“Es­ta­mos in­no­van­do pa­ra es­tar más cer­ca de las em­pren­de­do­ras”

La Tercera - Especiales2 - - News -

“Te­ne­mos un nue­vo per­fil de clien­te que es­tá cre­cien­do: las em­pren­de­do­ras que apun­tan al e-com­mer­ce. Ellas son di­gi­ta­les, in­quie­tas y, por de­fec­to, in­no­va­do­ras”. Raúl Muñoz, ge­ren­te de Asun­tos Cor­po­ra­ti­vos de Trans­bank.

Pa­ra mo­ver­se en el om­ni­pre­sen­te mun­do del e-com­mer­ce, ha­cia don­de apun­tan mu­chos de los nue­vos em­pren­di­mien­tos, es fun­da­men­tal con­tar con una pla­ta­for­ma on­li­ne en me­dios de pa­go. Una ne­ce­si­dad a la que Trans­bank res­pon­de con so­lu­cio­nes di­gi­ta­les a la me­di­da de es­ta ten­den­cia, se­gún ex­pli­ca el eje­cu­ti­vo.

Trans­bank se pro­pu­so es­tar más cer­ca del mun­do del emprendimiento y una par­te im­por­tan­te de ese uni­ver­so lo cons­ti­tu­yen las mu­je­res em­pre­sa­rias. “Te­ne­mos un nue­vo per­fil de clien­te que es­tá cre­cien­do: las em­pren­de­do­ras que apun­tan al e-com­mer­ce. Ellas son di­gi­ta­les, in­quie­tas y, por de­fec­to, in­no­va­do­ras. In­clu­so más que la mi­cropy­me y py­me tra­di­cio­na­les, tra­ba­jan con es­truc­tu­ras muy li­via­nas y asu­men dis­tin­tos ro­les a la vez. Es de­cir, lo que no tie­nen es tiem­po y, por lo mis­mo, pa­ra aten­der­las ha­bía que in­no­var”, ex­pli­ca Raúl Muñoz, ge­ren­te de Asun­tos Cor­po­ra­ti­vos de Trans­bank, cuan­do se re­fie­re a al­gu­nos cam­bios que hi­zo la em­pre­sa con ese objetivo. Lo pri­me­ro fue es­tar don­de es­tán las y los em­pren­de­do­res; ir a su en­cuen­tro a los even­tos que son de su in­te­rés, acer­car­se a sus or­ga­ni­za­cio­nes, y con­tar den­tro de la em­pre­sa con pro­fe­sio­na­les que ha­blan su idio­ma, pa­ra en­ten­der­las y en­ten­der­los, y re­co­ger sus in­quie­tu­des di­rec­ta­men­te, sin más trá­mi­te. “El pa­so si­guien­te fue desa­rro­llar so­lu­cio­nes dis­tin­tas, las cua­les, a fin de cuen­tas, es­tán be­ne­fi­cian­do a to­dos nuestros clien­tes. En eso es­ta­mos aho­ra”, aco­ta el eje­cu­ti­vo. En Trans­bank tie­nen cla­ro que los em­pren­de­do­res de hoy no so­lo as­pi­ran a ser exi­to­sos ju­gan­do de lo­ca­les. Ellos com­pi­ten en un am­bien­te glo­bal, don­de sus clien­tes es­tán a un par de clicks de dis­tan­cia. Pa­ra mo­ver­se en el om­ni­pre­sen­te mun­do del ecom­mer­ce es fun­da­men­tal con­tar con una pla­ta­for­ma on­li­ne en me­dios de pa­go. Así, de los do­cu­men­tos que nor­mal­men­te se pre­sen­tan en for­ma fí­si­ca, es­ta so­cie­dad de apo­yo al gi­ro ban­ca­rio es­tá mi­gran­do al­gu­nos de sus pro­ce­sos de afi­lia­ción a la web, des­de don­de, ade­más, les es­tán em­pe­zan­do a re­co­men­dar a sus clien­tes las he­rra­mien­tas o desa­rro­lla­do­res de acuer­do a sus ne­ce­si­da­des. Y es­tán op­ti­mis­tas, por­que ade­más de los co­men­ta­rios po­si­ti­vos que han re­ci­bi­do de par­te de sus clien­tes, han lo­gra­do dis­mi­nuir no­ta­ble­men­te los tiem­pos de afi­lia­ción. “Nues­tra me­ta es avan­zar en de­sa­rro­llos tec­no­ló­gi­cos e ir tan le­jos co­mo és­tos lo va­yan per­mi­tien- do, con lo cual quien más ga­na es el clien­te”, con­clu­ye Raúl Muñoz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.