El mer­ca­do de arrien­do de vehícu­los se re­nue­va

El ser­vi­cio de rent a car ofre­ce op­ción de com­pra de ce­ro ki­ló­me­tro y las em­pre­sas de lea­sing en­tre­gan pre­mios por ma­ne­jar bien. Co­noz­ca las ten­den­cias en es­te sec­tor.

La Tercera - Especiales2 - - Ediciones Especiales - Por: An­drés Del Brut­to

Di­ver­si­fi­ca­ción: a eso apun­tan las em­pre­sas de rent a car en un mer­ca­do ca­da vez más com­pe­ti­ti­vo. Los usua­rios no só­lo exi­gen un buen vehícu­lo, asis­ten­cia y los me­jo­res pre­cios. El avan­ce de la tec­no­lo­gía jue­ga su rol: la co­nec­ti­vi­dad y los ac­ce­so­rios tam­bién pe­san cuan­do un clien­te de­be de­ci­dir qué au­to lle­var. Pe­ro ¿es su­fi­cien­te?

Los ser­vi­cios adi­cio­na­les son la ven­ta­ja com­pa­ra­ti­va que ca­da em­pre­sa ofre­ce pa­ra di­fe­ren­ciar­se de su com­pe­ten­cia. “No se tra­ta so­la­men­te de ofre­cer un muy buen ser­vi­cio. Esa es la base: que la ex­pe­rien­cia del arrien­do de un vehícu­lo sea sa­tis­fac­to­ria de prin­ci­pio a fin. A ello no­so­tros le agre­ga­mos dis­tin­tas op­cio­nes que sa­be­mos le pue­den in­tere­sar a los clien­tes a par­tir de la ex­pe­rien­cia que he­mos ido re­co­gien­do de ellos”, di­ce el ge­ren­te ge­ne­ral de una de las prin­ci­pa­les em­pre­sas de rent a car del mer­ca­do.

Una de es­tas op­cio­nes otor­ga la po­si­bi­li­dad de que los usua­rios pue­dan com­prar el vehícu­lo que han arren­da­do y que los pa­gos rea­li­za­dos por con­cep­to de al­qui­ler se abo­nen a la com­pra fi­nal. La fór­mu­la es muy atrac­ti­va, no só­lo pa­ra los rent a car, tam­bién pa­ra las au­to­mo­to­ras, que sue­len ge­ne­rar alian­zas con es­tas em­pre­sas pa­ra ge­ne­rar di­cha pro­mo­ción.

“Es muy co­mún que los clien­tes nos di­gan: No que­ría de­vol­ver el au­to, me en­can­tó. Por eso nos sen­ta­mos con las mar­cas pa­ra que al re­no­var nues­tra flo­ta de vehícu­los, te­ner es­ta op­ción de que a tra­vés de nues­tro ser­vi­cio de arrien­do los clien­tes pue­dan co­no­cer los nue­vos mo­de­los y, si les gus­tó, ac­ce­der a la po­si­bi­li­dad de com­prar­lo”, ex­pli­can.

¿Es una op­ción con­ve­nien­te? Es­te ti­po de ac­ti­va­cio­nes se rea­li­za con los nue­vos mo­de­los que las mar­cas sa­can al mer­ca­do. Los rent a car se trans­for­man así en una vi­tri­na pa­ra que el pú­bli­co pue­da co­no­cer­los rá­pi­da­men­te. Al ser vehícu­los ce­ro ki­ló­me­tro, ge­ne­ral­men­te se in­clu­ye la ga­ran­tía del fa­bri­can­te. No obs­tan­te, siem­pre es re­co­men­da­ble re­vi­sar las con­di­cio­nes de las pó­li­zas de las em­pre­sas de arrien­do y las con­di­cio­nes de com­pra.

Pre­mios por ma­ne­jar bien

A ni­vel de pe­que­ñas, me­dia­nas y gran­des em­pre­sas, las dis­tin­tas va­rian­tes del lea­sing - ope­ra­ti­vo o fi­nan­cie­ro- per­mi­ten que­dar­se con el vehícu­lo tras can­ce­lar la úl­ti­ma cuo­ta de un con­tra­to de arrien­do, o bien re­no­var­lo. Esa es la prác­ti­ca más co­mún, ge­ne­ral­men­te con dos años de du­ra­ción, se­gún el es­tán­dar del mer­ca­do.

Hoy las em­pre­sas que ofre­cen es­tos ser­vi­cios bus­can en­tre­gar­les a sus clien­tes al­gu­nos in­cen­ti­vos más allá de los pre­cios y con­di­cio­nes del con­tra­to. Uno de ellos se tra­du­ce en un pro­gra­ma de pre­mios y re­co­no­ci­mien­tos pa­ra los cho­fe­res de las flo­tas de vehícu­los que ad­mi­nis­tran las em­pre­sas de lea­sing. ¿De qué se tra­ta? Con el fin de pro­mo­ver la con­duc­ción se­gu­ra, se re­co­no­ce a los con­duc­to­res con re­ga­los o bo­nos si res­pe­tan los lí­mi­tes de ve­lo­ci­dad y lo­gran un con­su­mo efi­cien­te de com­bus­ti­ble, en­tre otras con­di­cio­nes.

“Pa­ra no­so­tros ha si­do un in­cen­ti­vo ines­pe­ra­do”, in­di­ca el res­pon­sa­ble de flo­ta de una em­pre­sa mi­ne­ra que opera en An­to­fa­gas­ta cu­yo pro­vee­dor de lea­sing ha ge­ne­ra­do uno de es­tos pro­gra­mas. “A par­tir de es­ta ex­pe­rien­cia nues­tros tra­ba­ja­do­res es­tán com­par­tien­do en­tre ellos ideas y con­se­jos pa­ra cui­dar la ve­lo­ci­dad, có­mo ha­cer ren­dir la ben­ci­na, có­mo ma­ne­jar me­jor. A ni­vel de la gran mi­ne­ría, es­to es una ayu­da pa­ra evi­tar ac­ci­den­tes. Y en cuan­to al ne­go­cio, nos ha sig­ni­fi­ca­do una gra­ta re­la­ción con nues­tro so­cio co­mer­cial”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.