Se­gun­do idio­ma

El va­lor de apren­der in­glés y sus be­ne­fi­cios.

La Tercera - Especiales3 - - Portada - Por: Ar­tu­ro Pra­do

En un mer­ca­do la­bo­ral ca­da vez más com­pe­ti­ti­vo, el do­mi­nio del in­glés se ha trans­for­ma­do en un re­qui­si­to fun­da­men­tal a la ho­ra de pos­tu­lar a un car­go de­ter­mi­na­do. Y es­to, no so­lo lo co­rro­bo­ran aca­dé­mi­cos del área, sino prác­ti­ca­men­te to­das las ins­ti­tu­cio­nes, em­pre­sas y ex­per­tos en se­lec­ción de per­so­nal del país.

Pa­ra Mary Ja­ne Abrahams, ex di­rec­to­ra de TESOLChi­le y di­rec­to­ra del De­par­ta­men­to de Ingles de la Uni­ver­si­dad Al­ber­to Hur­ta­do (UAH), los be­ne­fi­cios de es­tu­diar in­glés du­ran­te la edu­ca­ción su­pe­rior, se re­la­cio­nan con las ven­ta­jas com­pa­ra­ti­vas a las cua­les pue­den ac­ce­der los alum­nos uni­ver­si­ta­rios o téc­ni­cos. Por ejem­plo, ex­pli­ca que un gran nú­me­ro de tex­tos de las dis­tin­tas ca­rre­ras vie­ne en in­glés. A lo que se su­ma, el he­cho de que prác­ti­ca­men­te en to­dos los ca­sos, las be­cas y pa­san­tías ofre­ci­das por la ca­sa de es­tu­dios que­dan sin asig­nar, por­que pa­ra mu­chos paí­ses el idio­ma re­que­ri­do es el in­glés.

“Hoy se es­pe­ra que un pro­fe­sio­nal uni­ver- si­ta­rio pue­da ha­blar su idio­ma ma­terno y al me­nos uno más que, en el 90% de los ca­sos, co­rres­pon­de al in­glés”.

Ac­ce­so a la in­for­ma­ción

Con la irrup­ción de la glo­ba­li­za­ción y el uso trans­ver­sal de in­ter­net y nue­vas tec­no­lo­gías, el com­pren­der y per­fec­cio­nar un se­gun­do idio­ma, pue­de ge­ne­rar un ma­yor y me­jor ac­ce­so a la in­for­ma­ción y el co­no­ci­mien­to. En par­te, “por­que las per­so­nas se en­te­ran de lo que pa­sa en el mun­do y no so­lo en su al­re­de­dor lo­cal o na­cio­nal. Es­to desa­rro­lla sen­ti­dos de to­le­ran­cia, in­clu­sión, equi­dad y de­mo­cra­cia. Mien­tras que por otro la­do, los jó­ve­nes que ha­blan in­glés tie­nen me­jo­res opor­tu­ni­da­des al mo­men­to de bus­car tra­ba­jo. Es in­ne­ga­ble, que las com­pa­ñías que me­jor pa­gan, que pue­den ser in­ter­na­cio­na­les o es­pe­cia­li­za­das, exi­gen un buen ma­ne­jo de es­te idio­ma a sus pos­tu­lan­tes”. Asi­mis­mo, un co­rrec­to ma­ne­jo de es­te se­gun­do idio­ma pue­de lle­gar a ser de­ter­mi­nan­te en abrir las fron­te­ras y po­si­bi­li­da­des en otros paí­ses o con­ti­nen­tes, ya sea por tu­ris­mo, es­tu­dios o tra­ba­jo.

En re­su­men, el ac­to de es­tu­diar in­glés, ya sea me­dian­te cur­sos com­ple­men­ta­rios, me­dios on­li­ne o ins­ti­tu­tos es­pe­cia­li­za­dos, siem­pre se­rá un apor­te des­de el pun­to de vis­ta aca­dé­mi­co del in­tere­sa­do. Por lo tan­to, y si es­tá en­tre sus pla­nes cur­sar un pro­gra­ma de es­te ti­po, el lla­ma­do es a in­for­mar­se y re­vi­sar de­te­ni­da­men­te la ma­lla cu­rri­cu­lar del es­ta­ble­ci­mien­to, con el ob­je­ti­vo de se­lec­cio­nar el cur­so in­di­ca­do a sus ne­ce­si­da­des.

De acuer­do al Es­tu­dio Anual de Suel­dos 2016 del Co­le­gio de In­ge­nie­ros de Chi­le, el he­cho de ha­blar in­glés, du­ran­te los pri­me­ros cin­co años de ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, ge­ne­ra en pro­me­dio una ma­yor ren­ta, de en­tre 15% a 22%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.