Nue­vos co­no­ci­mien­tos y es­pe­cia­li­da­des.

En­tre las ma­llas aca­dé­mi­cas más no­ve­do­sas, des­ta­can aque­llas vin­cu­la­das a te­mas co­mo el me­dio am­bien­te, el cli­ma e in­clu­so el uso efi­cien­te de la ener­gía. Una ma­yor de­man­da y ne­ce­si­dad de nue­vos pro­fe­sio­na­les ha­cen de es­tos cam­pos una atrac­ti­va op­ción de

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Ar­tu­ro Pra­do

No es un se­cre­to pa­ra na­die que ca­rre­ras uni­ver­si­ta­rias co­mo in­ge­nie­ría co­mer­cial (43.977), en­fer­me­ría (41.042) o de­re­cho (38.529) con­cen­tren la ma­yor can­ti­dad de alum­nos ma­tri­cu­la­dos de pre­gra­do, se­gún ci­fras pu­bli­ca­das por el Ser­vi­cio de In­for­ma­ción de Edu­ca­ción Su­pe­rior (SIES) en 2016. Sin em­bar­go, en la ac­tua­li­dad, exis­ten una se­rie de al­ter­na­ti­vas de es­tu­dios, de­no­mi­na­das co­mún­men­te co­mo “ca­rre­ras nue­vas”, las cua­les otor­gan un nue­vo cam­po la­bo­ral pa­ra mi­les de es­tu­dian­tes que in­gre­san a di­ver­sas ma­llas aca­dé­mi­cas dic­ta­das por Ins­ti­tu­tos Pro­fe­sio­na­les (IP), Cen­tro de For­ma­ción Téc­ni­ca (CFT) y uni­ver­si­da­des a lo lar­go del país. En es­te con­tex­to, Hu­go La­va­dos, rector de la Universidad San Se­bas­tián (USS), es­bo­za un in­tere­san­te aná­li­sis res­pec­to de las nue­vas ca­rre­ras disponibles. Des­ta­ca en pri­me­ra ins­tan­cia la im­por­tan­cia que han te­ni­do las ca­rre­ras de la sa­lud, las que han to­ma­do un inusi­ta­do pro­ta­go­nis­mo en la úl­ti­ma dé­ca­da de­bi­do a fac­to­res co­mo una ma­yor ex­pec­ta­ti­va de vi­da y al en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción. Con una mi­ra­da pues­ta en el fu­tu­ro , La­va­dos apun­ta al pro­ta­go­nis­mo que ten­drán las ca­rre­ras con una vin­cu­la­ción en te­mas que ya de­fi­ni­ti­va­men­te es­tán pre­sen­tes, “co­mo son los re­la­cio­na­dos con el cli­ma, el me­dio am­bien­te o el uso efi­cien­te de la ener­gía. Eso, se­rá cre- cien­te por­que va a ha­ber más ne­ce­si­dad y se va a pro­du­cir más de­man­da, y por con­si­guien­te, in­te­rés por esas es­pe­cia­li­da­des”. En es­ta mis­ma lí­nea, Federico Ca­sa­ne­llo, de­cano de la Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría y Tec­no­lo­gía de la USS agre­ga que “en­tre las ca­rre­ras nue­vas de los úl­ti­mos años, des­ta­ca­ría aque­llas vin­cu­la­das al área am­bien­tal y de ener­gía, que se han ido con­so­li­dan­do pro­gre­si­va­men­te. Un fac­tor cla­ve en la elec­ción es la pro­yec­ción que pu­die­ra te­ner una de­ter­mi­na­da ca­rre­ra y su mer­ca­do la­bo­ral a ni­vel na­cio­nal, y sus po­ten­cia­li­da­des a ni­vel in­ter­na­cio­nal”. To­do, en re­la­ción con las ven­ta­jas com­pa­ra­ti­vas que po­drían ofre­cer las nue­vas ma­llas de es­tu­dios y sus res­pec­ti­vos cam­pos de co­no­ci­mien­to pa­ra los fu­tu­ros alum­nos ti­tu­la­dos. En con­cor­dan­cia con los desafíos que en­fren­ta­rá el país, di­ver­sas ca­sas de es­tu­dios han im­ple­men­ta­do ca­rre­ras re­la­ti­va­men­te nue­vas, si se com­pa­ran con las tra­di­cio­na­les o las que con­cen­tran el ma­yor nú­me­ro de alum­nos ma­tri­cu­la­dos al pri­mer año. En es­te atrac­ti­vo cam­po del co­no­ci­mien­to, lla­man la aten­ción la ca­da vez más di­ver­sa ofer­ta de ca­rre­ras que tie­nen en­tre sus fi­nes in­cen­ti­var la in­ves­ti­ga­ción apli­ca­da en los cam­pos de la bio­tec­no­lo­gía y la na­no­tec­no­lo­gía, con el fin de desa­rro­llar so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas a pro­ble­má­ti­cas en ám­bi­tos tan di­ver­sos co­mo ali­men­tos, ener­gía, mi­ne­ría, sec­tor agroin­dus­trial, am­bien­tal, acuí­co­la y sa­lud. “Es­tas áreas son ac­tual­men­te la ba­se de una ‘bio­eco­no­mía’ emer­gen­te, cu­yo desa­rro­llo ha con­tri­bui­do a la trans­for­ma­ción de una eco­no­mía ba­sa­da en re­cur­sos na­tu­ra­les, ha­cia una eco­no­mía sus­ten­ta­ble ba­sa­da en co­no­ci­mien­to y crea­ción de va­lor. Ade­más, en la USS es­ta­mos tra­ba­jan­do en el área de la ro­bó­ti­ca y sus apli­ca­cio­nes en la in­dus­tria na­cio­nal, don­de te­ne­mos un tre­men­do desafío co­mo país”, di­ce Co­sa­ne­llo. Así, ca­rre­ras co­mo in­ge­nie­ría en bio­in­ge­nie­ría, in­ge­nie­ría ci­vil en ener­gía y me­dioam­bien­te o in­ge­nie­ría en bio­tec­no­lo­gía lla­man la aten­ción con ma­llas que tie­nen un co­mún de­no­mi­na­dor: crear una eco­no­mía sus­ten­ta­ble ba­sa­da en el va­lor agre­ga­do.

Las otras al­ter­na­ti­vas

Aho­ra, si de ca­rre­ras pro­fe­sio­na­les o téc­ni­cas se tra­ta, las ca­rre­ras del área in­for­má­ti­ca so­bre­sa­len. Por ejem­plo, con­ver­tir­se en un ana­lis­ta pro­gra­ma­dor, in­ge­nie­ro en in­for­má­ti­ca o téc­ni­co en co­nec­ti­vi­dad y re­des, es atrac­ti­vo, pro­duc­to de su pu­jan­te mer­ca­do la­bo­ral y al­tas ex­pec­ta­ti­vas de ren­ta. Las áreas de re­cur­sos na­tu­ra­les de los di­ver­sos IP y CFT, aca­pa­ran a nue­vos es­tu­dian­tes de­bi­do a sus múl­ti­ples ca­rre­ras re­la­cio­na­das con el me­dio am­bien­te y la pro­duc­ción in­dus­trial de ali­men­tos del país. Téc­ni­co agrí­co­la y ga­na­de­ro, téc­ni­co en pro­duc­ción acuí­co­la e in­ge­nie­ría agropecuaria, con to­das sus va­ria­cio­nes, son una bue­na op­ción pa­ra to­dos aque- llos que bus­can una ca­rre­ra nue­va y ale­ja­da del cam­po del co­no­ci­mien­to tra­di­cio­nal. “En te­mas de ín­do­le más tec­no­ló­gi­ca y te­mas de me­dio am­bien­te, pro­pios del ám­bi­to de la in­ge­nie­ría, es muy fuer­te la pre­sen­cia de los IP, so­bre to­do con un en­fo­que muy prác­ti­co. Creo que eso se ha for­ta­le­ci­do”, pun­tua­li­za La­va­dos.

Co­mo ca­rre­ras nue­vas en los úl­ti­mos años des­ta­ca­ría aque­llas vin­cu­la­das al área am­bien­tal y ener­gía, que se han ido con­so­li­dan­do pro­gre­si­va­men­te. Un fac­tor cla­ve en la elec­ción es la pro­yec­ción que pu­die­ra te­ner una de­ter­mi­na­da ca­rre­ra y su mer­ca­do la­bo­ral a ni­vel na­cio­nal, y sus po­ten­cia­li­da­des a ni­vel in­ter­na­cio­nal. Federico Ca­sa­ne­llo, de­cano Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría y Tec­no­lo­gía USS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.