­ti­gar es­te ti­po de ries­gos”, di­ce Co­rro.

Se­gún la En­cues­ta Mun­dial so­bre el Es­ta­do de la Se­gu­ri­dad de la In­for­ma­ción 2018, ela­bo­ra­da por la con­sul­to­ra PwC, con la opi­nión de pro­fe­sio­na­les de 122 paí­ses, un 74% de las em­pre­sas no es­tán lo su­fi­cien­te­men­te desa­rro­lla­das en cuan­to a ci­ber­se­gu­ri­dad. Por lo tan­to, lo pri­me­ro es desa­rro­llar una ca­pa­ci­dad proac­ti­va y no reac­ti­va an­te es­tos even­tos. “Es im­por­tan­te saber có­mo pro­te­ger los ne­go­cios; y se de­be com­pren­der que los da­tos que las em­pre- sas ma­ne­jan son su ac­ti­vo más im­por­tan­te. Ade­más, hoy no so­lo es­ta­mos ha­blan­do de in­for­ma­ción, sino tam­bién de ser­vi­cios, cu­ya dis­con­ti­nui­dad po­dría pro­vo­car el cie­rre de una em­pre­sa, de­pen­dien­do de la en­ver­ga­du­ra de su con­tin­gen­cia”, sos­tie­ne el aca­dé­mi­co de INACAP.

Ma­yor vul­ne­ra­bi­li­dad

La amenaza es trans­ver­sal, en to­das las in­dus­trias, pe­ro hay sec­to­res que es­tán más ex­pues­tos a más ries­gos co­mo el financiero, re­tail, sa­lud, elec­tri­ci­dad y el ae­ro­náu­ti­co. ”To­dos es­tos sec­to­res son muy atrac­ti­vos por el vo­lu­men de in­for­ma­ción que ma­ne­jan, los bie­nes y ser­vi­cios que en­tre­gan, las po­si­bi­li­da­des de ro­bo de di­ne­ro que pue­den per­mi­tir y la al­te­ra­ción de ser­vi­cios bá­si­cos que pue­den afec­tar a la po­bla­ción, sien­do la in­dus­tria eléc­tri­ca la que po­dría afec­tar de ma­ne­ra trans­ver­sal a una ma­yor can­ti­dad de ser­vi­cios y per­so­nas en ca­so de un ata­que glo­bal”, plantea Co­rro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.