7 tips de hi­gie­ne pa­ra nues­tros hi­jos

La Tercera - Especiales - - News - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

Po­ten­ciar el víncu­lo de ape­go du­ran­te el ba­ño es cla­ve pa­ra el de­sa­rro­llo y cre­ci­mien­to de los be­bés. Asi­mis­mo, brin­dar los cui­da­dos esen­cia­les en cuan­to a lim­pie­za pue­de ge­ne­rar mo­men­tos de amor y ter­nu­ra inol­vi­da­bles. A con­ti­nua­ción te en­tre­ga­mos va­ria­das re­co­men­da­cio­nes pa­ra una hi­gie­ne co­rrec­ta y dis­fru­tar de es­tos pro­ce­sos.

Si eres pa­dre o ma­dre pri­me­ri­za ten­drás mu­chas du­das res­pec­to a los cui­da­dos de tu hi­jo, por ejem­plo en te­mas de hi­gie­ne. ¿Có­mo de­bo lim­piar a mi be­bé? ¿Cuán­do de­bo ba­ñar­lo? ¿Qué pro­duc­tos pue­do usar? ¿Qué pre­cau­cio­nes de­bo te­ner con el cor­dón um­bi­li­cal? És­tas y otras in­quie­tu­des pue­den in­va­dir­te en es­te pro­ce­so de apren­di­za­je, es por es­to, que Mar­ce­la Riveros, en­fer­me­ra pe­diá­tri­ca y aca­dé­mi­ca de la Es­cue­la de En­fer­me­ría de la Uni­ver­si­dad Cen­tral, nos en­tre­ga al­gu­nos con­se­jos pa­ra man­te­ner una co­rrec­ta hi­gie­ne de los re­cién na­ci­dos (de ce­ro a 28 días) y los be­bés.

1. Lim­pie­za del cor­dón um­bi­li­cal: en­tre los 10 y 15 días se cae el cor­dón um­bi­li­cal en los re­cién na­ci­dos y du­ran­te es­te pe­rio- do de­be­mos te­ner cier­tos cui­da­dos con es­ta zo­na.

“El cor­dón um­bi­li­cal no se de­be mo­jar. So­lo se lim­pia con al­cohol (70°) que ven­den en la far­ma­cia y de­be­mos ha­cer mo­vi­mien­tos gi­ra­to­rios al­re­de­dor del om­bli­gui­to. Con es­to evi­ta­re­mos la pro­li­fe­ra­ción de mi­cro­or­ga­nis­mos, lo que pue­de cau­sar una in­fec­ción en la zo­na um­bi­li­cal”, agre­ga la es­pe­cia­lis­ta.

2. Hi­gie­ne dia­ria en­tre los 0 y 15 días: Du­ran­te es­te pe­rio­do es pro­ba­ble que el re­cién na­ci­do to­da­vía ten­ga el cor­dón um­bi­li­cal, por lo que la en­fer­me­ra de la U. Cen­tral se­ña­la que la hi­gie­ne de­be ser por par­tes. “De­be­mos ha­cer un buen aseo con toa­lli­tas hú­me­das (ap­tas pa­ra es­ta eta­pa) o con un al­go­dón con agua ti­bia te­nien­do pre­cau­ción de no mo­jar el om­bli­go”, in­di­ca.

3. Se­car bien al be­bé: Los pa­dres de­ben te­ner mu­cho cui­da­do de de­jar com­ple­ta­men­te se­cos los plie­gues del cue­llo, axi­la, zo­na in­ter­glu­tea, en­tre otros sec­to­res.

4. Lim­pie­za de ore­jas: Los ore­jas de los pe­que­ños so­lo se lim­pian por fue­ra del pa­be­llón au­ri­cu­lar. “Ja­más de­be­mos lim­piar den­tro del oí­do o me­ter un co­to­ni­to. La lim­pie­za co­rrec­ta es pa­san­do una ga­sa hú­me­da lim­pian­do los plie­gues del pa­be­llón au­ri­cu­lar por fue­ra del oí­do”, ex­pli­ca la pro­fe­sio­nal.

5. Ba­ño diario: Una vez que se ca­yó el cor­dón um­bi­li­cal se re­co­mien­da ba­ñar dia­ria­men­te a los be­bés, ya que es­ta es una ins­tan­cia cla­ve pa­ra for­ta­le­cer el ape­go de los pa­dres con el me­nor. De to­das for­mas, la aca­dé­mi­ca se­ña­la te­ner cier­to cri­te­rio con los días muy fríos, por ejem­plo. 6. Cui­da­do con la tem­pe­ra­tu­ra del

agua: Tan­to los re­cién na­ci­dos co­mo los lac­tan­tes me­no­res pue­den sen­tir el agua más fría o más ca­lien­te que lo que no­so­tros co­mo adul­tos la sen­ti­mos. Es por es­to que de­be­mos te­ner mu­cho cui­da­do. Ideal usar ter­mó­me­tro pa­ra el agua.

7. Aseo bu­cal: Tan­to los chu­pe­tes o ma­ma­de­ras por muy lim­pios que se ma­ne­jen pue­den pro­du­cir mi­cro­or­ga­nis­mos, lo que pue­de ge­ne­rar can­di­dia­sis bu­cal. “Es­tos hon­gos lu­cen co­mo una pe­lí­cu­la blan­ca co­mo si pa­re­cie­ran res­tos de le­che, pe­ro no lo son. Es por es­to, que hay cier­ta ten­den­cia que su­gie­re lim­piar con una ga­sa hú­me­da las en­cías y bo­ca del be­bé”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.