Con­ve­nien­cia

Ca­le­fac­ción a gas li­cua­do y gas na­tu­ral.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Ce­ci­lia Cor­ba­lán

El gas na­tu­ral es una fuen­te ener­gé­ti­ca fó­sil que se ge­ne­ra por la des­com­po­si­ción de ani­ma­les y ve­ge­ta­les tras mi­les de años. Es­te gas que­da al­ma­ce­na­do en el sub­sue­lo y se ex­trae a tra­vés de pla­ta­for­mas per­fo­ra­do­ras que trans­por­tan el gas pa­ra su dis­tri­bu­ción.

Ig­na­cio Con­tre­ras, director na­cio­nal del área de In­ge­nie­ría del IP-CFT San­to To­más, ex­pli­ca que “una de sus prin­ci­pa­les ven­ta­jas es que el gas na­tu­ral es más ami­ga­ble con el me­dioam­bien­te que el pe­tró­leo o car­bón, ya que la emi­sión de par­tí­cu­las de efec­to in­ver­na­de­ro es en­tre 30% a 40% me­nor que los otros com­bus­ti­bles. A la vez, a ni­vel de pre­cios es bas­tan­te com­pe­ti­ti­vo, por lo cual ha sus­ti­tui­do a otras fuen­tes de ener­gía co­mo el gas li­cua­do tra­di­cio­nal, que es de­ri­va­do del pe­tró­leo, don­de pue­de lle­gar a ser 20% más eco­nó­mi­co se­gún el ni­vel de con­su­mo. A ni­vel de se­gu­ri­dad, otra ventaja es que el consumidor no re­quie­re al­ma­ce­nar el gas na­tu­ral, ya que és­te lle­ga a tra­vés de duc­tos y ca­ñe­rías a los usua­rios, a di­fe­ren­cia de los otros com­bus­ti­bles que de­ben te­ner un de­pó­si­to pa­ra su al­ma­ce­na­mien­to. El usua­rio no se preo­cu­pa de re­car­gar o re­no­var es­tan­ques”.

La mis­ma opi­nión tie­ne Cris­tian Her­man­sen, In­ge­nie­ro Ci­vil Elec­tri­cis­ta y Pre­si­den­te Na­cio­nal del Co­le­gio de In­ge­nie­ros de Chi­le A.G., quien ex­pli­ca que “el uso del gas na­tu­ral en nues­tro país se di­fe­ren­cia en­tre la Re­gión de Ma­ga­lla­nes, que ha pro­du­ci­do y ha con­su­mi­do gas na­tu­ral por dé­ca­das y el res­to del país que uti­li­za gas na­tu­ral im­por­ta­do des­de ha­ce 20 años. El gas na­tu­ral, en com­pa­ra­ción al pe­tró­leo y car­bón, es una fuen­te de ener­gía más lim­pia, ge­ne­ra me­nos emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes y me­nos CO2, así co­mo tam­bién ac­tual­men­te pre­sen­ta un pre­cio me­nor a igual ca­pa­ci­dad ener­gé­ti­ca”.

Ig­na­cio Con­tre­ras, de IP-CFT San­to To­más, ex­pli­ca por úl­ti­mo, que “a ni­vel ener­gé­ti­co, ac­tual­men­te en Chi­le, se uti­li­za gas na­tu­ral pa­ra plan­tas de ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad. En vi­vien­das, el gas na­tu­ral se usa prin­ci­pal­men­te pa­ra la co­ci­na, agua ca­lien­te y sis­te­mas de ca­le­fac­ción que usen cal­de­ras pa­ra

Ac­tual­men­te en el país exis­ten 600 mil ho­ga­res que uti­li­zan gas na­tu­ral de un to­tal de apro­xi­ma­da­men­te 4 mi­llo­nes”.

Ig­na­cio Con­tre­ras, director na­cio­nal del área de In­ge­nie­ría del IP-CFT San­to To­más.

ca­len­tar agua. Res­pec­to al trans­por­te, el con­su­mo de gas na­tu­ral ha si­do in­ci­pien­te, con una pe­ne­tra­ción ma­yor en vehícu­los ta­xis. En es­tos ca­sos, el prin­ci­pal be­ne­fi­cio de su con­su­mo es el me­nor pre­cio”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.