Via­jar siem­pre pro­te­gi­do

La Tercera - Especiales3 - - Ediciones Especiales | Vacaciones En EE.UU. - Por: An­to­nia Alli­son

Con­tra­tar un se­gu­ro pue­de re­du­cir el im­pac­to de una emer­gen­cia du­ran­te las va­ca­cio­nes en el ex­tran­je­ro. Por tra­tar­se de una prác­ti­ca to­da­vía po­co ex­ten­di­da, acá una se­rie de re­co­men­da­cio­nes pa­ra ele­gir el más ade­cua­do.

Las cifras que en­tre­ga el Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res son elo­cuen­tes: el cos­to de una aten­ción mé­di­ca sim­ple en el ex­te­rior fluc­túa en­tre US$ 200 y US$ 500, mien­tras que una de ur­gen­cia pue­de lle­gar a los US$ 10.000 en Es­ta­dos Uni­dos. Si la mis­ma im­pli­ca­ra te­ner que ser in­ter­na­do en el hos­pi­tal pa­ra ser ope­ra­do, el mon­to fi­nal su­pera los US$ 50.000.

Si se con­si­de­ra que los chi­le­nos rea­li­zan más de 3 mi­llo­nes de via­jes al ex­tran­je­ro ca­da año, la con­tra­ta­ción de un se­gu­ro es par­te fun­da­men­tal de las re­co­men­da­cio­nes de la Can­ci­lle­ría pa­ra quie­nes de­ci­den pa­sar sus va­ca­cio­nes fue­ra del país. Pe­ro to­da­vía se tra­ta de una prác­ti­ca po­co ex­ten­di­da, pues co­mo in­for­ma la Aso­cia­ción de Ase­gu­ra­do­res de Chi­le, só­lo uno de ca­da tres pa­sa­je­ros toma es­te ti­po de ser­vi­cio an­tes de via­jar.

Al mo­men­to de op­tar por con­tra­tar una pó­li­za, es im­por­tan­te dis­tin­guir en­tre el se­gu­ro de via­je y la asis­ten­cia en via­je. El pri­mer ser­vi­cio se fun­cio­na –ge­ne­ral­men­te- con un sis­te­ma de re­em­bol­so pa­ra el ase­gu­ra­do por los gas­tos que han rea­li­za­do en el ex­te­rior y que es­tán cu­bier­tos por la pó­li­za. La se­gun­da op­ción, en cam­bio, ope­ra con orien­ta­ción in­me­dia­ta pa­ra sa­ber a qué lu­ga­res ir o en qué ma­ne­ra se de­be pro­ce­der en ca­so de un ac­ci­den­te o en­fer­me­dad, en los pa­sa­je­ros no ten­drán que sol­ven­tar sus gas­tos.

“Los cos­tos de la me­di­ci­na en Es­ta­dos Uni­dos, to­man­do en cuen­ta que no exis­te un mo­de­lo pú­bli­co pa­ra la aten­ción de los ex­tran­je­ros, son uno de los más al­tos del mun­do. Al con­tar con una asis­ten­cia en via­je, la ven­ta­ja es te­ner una red de pres­ta­do­res dis­po­ni­ble pa­ra aten­der cual­quier do­len­cia, des­de una emer­gen­cia den­tal has­ta un ac­ci­den­te”, ex­pli­ca Mar­ce­lo Pé­rez, Country Ma­na­ger de As­sist Card Chi­le.

El ti­po de co­ber­tu­ra

Pa­ra ele­gir el se­gu­ro más ade­cua­do pa­ra ca­da via­je, la Su­pe­rin­ten­den­cia de Va­lo­res y Se­gu­ros (SVS) re­co­mien­da eva­luar una se­rie de as­pec­tos, sien­do el pri­me­ro de ellos con­si­de­rar si el des­tino ele­gi­do exi­ge al­gún de­ter­mi­na­do ti­po de pó­li­za.

Otro fac­tor a con­si­de­rar es si el se­gu­ro tie­ne co­ber­tu­ra en el lu­gar al cual se via­ja y có­mo fun­cio­na en ca­so de que sea ne­ce­sa­rio uti­li­zar­lo (do­cu­men­tos que se re­quie­ren pa­ra el re­em­bol­so al re­gre­sar o con­ve­nios con ins­ti­tu­cio­nes don­de se rea­li­za­rán las atenciones). Se re­co­mien­da tam­bién eva­luar las mo­da­li­da­des que se creen pue­dan ne­ce­si­tar­se, pues las co­ber­tu­ras van des­de com­pen­sa­cio­nes por pér­di­das de equi­pa­je has­ta gas­tos de re­pa­tria­ción en ca­so de muer­te. El lí­mi­te pa­ra ca­da ti­po de si­nies­tro de­pen­de a la pó­li­za con­tra­ta­da y es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta es­te da­to.

“Siem­pre re­co­men­da­mos to­mar nues­tros pro­duc­tos que van des­de US$ 60 mil en co­ber­tu­ra, ideal­men­te de US$ 150. Hay que abor­dar­lo de la mis­ma ma­ne­ra de un se­gu­ro ca­tas­tró­fi­co, pa­ra te­ner la co­ber- tu­ra ne­ce­sa­ria pa­ra po­der en­fren­tar una en­fer­me­dad u ope­ra­ción de al­to cos­to en ca­so de ser ne­ce­sa­rio”, co­men­ta al res­pec­to Pé­rez.

Se­gún los si­nies­tros que pue­da ex­pe­ri­men­tar el pa­sa­je­ro du­ran­te su via­je, la Aso­cia­ción de Ase­gu­ra­do­res de Chi­le di­fe­ren­cia en­tre una se­rie de co­ber­tu­ras, sien­do la más co­mún la de asis­ten­cia mé­di­ca (por en­fer­me­dad o ac­ci­den­te), que pue­de ser com­ple­men­ta­da por la de com­pen­sa­ción por can­ce­la­ción de via­je. Es­ta fun­cio­na en ca­so de que por una emer­gen­cia, en­fer­me­dad, fa­lle­ci­mien­to o con­di­ción ju­rí­di­ca, el pa­sa­je­ro no pue­da via­jar y op­te por uti­li­zar su se­gu­ro pa­ra cu­brir la di­fe­ren­cia que no es re­em­bol­sa­da por ae­ro­lí­neas y ho­te­les. Tam­bién exis­te co­ber­tu­ra pa­ra re­gre­sar al país por una emer­gen­cia u op­tar a un re­gre­so an­ti­ci­pa­do; asis­ten­cia le­gal en ca­so de te­ner un ac­ci­den­te o su­frir una de­man­da en el ex­tran­je­ro; y asis­ten­cia en ca­so de ro­bo o pér­di­da de ob­je­tos (des­de ma­le­tas a do­cu­men­tos).

“El arrien­do de au­tos es uno de los ser­vi­cios que los chi­le­nos más to­man du­ran­te su es­ta­día en Es­ta­dos Uni­dos, que du­ran en pro­me­dio en­tre 10 a 15 días. Por eso, uno de los ser­vi­cios anexos que ofre­ce As­sist Card in­clu­ye abo­ga­dos, con ase­so­ría le­gal a to­dos nues­tros clien­tes, que pue­de ser uti­li­za­do en ca­so de un ac­ci­den­te de au­to”, agre­ga Pé­rez.

As­sist Card: Des­de te­lé­fo­nos fi­jos 2 2756 1005 ó al *2299 des­de ce­lu­la­res, en el ae­ro­puer­to de San­tia­go y en agen­cias de via­jes de to­do Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.