Los ries­gos aso­cia­dos a una ex­po­si­ción cons­tan­te

El efec­to de los ra­yos UV es acu­mu­la­ti­vo y pue­de cau­sar se­rios da­ños, no só­lo en la piel, sino tam­bién en los ojos. Ca­ta­ra­tas e in­clu­so ce­gue­ra, pue­den ser con­se­cuen­cia de una ex­po­si­ción pro­lon­ga­da sin to­mar las pre­cau­cio­nes ade­cua­das.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Fabiola Ro­mo

L

a ex­po­si­ción pro­lon­ga­da al sol pue­de pro­vo­car efec­tos muy no­ci­vos en la vi­sión, de­bi­do a que los ra­yos ul­tra­vio­le­ta (UV) –que no per­ci­bi­mos- pro­vo­can un efec­to acu­mu­la­ti­vo que pue­de da­ñar, en los peo­res ca­sos, la re­ti­na. “La po­bla­ción pa­re­ce haber to­ma­do con­cien­cia del da­ño pro­vo­ca­do por el sol en la piel, pe­ro no así de las con­se­cuen­cias pa­ra nues­tros ojos”, afir­ma el doc­tor Eu­se­bio Gar­cía, di­rec­tor mé­di­co de la Clí­ni­ca Of­tal­mo­ló­gi­ca Pro­vi­den­cia.

Aun­que los ojos tie­nen ba­rre­ras na­tu­ra­les pa­ra fil­trar la luz, co­mo la cór­nea y el cris­ta­lino, és­tas no son su­fi­cien­tes pa­ra ha­cer frente a los al­tos ni­ve­les de ra­dia­ción que es­tá ex­pe­ri­men­tan­do el pla­ne­ta. Por ello, cual­quier me­di­da adi­cio­nal que po­da­mos to­mar, en la nie­ve, en la pla­ya o en otro lu­gar don­de nos ex­pon­ga­mos a la luz so­lar se­rá bien re­ci­bi­da por es­tos ór­ga­nos que nos per­mi­ten con­tem­plar la be­lle­za del mun­do en sus in­nu­me­ra­bles ex­pre­sio­nes.

Se­gún el tec­nó­lo­go mé­di­co con men­ción en of­tal­mo­lo­gía de la Uni­ver­si­dad Cen­tral, Gabriel Ga­ray, al­gu­nas de las pa­to­lo­gías que pro­du­ce el efec­to acu­mu­la­ti­vo de los ra­yos UV son ca­ta­ra­tas y atro­fias de la con­jun­ti­va. “En la re­ti­na, la ex­po­si­ción al sol pro­lon­ga­da, sin pro­tec­ción, pue­de cau­sar de­ge­ne­ra­cio­nes a ni­vel cen­tral en la má­cu­la y, con­se­cuen­te­men­te, ce­gue­ra, lo que ya es más gra­ve”, co­men­ta.

En ve­rano el sol es­tá más cer­ca de la Tie­rra y, por ello, la ra­dia­ción ul­tra­vio­le­ta au­men­ta de for­ma con­si­de­ra­ble. “Es­ta si­tua­ción no só­lo re­pre­sen­ta un pe­li­gro pa­ra la piel, en el ca­so de los ojos, la cór­nea se ve bas­tan­te afec­ta­da, pro­du­cién­do­se una in­fla­ma­ción co­no­ci­da co­mo que­ra­ti­tis su­per­fi­cial”, ex­pli­ca el of­tal­mó­lo­go de Clí­ni­ca San­ta Ma­ría, Ro­dri­go Gar­cía.

Por eso, más va­le cui­dar­se del sol, te­nien­do en cuen­ta que los ra­yos UV re­bo­tan en dis­tin­tas su­per­fi­cies. “Es im­por­tan­te usar ga­fas con fil­tro ul­tra­vio­le­ta y acu­dir a óp­ti­cas con­fia­bles”, re­co­mien­da el tec­nó­lo­go mé­di­co Gabriel Ga­ray, quien ase­gu­ra que el co­lor del len­te no tie­ne relación con el fil­tro. “Pue­de ser trans­pa­ren­te y te­ner el fil­tro com­ple­to”, di­ce.

Si bien es cier­to que los an­te­ojos pro­te­gen, adi­cio­nal­men­te, el doc­tor Eu­se­bio Gar­cía, acon­se­ja te­ner la pre­cau­ción de no mi­rar el sol di­rec­ta­men­te, por que los ra­yos UV - que son be­ne­fi­cio­sos pa­ra al­gu­nas co­sas- son per­ju­di­cia­les pa­ra la su­per­fi­cie ocu­lar. “Co­mo el ojo es trans­pa­ren­te, es­tos ra­yos lle­gan has­ta la re­ti­na y, por tan­to, el da­ño afec­ta el ór­gano com­ple­ta­men­te”, ex­pli­ca.

Sie­te le­sio­nes de­ri­va­das del sol

Los prin­ci­pa­les pro­ble­mas ocu­la­res a los que nos ex­po­ne­mos al es­tar en con­tac­to con los ra­yos UV, sin la pro­tec­ción ade­cua­da son, se­gún el di­rec­tor mé­di­co de la Clí­ni­ca Of­tal­mo­ló­gi­ca Pro­vi­den­cia:

1. Ojo se­co

2. Pte­ri­gion/ Car­no­si­dad. 3. Úl­ce­ras y/o tu­mo­res.

4. Ca­ta­ra­tas.

5. Da­ño en la re­ti­na.

6. Que­ma­du­ras. 7. Que­ra­to-con­jun­ti­vi­tis, en­tre otras.

Los cui­da­dos pa­ra los me­no­res de 12 años

Los ni­ños al ser más ex­tro­ver­ti­dos y en­tu­sias­tas frente al ve­rano tien­den a es­tar en ma­yor con­tac­to con el sol. De­bi­do a que ellos no son cons­cien­tes del im­pac­to que la ex­po­si­ción a los ra­yos UV pue­de cau­sar en sus ojos, los adul­tos so­mos los lla­ma­dos a to­mar las pre­cau­cio­nes que evi­ta­rán que ex­pe­ri­men­ten al­te­rac­cio­nes ocu­la­res de ma­ne­ra pre­ma­tu­ra. “Es muy bueno po­ner­les som­bre­ro y len­tes pa­ra el sol, pa­ra que pue­dan fil­trar es­tos ra­yos ul­tra­vio­le­ta”, di­ce el tec­nó­lo­go mé­di­co del Hos­pi­tal del Pro­fe­sor, Gabriel Ga­ray.

Igual­men­te, el doc­tor Eu­se­bio Gar­cía acon­se­ja los som­bre­ros con vi­se­ra y los len­tes de sol que ofre­cen una ofer­ta con atrac­ti­vos mo­de­los di­se­ña­dos es­pe­cial­men­te pa­ra ellos. “Los ra­yos UV da­ñan de igual for­ma a ni­ños y adul­tos, por lo tan­to, se re­co­mien­da a los pa­dres no ex­po­ner a los ni­ños al sol en­tre las 11:00 y las 16:00 ho­ras, me­nos aún, sin la pro­tec­ción ade­cua­da”, se­ña­la Gar­cía. En di­cho ho­ra­rio, la ra­dia­ción so­lar que -re­cor­de­mos tie­ne un efec­to acu­mu­la­ti­vo en los ojos-, afec­ta con ma­yor fuer­za.

Por su par­te, el tec­nó­lo­go mé­di­co Gabriel Ga­ray, lla­ma a pro­te­ger aún más a los ni­ños que ya tie­nen al­gu­nas al­te­ra­cio­nes vi­sua­les, co­mo aque­llos que su­fren de al­bi­nis­mo y a te­ner en cuen­ta que los len­tes de con­tac­to só­lo pro­te­gen el in­te­rior del glo­bo ocu­lar, pe­ro no la con­jun­ti­va.

La sal del mar y la are­na de la pla­ya tam­bién pue­den pro­du­cir ero­sio­nes cor­nea­les o con­jun­ti­va­les. “La baja hu­me­dad y el ca­lor au­men­tan la eva­po­ra­ción de las lá­gri­mas, re­se­can­do los ojos. Lo mis­mo ocu­rre con el aire acon­di­cio­na­do, oca­sio­nan­do ar­dor, vi­sión bo­rro­sa, sen­si­bi­li­dad a la luz y sen­sa­ción de are­ni­lla en el ojo”, apun­ta el of­tal­mó­lo­go de la Clí­ni­ca San­ta Ma­ría, doc­tor Ro­dri­go Gar­cía.Por lo tan­to, el lla­ma­do es a to­mar con­cien­cia y lle­var a ca­bo to­das las pre­cau­cio­nes co­rres­pon­dien­tes frente a la ex­po­si­ción so­lar, con el fin de dis­fru­tar de unas en­tre­te­ni­das va­ca­cio­nes y así evi­tar las al­te­ra­cio­nes ocu­la­res en­tre ni­ños y adul­tos. En­tre las 11:00 y 16:00 se re­co­mien­da no ex­po­ner a los ni­ños al sol sin la pro­tec­ción ade­cua­da, ya que en di­cho ho­ra­rio la ra­dia­ción so­lar afec­ta con ma­yor in­ten­si­dad la sa­lud vi­sual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.