Las ten­den­cias in­mo­bi­lia­rias en di­se­ño y ar­qui­tec­tu­ra

Ac­tual­men­te, las em­pre­sas in­mo­bi­lia­rias pri­vi­le­gian los es­pa­cios co­mu­nes, po­ten­cian­do la vi­da de ba­rrio y el sen­ti­do de co­mu­ni­dad. Co­noz­ca más sobre los cam­bios que ha ha­bi­do en el di­se­ño de es­tos pro­yec­tos.

La Tercera - Especiales - - Ediciones Especiales De La Tercera - Por: Jor­ge Alia­ga San­do­val

Hoy los com­pra­do­res de uni­da­des in­mo­bi­lia­rias, ya sea en pri­me­ra y/o en se­gun­da vi­vien­da, ade­más de pres­tar aten­ción a ele­men­tos co­mo la ubi­ca­ción y la co­nec­ti­vi­dad, es­tán op­tan­do por in­mue­bles que ten­gan di­se­ños que ten­gan re­la­ción con su es­ti­lo de vi­da. “Las em­pre­sas es­tán per­so­na­li­zan­do ca­da vez más sus pro­yec­tos, y no só­lo en tér­mi­nos ar­qui­tec­tó­ni­cos, sino tam­bién en tér­mi­nos del di­se­ño interior que se ofre­ce, don­de la ma­te­ria­li­dad y los de­ta­lles de­ben ir acom­pa­ña­dos de un mis­mo re­la­to”, ex­pli­ca Fer­nan­do To­ro Cano, ar­qui­tec­to y ma­gís­ter en pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios de la Uni­ver­si­dad de Chi­le.

Nue­vos es­pa­cios

“Tam­bién, de­pen­dien­do del seg­men­to, las ten­den­cias va­rían, al­gu­nas em­pre­sas, por ejem­plo, es­tán ge­ne­ran­do pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios con ma­yo­res y más es­pa­cios co­mu­nes don­de las per­so­nas pue­den te­ner esa vi­da de ba­rrio y co­mu­ni­dad que se ha per­di­do. El gim­na­sio in­door y la sa­la co­mún es­tán un poco en el pa­sa­do”, ex­pli­ca es­te especialista. Agre­ga que hoy, ade­más de la ten­den­cia a la dis­mi­nu­ción de los me­tros cua­dra­dos por de­par­ta­men­to que, por lo ge­ne­ral, pro­me­dia los dos dor­mi­to­rios, es­tá el au­men­to de la su­per­fi­cie co­mún y la in­no­va­ción de in­cor­po­rar di­chos es­pa­cios y sus fun­cio­nes a las ac­ti­vi­da­des dia­rias de la co­mu­ni­dad. Hoy exis­ten pro­yec­tos con pe­que­ñas sa­las de ci­ne, es­pa­cios ex­te­rio­res para ha­cer ejer­ci­cio, en­tre otros, lo que tam­bién de­pen­de­rá del perfil del usua­rio y las ne­ce­si­da­des que re­quie­re sa­tis­fa­cer.

Dis­tri­bu­ción de los es­pa­cios

El de­par­ta­men­to de dos dor­mi­to­rios con li­ving-co­me­dor-co­ci­na en un so­lo es­pa­cio es una de las ti­po­lo­gías más co­mu­nes que se pue­de en­con­trar en el mer­ca­do. “La fle­xi­bi­li­dad que en­tre­ga di­cho es­pa­cio a las ten­den­cias so­cia­les que mues­tra nues­tro país se ajus­ta a pa­re­jas jó­ve­nes, amis­ta­des que desean com­par­tir un de­par­ta­men­to, o un (a) pro­fe­sio­nal jo­ven que ne­ce­si­ta un re­cin­to de trabajo, ade­más del dor­mi­to­rio, o tam­bién un ma­tri­mo­nio con un hi­jo (a)”, de­ta­lla To­ro, quien tam­bién es ma­gís­ter en de­sa­rro­llo ur­bano en Uni­ver­sity Co­lle­ge Lon­don.

So­bre­sa­le la ten­den­cia de los paí­ses más desa­rro­lla­dos de pro­lon­gar la eta­pa adul­to jo­ven lo que ha ge­ne­ra­do un cambio en la de­man­da y, por lo tan­to, en la ofer­ta. Otra va­ria­ble con­si­de­ra­ble es la cre­cien­te par­ti­ci­pa­ción de las instituciones fi­nan­cie­ras en el de­sa­rro­llo de es­tos pro­yec­tos, don­de se en­fo­can prin­ci­pal­men­te en la ren­ta, por lo que eso lle­va in­me­dia­ta­men­te a orien­tar­se a un pú­bli­co ob­je­ti­vo más fle­xi­ble, di­ná­mi­co y, por lo tan­to, acu­dir al pro­duc­to más de­man­da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.