Ca­li­dad de vi­da y co­nec­ti­vi­dad

Pa­ra vi­vir o tra­ba­jar la co­mu­na de Pro­vi­den­cia ofre­ce múl­ti­ples ven­ta­jas, así co­mo una plus­va­lía que la ha­ce atrac­ti­va pa­ra quie­nes bus­can ho­gar, co­mo pa­ra quie­nes com­pran un in­mue­ble a mo­do de in­ver­sión.

La Tercera - Especiales3 - - Portada - Por: Fa­bio­la Ro­mo

Con un co­mer­cio ya es­ta­ble­ci­do, Pro­vi­den­cia tie­ne to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra vi­vir o tra­ba­jar, ade­más, de co­le­gios, cen­tros de sa­lud y ac­ce­sos a las prin­ci­pa­les au­to­pis­tas de la ca­pi­tal. Pa­ra Car­los Agui­rre, di­rec­tor de la Es­cue­la de Cons­truc­ción de la Universidad de Las Amé­ri­cas (UDLA), la co­mu­na ofre­ce una ex­ce­len­te ca­li­dad de vi­da en la gran ma­yo­ría de sus ba­rrios, lo que in­flu­ye en la de­man­da por vi­vien­das. “Jun­to con la ca­li­dad de vi­da, Pro­vi­den­cia cuen­ta con una gran cen­tra­li­dad y am­plia co­nec­ti­vi­dad con el res­to de la ciu­dad”, afir­ma. Se­gún el pro­fe­sio­nal, en Pro­vi­den­cia exis­ten zo­nas co­mer­cia­les y de ofi­ci­nas muy ex­ten­di­das, pe­ro tam­bién exis­ten otras re­si­den­cia­les muy cui­da­das. “En esa pers­pec­ti­va, los ba­rrios de la co­mu­na de­ben ver­se por se­pa­ra­do, ya que la reali­dad de ellos es muy dis­tin­ta. Por ejem­plo, en Pe­dro de Valdivia Nor­te con­vi­ven am­bos usos y se man­tie­ne un ex­ce­len­te ni­vel de vi­da; mien­tras que en las zo­nas de Her­nan­do de Agui­rre y pla­za Di­na­mar­ca el barrio es ple­na­men­te re­si­den­cial”, sos­tie­ne.

En los sec­to­res re­si­den­cia­les, Pro­vi­den­cia des­ta­ca por sus áreas ver­des que fa­vo­re­cen el de­por­te y la vi­da fa­mi­liar.

Fue­ra de la ca­li­dad de vi­da, Pro­vi­den­cia cuen­ta con una am­plia cen­tra­li­dad y co­nec­ti­vi­dad con el res­to de la ciu­dad”.

Car­los Agui­rre, di­rec­tor de la Es­cue­la de Cons­truc­ción de la Universidad de Las Amé­ri­cas.

Ca­sas de barrio con­vi­ven ar­mó­ni­ca­men­te con edi­fi­cios de lu­jo en Pro­vi­den­cia, que son ele­gi­dos por quie­nes bus­can se­gu­ri­dad, equi­pa­mien­to y es­pa­cios co­mu­nes am­plios pa­ra com­par­tir. En los sec­to­res re­si­den­cia­les, Pro­vi­den­cia des­ta­ca por sus áreas ver­des que fa­vo­re­cen el de­por­te y la vi­da fa­mi­liar, mien­tras que en las áreas más co­mer­cia­les la co­nec­ti­vi­dad y cer­ca­nía con ban­cos, res­tau­ran­tes, mul­ti­tien­das y cen­tros co­mer­cia­les la ha­cen un buen lu­gar pa­ra tra­ba­jar, sin per­der la ca­li­dad de vi­da. Un lu­gar con to­das las facilidades a un so­lo pa­so.

Con una al­tu­ra de edi­fi­ca­ción re­gu­la­da, pa­ra pro­te­ger la ima­gen de barrio que pro­yec­ta Pro­vi­den­cia, los pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios se han adap­ta­do con una in­fra­es­truc­tu­ra só­li­da y ar­mó­ni­ca con el en­torno. “Res­pec­to de la plus­va­lía, se­gún los da­tos que te­ne­mos ha si­do bas­tan­te al­ta en los úl­ti­mos años. Si esa ten­den­cia si­gue en cre­ci­mien­to es al­go que de­pen­de de có­mo evo­lu­cio­ne el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio en Chi­le y de los es­ce­na­rios ma­cro­eco­nó­mi­cos”, di­ce el pro­fe­sor es­pe­cia­lis­ta en cons­truc­ción, Car­los Agui­rre.

Pa­ra los in­ver­sio­nis­tas in­mo­bi­lia­rios que com­pran de­par­ta­men­tos pa­ra arrien­do, Pro­vi­den­cia es, sin du­da, un ex­ce­len­te mer­ca­do. ¿Por qué? Se­gún el do­cen­te de la UDLA, por­que es muy di­ná­mi­co y pre­sen­ta ex­ce­len­tes con­di­cio­nes de cre­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.