Pre­bió­ti­cos de la le­che ma­ter­na

Nu­trien­tes que apor­tan a la in­mu­ni­dad y sa­lud.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

Son mu­chos los nu­trien­tes y ele­men­tos que apor­ta la lac­tan­cia a los be­bés fa­vo­re­cien­do su sis­te­ma in­mu­ne, cre­ci­mien­to y de­sa­rro­llo de va­ria­das fun­cio­nes. En­tre es­tos, des­ta­can los HMO, pre­bió­ti­cos que con­tri­bu­yen al for­ta­le­ci­mien­to del sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co. Conozca más so­bre sus be­ne­fi­cios y qué op­cio­nes hay en ca­so de que su be­bé no pue­da re­ci­bir lac­tan­cia ma­ter­na.

La lac­tan­cia ma­ter­na ex­clu­si­va du­ran­te los pri­me­ros seis me­ses de vi­da de los be­bés es un pro­ce­so de amor que ge­ne­ra un víncu­lo afec­ti­vo muy fuer­te en­tre la ma­dre y el hi­jo. Tam­bién du­ran­te es­ta eta­pa la ma­dre tras­pa­sa múl­ti­ples nu­trien­tes y ele­men­tos que son fun­da­men­ta­les pa­ra el cre­ci­mien­to y de­sa­rro­llo del be­bé.

“La le­che ma­ter­na tie­ne fac­to­res bio­ac­ti­vos que desa­rro­llan múl­ti­ples fun­cio­nes muy es­pe­cí­fi­cas que tie­nen que ver con in­mu­ni­dad y me­jo­rar las res­pues­tas del ni­ño, in­de­pen­dien­te ade­más del fac­tor nu­tri­cio­nal que se vin­cu­la con el cre­ci­mien­to”, ex­pli­ca la Dra. Syl­via Cru­chet, es­pe­cia­lis­ta en gas­tro­en­te­ro­lo­gía y nu­tri­ción pe­diá­tri­ca y pro­fe­so­ra ti­tu­lar del INTA.

Den­tro de los fac­to­res bio­ac­ti­vos se en­cuen­tran los HMO (Hu­man Milk Oli­go­sac­cha­ri­des), que son oli­go­sa­cá­ri- dos pre­sen­tes en la le­che ma­ter­na. “Los HMO son com­po­nen­tes de la le­che ma­ter­na que ayu­dan al sis­te­ma in­mu­ne. Hay cer­ca de 200 HMO re­co­no­ci­dos, que son los im­por­tan­tes en la le­che hu­ma­na, y al­gu­nos más es­pe­cí­fi­cos co­mo el 2-FL (Fu­co­sil Lac­to­sa). Es­te HMO es el más abun­dan­te en la le­che ma­ter­na y el que más se ha es­tu­dia­do. Las in­ves­ti­ga­cio­nes su­gie­ren que es­te HMO 2-FL es el más bio­ac­ti­vo y mul­ti­fun­cio­nal, ya que son muy ac­ti­vos en las res­pues­tas, fun­da­men­tal­men­te, in­mu­no­ló­gi­cas que pue­da te­ner el ni­ño, co­mo por ejem­plo dis­mi­nuir in­fec­cio­nes”, en­fa­ti­za la Dra. Cru­chet.

Po­ten­ciar el sis­te­ma in­mu­ne

En al­ta can­ti­dad los HMO, se cons­ti­tu­yen co­mo pre­bió­ti­cos, que son hi­dra­tos de car­bono que no se ab­sor­ben y que lle­gan al co­lon. Es así co­mo in­di­ca la ex­per­ta del INTA, tie­nen efec­tos que me­jo­ran la in­mu­ni­dad y dis­mi­nu­yen la in­ci­den­cia de en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas fun­da­men­tal­men­te en los lac­tan­tes. “Los HMO son fun­da­men­ta­les pa­ra el sis­te­ma di­ges­ti­vo de los be­bés, se en­cuen­tran en la le­che ma­ter­na y por eso que se han imi­ta­do pa­ra po­ner­los en las fór­mu­las in­fan­ti­les pa­ra aque­llos pe­que­ños que no pue­den re­ci­bir la le­che ma­ter­na”, agre­ga la es­pe­cia­lis­ta en gas­tro­en­te­ro­lo­gía y nu­tri­ción pe­diá­tri­ca.

La­men­ta­ble­men­te, exis­te un gru­po de be­bés que por di­ver­sos mo­ti­vos du­ran­te los pri­me­ros seis me­ses de vi­da no pue­den re­ci­bir le­che ma­ter­na. “Es por eso que a al­gu­nas fór­mu­las in­fan­ti­les pa­ra lac­tan­tes se les ha agre­ga­do los HMO y pro­bió­ti­cos”, aña­de la Dra.

En con­clu­sión, los HMO son di­ver­sos com­pues­tos con ac­ti­vi­dad bio­ló­gi­ca que mo­du­lan de ma­ne­ra be­né­fi­ca la mi­cro­bio­ta in­fan­til, así co­mo el de­sa­rro­llo in­tes­ti­nal, in­mu­ne y qui­zás el neu­ro­ló­gi­co. Sin du­da, la me­jor ali­men­ta­ción pa­ra los be­bes has­ta el año es la le­che ma­ter­na, pe­ro cuan­do és­ta no es po­si­ble es im­por­tan­te co­no­cer op­cio­nes y opor­tu­ni­da­des que las ma­dres tie­nen dis­po­ni­bles. Y en­tre­gar he­rra­mien­tas al be­bé pa­ra un de­sa­rro­llo más si­mi­lar al del lac­tan­te ali­men­ta­do al seno ma­terno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.