Va­lor agre­ga­do y ca­li­dad de vi­da en un bien raíz.

La efi­cien­cia ener­gé­ti­ca me­jo­ra as­pec­tos cla­ves pa­ra la vi­da en las vi­vien­das, co­mo el con­fort de tem­pe­ra­tu­ra in­te­rior y el gasto aso­cia­do, la ca­li­dad del ai­re y el con­su­mo ener­gé­ti­co, en­tre otros fac­to­res

La Tercera - Especiales3 - - Portada - Por: Rita Nú­ñez

La efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, la ilu­mi­na­ción, la ca­li­dad del am­bien­te in­te­rior, el con­su­mo de agua y el con­fort acús­ti­co, son as­pec­tos que se han man­te­ni­do sin gran­des cam­bios a tra­vés de las dé­ca­das en el sec­tor de la cons­truc­ción en Chi­le. Es­to por­que el ni­vel de la cons­truc­ción sus­ten­ta­ble en Chi­le es aún in­ci­pien­te, pe­ro exis­te in­te­rés en se­guir avan­zan­do y así se ha he­cho en las úl­ti­mas dos dé­ca­das, lo que cons­ta­ta Nor­man Goij­berg, vi­ce­pre­si­den­te del Co­mi­té Di­rec­ti­vo de Cer­ti­fi­ca­ción Edi­fi­cio Sus­ten­ta­ble (CES), sis­te­ma pro­mo­vi­do por el Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas, la Cá­ma­ra Chi­le­na de la Cons­truc­ción, el Co­le­gio de Ar­qui­tec­tos y ad­mi­nis­tra­do por el Ins­ti­tu­to de la Cons­truc­ción. “Se es­tá avan­zan­do des­de ce­ro a un ni­vel cre­cien­te­men­te en au­men­to; pe­ro nos en­con­tra­mos muy atrás res­pec­to a los paí­ses desa­rro­lla­dos. El ni­vel más ade­cua­do, se­rá cuan­do la de­man­da in­mo­bi­lia­ria, des­de las per­so­nas a las em­pre­sas, es­té ‘edu­ca­da’ pa­ra di­fe­ren­ciar en­tre pro­duc­tos in­mo­bi­lia­rios sus­ten­ta­bles y los que no lo son”, ex­pli­ca el ar­qui­tec­to.

Y ahí la cer­ti­fi­ca­ción en­tre­ga­da por un ter­ce­ro per­mi­te orien­tar a los con­su­mi­do­res. Así los com­pra­do­res tie­nen un ele­men­to que les ayu­da a pre­fe­rir una vi­vien­da más efi­cien­te ener­gé­ti­ca­men­te que otra.

Ener­gía pa­ra la co­mo­di­dad

El fac­tor di­fe­ren­cia­dor de las vi­vien­das que pre­sen­tan efi­cien­cia ener­gé­ti­ca son sus va­lo­res fi­na­les que se ex­pre­san en Kwh/m2/año, va­lor co­rres­pon­dien­te a la can­ti­dad de ener­gía ne­ce­sa­ria pa­ra man­te­ner un ni­vel de co­mo­di­dad. “La me­dia de las vi­vien­das en Chi­le es de apro­xi­ma­da­men­te 250 Kwh/m2/año, con ex­tre­mos de has­ta unos 500 Kwh/m2/año. En tan­to que una vi­vien­da muy efi­cien­te tie­ne una de­man­da de ener­gía de 20-30 Kwh/m2/ año. Es co­mo al com­prar un au­to, se di­fe­ren­cia en­tre uno que con­su­me 5 km/l y otro 15 km/l”, pre­ci­sa el ar­qui­tec­to.

En la prác­ti­ca, que una vi­vien­da sea efi­cien­te ener­gé­ti­ca­men­te ha­blan­do sig­ni­fi­ca una me­jor ca­li­dad de vi­da, ya que se cuen­ta con un me­jor con­fort de tem­pe­ra­tu­ra in­te­rior en in­vierno y en ve­rano, con un me­nor gasto men­sual. “En un pe­río­do de 30 años, co­mo el de un cré­di­to hipotecario, el aho­rro es equi­va­len­te al va­lor de la ca­sa”, ejem­pli­fi­ca Nor­man Goij­berg.

Asi­mis­mo, la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca en­tre­ga un me­jo­ra­mien­to de la ca­li­dad del ai­re y, por en­de, me­nos en­fer­me­da­des. Y a ni­vel país, pro­du­ce una “me­nor de­man­da de ener­gía y re­duc­ción de la con­ta­mi­na­ción at­mos­fé­ri­ca, que a la vez me­jo­ra la ca­li­dad de vi­da de los ciu­da­da­nos, con la con­si­guien­te re­duc­ción de cos­tos hos­pi­ta­la­rios. Pa­ra el mun­do, re­duc­ción de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro y con­trol del ca­len­ta­mien­to glo­bal”, de acuer­do al vi­ce­pre­si­den­te de CES. En ese sen­ti­do, “me­jo­rar la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de las vi­vien­das es una fór­mu­la win/win. Ga­nan los usua­rios, el país y el pla­ne­ta. Es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad ha­cer­lo, ya que eso es sus­ten­ta­bi­li­dad”, plan­tea Goij­berg.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.