¿Có­mo ele­gir la pa­rri­lla ade­cua­da?

La ga­ma y va­rie­dad de pa­rri­llas es in­men­sa, co­mo tam­bién los pre­cios. Co­noz­ca qué ele­men­tos se de­ben con­si­de­rar an­tes de ele­gir una que se aco­mo­de a sus ne­ce­si­da­des y se con­vier­ta en la alia­da per­fec­ta pa­ra de­lei­tar a sus in­vi­ta­dos con los me­jo­res sa­bo­res

La Tercera - Especiales2 - - News - Por: Elia­na Chong

El am­bien­te. Es­te es el pri­mer fac­tor a con­si­de­rar pa­ra ele­gir una pa­rri­lla. Si el es­pa­cio o lu­gar fí­si­co es­tá ce­rra­do, lo más in­di­ca­do es una de ti­po eléc­tri­ca. Ca­lien­tan rá­pi­do, dan una coc­ción uni­for­me, y su lim­pie­za es fá­cil. Son es­pe­cial­men­te prác­ti­cas en de­par­ta­men­tos o lu­ga­res pe­que­ños, da­do que re­quie­ren po­co es­pa­cio fí­si­co y se pue­den ins­ta­lar tam­bién en te­rra­zas sin al­te­rar la con­vi­ven­cia con ve­ci­nos. Pa­ra es­pa­cios abier­tos, la clá­si­ca pa­rri­lla a car­bón (que tam­bién fun­cio­na con le­ña) es la más in­di­ca­da, ya que se de­be con­si­de­rar la ven­ti­la­ción pa­ra eli­mi­nar el hu­mo que se emi­te. Se­gún Pa­tri­cio Eber­hard, due­ño de la em­pre­sa So­lo Bra­sas (www. so­lo­bra­sas.com) y di­rec­tor de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Parrilleros -miem­bro de la World BBQ As­so­cia­tion- es­te ti­po de pa­rri­llas “le da un sen­ti­do más ro­mán­ti­co al asa­do, con­gre­gan­do a los co­men­sa­les a par­ti­ci­par de una bue­na con­ver­sa­ción al­re­de­dor del fue­go. Las de gas, por su la­do, aún cuan­do tam­bién son co­mún­men­te usa­das en es­pa­cios abier­tos, no lo­gran el mis­mo am­bien­te”. Se­gún el ex­per­to, otra gran di­fe­ren­cia en­tre es­tas dos úl­ti­mas es la ve­lo­ci­dad de coc­ción y tam­bién el gus­to que ad­quie­ren los alimentos. “Con una pa­rri­lla a car­bón, se de­be con­si­de­rar un tiem­po pro­me­dio de 30 mi­nu­tos pa­ra la pre­pa­ra- ción del fue­go. El ti­po de com­bus­ti­ble, ade­más, le otor­ga a la car­ne un sa­bor a ma­de­ra, a le­ña. Las pa­rri­llas a gas, por otro la­do, al­can­zan una tem­pe­ra­tu­ra ade­cua­da en la mi­tad o me­nos de la mi­tad del tiem­po”. Otra ven­ta­ja de es­tas úl­ti­mas es que, al te­ner que­ma­do­res (de dos a seis), per­mi- te ho­mo­ge­nei­zar la tem­pe­ra­tu­ra a lo lar­go de to­da la pa­rri­lla y, por lo tan­to, se lo­gra una coc­ción uni­for­me o bien, se pue­de re­gu­lar la tem­pe­ra­tu­ra en los dis­tin­tos sec­to­res, crean­do zo­nas de ca­lor di­ver­sas pa­ra dis­tin­tos ti­pos de alimentos.

Otras con­si­de­ra­cio­nes

El ta­ma­ño de la pa­rri­lla es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­do con la can­ti­dad de alimentos que se co­ci­na­rán, lo que es­tá de­ter­mi­na­do en gran me­di­da por la can­ti­dad de co­men­sa­les. En el mer­ca­do exis­te una am­plia va­rie­dad de op­cio­nes de pa­rri­llas. Co­mo siem­pre con­vie­ne pre­fe­rir aque­llas cer­ti­fi­ca­das y con ga­ran­tía. En cuan­to a la lim­pie­za de las pa­rri­llas, no de­je pa­sar los días sin preo­cu­par­se de ello, a fin de que pue­da pro­lon­gar el buen es­ta­do de la mis­ma es­pe­cial­men­te los que­ma­do­res de las que fun­cio­nan con gas, los cua­les tien­den a ta­par­se y en­su­ciar­se, y de­jar­la cu­bier­ta pa­ra evi­tar que se oxi­de o se en­su­cie con ele­men­tos am­bien­ta­les. “Igual de im­por­tan­te es el cui­da­do per­so­nal. Es con­ve­nien­te y al­ta­men­te re­co­men­da­ble, usar de­lan­tal y pe­che­ra, pa­ra evi­tar po­si­bles que­ma­du­ras. Lo mis­mo con las ma­nos, usar guan­tes de cue­ro pa­ra ma­ni­pu­lar el fue­go y te­ner precaución con los cu­chi­llos”, in­di­ca Eber­hard. Y fi­nal­men­te, re­cuer­de ilu­mi­nar bien la zo­na don­de es­ta­rá pa­rri­llan­do. Mien­tras me­nos se de­je al azar, me­jo­res re­sul­ta­dos lo­gra­rá.

Un fac­tor cla­ve a eva­luar es si el am­bien­te don­de es­ta­rá lo­ca­li­za­da la pa­rri­lla es abier­to o ce­rra­do. El ta­ma­ño de la pa­rri­lla es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­do con la can­ti­dad de alimentos que se co­ci­na­rán, lo que es­tá de­ter­mi­na­do en gran me­di­da por la can­ti­dad de co­men­sa­les. En el mer­ca­do, exis­te una am­plia va­rie­dad de op­cio­nes de pa­rri­las pa­ra las dis­tin­tas pre­fe­ren­cias. Co­mo siem­pre, con­vie­ne co­ti­zar y ele­gir aque­llos pro­duc­tos que cuen­tan con al­gu­na cer­ti­fi­ca­ción y ga­ran­tía.

Pa­tri­cio Eber­hard, due­ño de la em­pre­sa So­lo Bra­sas (www.so­lo­bra­sas.com) y di­rec­tor de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Parrilleros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.