Cul­tu­ra, tu­ris­mo y en­tre­ten­ción pa­ra to­dos

La Tercera - Especiales3 - - Ediciones Especiales | Ñuñoa, Providencia Y Macul - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

Los lu­ga­res de es­par­ci­mien­to son fun­da­men­ta­les a la ho­ra de ele­gir una co­mu­na pa­ra vi­vir. Que po­sean ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas, vi­da cul­tu­ral y cui­da­do de las áreas ver­des son cla­ves pa­ra los ha­bi­tan­tes. Co­noz­ca cuá­les los si­tios de ma­yor in­te­rés de es­tas comunas.

So­bran los atri­bu­tos que po­seen las comunas de Ñu­ñoa, Ma­cul y Pro­vi­den­cia en re­la­ción a ser­vi­cios y ca­li­dad de vi­da. Sin em­bar­go, tam­bién des­ta­can por sus atrac­ti­vos cul­tu­ra­les, pa­tri­mo­nio ar­qui­tec­tó­ni­co, si­tios tu­rís­ti­cos y di­ver­sas zo­nas de en­tre­ten­ción pa­ra to­das las eda­des.

Ñu­ñoa, cen­tro gas­tro­nó­mi­co

La Pla­za Ñu­ñoa es el icono de la co­mu­na, ya que ahí es­tá em­pla­za­do el edi­fi­cio de la mu­ni­ci­pa­li­dad que des­ta­ca por su ar­qui­tec­tu­ra clá­si­ca y que con­vi­ve en ar­mo­nía con el bou­le­vard gas­tro­nó­mi­co ubi­ca­do en su par­te pos­te­rior y sub­te­rrá­nea; que po­see un di­se­ño mo­derno y van­guar­dis­ta. En es­te si­tio, tam­bién es­tá el tea­tro de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, las cons­tan­tes mues­tras de ar­te­sa­nía en la pla­za, mú­si­ca al ai­re li­bre y jue­gos in­fan­ti­les pa­ra que to­da la fa­mi­lia pue­da desa­rro­llar ac­ti­vi­da­des de acuer­do a sus in­tere­ses.

Pe­ro no so­lo la pla­za prin­ci­pal tie­ne am­plias ofer­tas de res­tau­ran­tes, ya que tam­bién exis­ten lo­ca­les muy lla­ma­ti­vos y que ofre­cen pro­duc­tos de al­ta ca­li­dad que se em­pla­zan en la Pla­za Gui­ller­mo Franc­ke, ubi­ca­da en Su­cre con Mi­guel Cla­ro. En tan­to, pa­ra los aman­tes del de­por­te es­tá el Club de De­por­tes de Ñu­ñoa y el Es­ta­dio Na­cio­nal don­de se rea­li­zan di­ver­sas cla­ses gra­tui­tas.

Des­de 1995 que Lau­ta­ro Mu­ñoz, pe­rio­dis­ta y pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, vi­ve en la co­mu­na de Ñu­ñoa, ac­tual­men­te su re­si­den­cia es­tá en Ma­nuel Montt con Ira­rrá­za­val y lo que más le gus­ta es vi­si­tar la Pla­za Ñu­ñoa. “Ese lu­gar es muy en­tre­te­ni­do, hay res­tau­ran­tes, lo­ca­les y más. Tam­bién hay si­tios de in­te­rés co­mo la Ca­sa de Me­mo­ria Jo­sé Do­min­go Ca­ñas, exis­ten ba­rrios muy bo­ni­tos ar­qui­tec­tó­ni­ca­men­te y lo prin­ci­pal es que Ñu­ñoa tie­ne pla­zas y par­que muy bo­ni­tos co­mo el Juan XXIII, don­de yo lle­va­ba a mis hi­jas des­de que eran pe­que­ñas”, cuen­ta Mu­ñoz.

Pro­vi­den­cia: Ícono ca­pi­ta­lino

En el co­ra­zón de la ca­pi­tal se ubi­ca una de las comunas más tra­di­cio­na­les de San­tia­go, Pro­vi­den­cia, que so­bre­sa­le por sus cui­da­dos par­ques, lu­ga­res de en­tre­ten­ción, ser­vi­cios de co­mer­cio, en­tre otros.

Una de las par­tes del Ba­rrio Be­lla­vis­ta co­rres­pon­de a es­ta co­mu­na, don­de se em­pla­zan di­ver­sos res­tau­ran­tes con dis­tin­tas pro­pues­tas gas­tro­nó­mi­cas; ade­más en ese mis­mo sec­tor hay ba­res y lu­ga­res de es­par­ci­mien­to. Otro pun­to cre­cien­te del en­cuen­tro adul­to-jo­ven es la ca­lle Ma­nuel Montt con lo­ca­les de ka­rao­ke, co­mi­da rá­pi­da gour­met y ba­res. El pa­seo Orre­go Lu­co es ideal pa­ra quie­nes bus­can happy hours des­pués de la ofi­ci­na y tam­bién po­see una dis­co­te­que pa­ra los que pre­fie­ran otro am­bien­te.

Las áreas de­por­ti­vas tam­bién son re­le­van­tes pa­ra co­mu­na, co­mo sus ci­clo­vías, el Par­que Me­tro­po­li­tano y di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des gra­tui­tas. Ade­más, un lu­gar emer­gen­te en cuan­to a lo gas­tro­nó­mi­co y de di­se­ño de ves­tua­rio ex­clu­si­vo e in­de­pen­dien­te es el Ba­rrio Ita­lia.

Bár­ba­ra Co­lo­ma, es una jo­ven uni­ver­si­ta­ria que vi­ve en el Ba­rrio Ita­lia y lo que más le gus­ta de su co­mu­na son sus par­ques co­mo el de las Es­cul­tu­ras y el Bal­ma­ce­da. “Siem- pre voy a la bi­blio­te­ca de la co­mu­na que es muy bue­na, tam­bién fre­cuen­to el Ca­fé Li­te­ra­rio del Par­que Bus­ta­man­te y sin du­da lo me­jor son las ci­clo­vías y las di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des que hay en la co­mu­na”, ex­pli­ca Co­lo­ma.

Ma­cul y la vi­da fa­mi­liar

La co­mu­na de Ma­cul tie­ne co­mo eje prin­ci­pal po­ten­ciar la vi­da de ba­rrio pa­ra las fa­mi­lias, por lo que se ha de­li­mi­ta­do la zo­na de ser­vi­cios de los lu­ga­res re­si­den­cia­les pa­ra no in­ter­fe­rir en la co­ti­dia­ni­dad de las per­so­nas. Es así co­mo des­de la mu­ni­ci­pa­li­dad de im­pul­san di­ver­sas ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas pa­ra el adul­to ma­yor y otros gru­pos de ma­ne­ra gra­tui­ta y la se­gu­ri­dad es un te­ma muy im­por­tan­te.

En­tre los si­tios de in­te­rés se cuen­tan: el Es­ta­dio Mo­nu­men­tal, el Pa­la­cio Vás­quez (que es la ac­tual mu­ni­ci­pa­li­dad), y el res­to­rán de co­mi­da típica El Chi­le­na­zo. Ade­más, la co­mu­na des­ta­ca por su ex­ce­len­te co­nec­ti­vi­dad con el Metro de San­tia­go y sus ave­ni­das.

Re­cuer­de vi­si­tar en es­tas tres comunas:

• Ba­rrio Ita­lia

• Ba­rrio Be­lla­vis­ta

• Par­que Juan XXIII

• Pa­la­cio Vás­quez

• Bou­le­vard gas­tro­nó­mi­co de Ñu­ñoa

• Pa­seo Orre­go Lu­co

• Par­que de las Es­cul­tu­ras

PA­TIO BE­LLA­VIS­TA. Cen­tro gas­tro­nó­mi­co y de en­tre­ten­ción que se en­cuen­tra en el lí­mi­te de las comunas de Re­co­le­ta y Pro­vi­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.