Las cla­ves de los com­pe­ti­do­res pa­ra vi­vir es­ta ex­pe­rien­cia

No so­lo los as­pec­tos fí­si­cos y tác­ti­cos tra­ba­jan los de­por­tis­tas de al­to ren­di­mien­to, sino que tam­bién le dan un én­fa­sis im­por­tan­te al ám­bi­to psi­co­ló­gi­co que in­di­ce en gran me­di­da en su ren­di­mien­to. Asi­mis­mo, el tra­ba­jo con psi­có­lo­gos de­por­ti­vos tam­bién p

La Tercera - Especiales2 - - La Tercera - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

La pre­pa­ra­ción de un de­por­tis­ta cons­ta de va­ria­das aris­tas que van des­de el ám­bi­to mé­di­co, nu­tri­cio­nal, del ren­di­mien­to tác­ti­co-téc­ni­co, pe­ro tam­bién des­de ha­ce unas dé­ca­das se ha vuel­to fun­da­men­tal una pre­pa­ra­ción ade­cua­da en el ám­bi­to psi­co­ló­gi­co. Es tal la im­por­tan­cia de es­te fac­tor, que an­te una com­pe­ten­cia, son los es­tos con­di­cio­nan­tes los que de­ter­mi­nan en gran par­te el ren­di­mien­to que se ob­tie­ne.

Ale­jan­dro Díaz, psi­có­lo­go de­por­ti­vo Red de Sa­lud UC Ch­ris­tus, se­ña­la que “al ex­pli­car las cau­sas de de­ter­mi­na­do ren­di­mien­to en una com­pe­ten­cia, las pri­me­ras res­pues­tas es­tán re­la­cio­na­das a fac­to­res men­ta­les, los cuá­les no siem­pre son pre­pa­ra­dos o en­tre­na­dos por to­dos los de­por­tis­tas de éli­te de for­ma me­tó­di­ca y con ase­so­ría pro­fe­sio­nal”. En­tre las cau­sas más fre­cuen­tes se­gún in­di­ca el es­pe­cia­lis­ta, se en­cuen­tran: el ma­ne­jo de la an­sie­dad pre­vio o du­ran­te la com­pe­ten­cia, la man­ten­ción del fo­co de con­cen­tra­ción en mo­men­tos cla­ves, el diá­lo­go in­terno (pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos o de aban­dono, por ejem- plo), las to­mas de de­ci­sio­nes que pue­den mar­car to­da una ca­rre­ra o el ma­ne­jo de las emo­cio­nes que van sur­gien­do du­ran­te una com­pe­ten­cia.

Co­mo se se­ña­ló an­te­rior­men­te, los fac­to­res que in­flu­yen en el ren­di­mien­to de un de­por­tis­ta son múl­ti­ples, y es por eso que se tra­ba­jan des­de dis­tin­tas áreas pa­ra que la per­so­na pue­da adap­tar­se de me­jor for­ma a los desafíos que pre­sen­ta ca­da com­pe­ten­cia.

Tips pa­ra los com­pe­ti­do­res

El psi­có­lo­go de­por­ti­vo re­cal­ca que pre­vio al IRO­NMAN es im­por­tan­te re­pa­sar y te­ner cla­ri­dad res­pec­to de las me­tas que se pro­po­ne el triatle­ta, y con­fir­mar que és­tas sean ade­cua­das en re­la­ción a la pre­pa­ra­ción. “Pa­ra al­gu­nos, la me­ta va a con­sis­tir en com­ple­tar la ca­rre­ra mien­tras que pa­ra otros pue­de ser me­jo­rar un tiem­po. Lo im­por­tan­te es que se man­ten­ga un ni­vel de ex­pec­ta­ti­vas ade­cua­das que per­mi­tan al com­pe­ti­dor sen­tir­se mo­ti­va­do y desafia­do, pe­ro que no se con­vier­ta en un ex­ce­so de exi­gen­cia que lle­va a la frus­tra- ción o el aban­dono. Por es­to, la im­por­tan­cia del au­to­co­no­ci­mien­to y res­pon­sa­bi­li­dad de ca­da de­por­tis­ta en re­la­ción a su pre­pa­ra­ción, en­ten­dien­do que ca­da pro­ce­so es in­di­vi­dual y muy distinto en­tre sí”, afir­ma Díaz.

Se re­co­mien­da que se an­ti­ci­pen las si­tua­cio­nes más re­cu­rren­tes en una ca­rre­ra de es­te ti­po, des­de los ele­men­tos cla­ves a los que de­ben aten­der en las tran­si­cio­nes, pa­san­do por la hi­dra­ta­ción y ali­men­ta­ción, has­ta el ni­vel de can­san­cio y do­lor que se en­fren­ta­rá, que es par­te de la com­pe­ten­cia, pe­ro que se­gún las pau­tas men­ta­les que ha­ya pre­pa­ra­do ca­da triatle­ta, pue­den ser me­jor o peor en­fren­ta­dos, agre­ga el ex­per­to. “El de­por­tis­ta de eli­te tie­ne gran co­no­ci­mien­to de los lí­mi­tes de su ren­di­mien­to fí­si­co, y el mar­gen den­tro del cual es­ta­rá rin­dien­do en una com­pe­ten­cia con­si­de­ran­do las pe­que­ñas va­ria­bles. El ni­vel de exi­gen­cia au­to­im­pues­to sue­le ser ele­va­do, pe­ro quienes lo re­gu­lan de bue­na for­ma lo­gran en­fo­car­se en la ta­rea que rea­li­zan y con­si­guen cum­plir con sus me­tas”, plan­tea el pro­fe­sio­nal de la Red de Sa­lud UC Ch­ris­tus.

“En las se­sio­nes de tra­ba­jo, se rea­li­za una entrevista que per­mi­ta com­pren­der y acer­car­se a la per­cep­ción del de­por­tis­ta res­pec­to a sus ne­ce­si­da­des en el ám­bi­to men­tal del ren­di­mien­to, pa­ra que lue­go se ge­ne­re un tra­ba­jo orien­ta­do al de­sa­rro­llo de ha­bi­li­da­des en las áreas que se acuer­den con él”. Ale­jan­dro Díaz, psi­có­lo­go de­por­ti­vo Red de Sa­lud UC Ch­ris­tus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.