Mi­nu­to a mi­nu­to del des­em­bar­co ar­gen­tino en las is­las Mal­vi­nas

Ha­ce 30 años, tro­pas trans­an­di­nas, del Ejér­ci­to y la Ar­ma­da, fue­ron des­ple­ga­das en el te­rri­to­rio. La ope­ra­ción ga­ti­lló un con­flic­to bé­li­co con Reino Uni­do, que cul­mi­nó el 14 de ju­nio de 1982.

La Tercera - - MUNDO -

El dia­rio ar­gen­tino La Na­ción, que tam­bién tuvo ac­ce­so a los do­cu­men­tos, se­ña­la que fue­ron iden­ti­fi­ca­dos con exac­ti­tud avio­nes, trin­che­ras y po­si­cio­nes de­fen­si­vas. “Ar­gen­ti­na cons­tru­yó 16 po­si­cio­nes de­fen­si­vas en la zo­na sur de Puer­to Stan­ley”, men­cio­na uno de los do­cu­men­tos des­cla­si­fi­ca­dos.

“Quie­ro que se­pas que he­mos va­lo­ra­do tu coope­ra­ción en los desafíos que am­bos en­fren­ta­mos en mu­chas par­tes del mun­do. Ha­re­mos lo que po­da­mos en ayu­dar­te aquí. Aten­ta­men­te, Ron”, con es­ta no­ta, es­cri­ta el 1 de abril de 1982, el ex man­da­ta­rio le da­ba el res­pal­do a la en­ton­ces pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca.

Sin em­bar­go, los do­cu­men­tos dan cuenta de que una de las ob­se­sio­nes de Was­hing­ton era la sos­pe­cha de par­cia­li­dad. “No po­de­mos con­tra­rres­tar­la”, ad­mi­tió el en­ton­ces em­ba­ja­dor nor­te­ame­ri­cano Harry Sh­lau­de­man, en un ca­ble se­cre­to en­via­do 48 ho­ras des­pués del hun­di­mien­to del Bel­grano. Uno de los da­tos más re­ve­la­do­res es la ver­sión com­ple­ta que ela­bo­ró la di­plo­ma­cia nort e a me­ri­ca­na s o br e la con­ver­sa­ción que That­cher man­tu­vo con el en­via­do de Rea­gan en Lon­dres, el 8 de abril de 1982, cuan­do re­cién se ha­bía ini­cia­do el con­flic­to. En esa re­cons­truc­ción ofi­cial, la pri­me­ra mi­nis­tra “agra­de­ce” al se­cre­ta­rio de Es­ta­do Ale­xan­der Haig por la in­for­ma­ción de “in­te­li­gen­cia” apor­ta­da por los Es­ta­dos Uni­dos en el con­flic­to. That­cher ex­pre­sa tam­bién “tran­qui­li­dad” por “sa­ber” que la ex­pre­sión de neu­tra­li­dad de Rea­gan no era sino una fi­gu­ra re­tó­ri­ca. “No so­mos im­par­cia­les”, acep­ta Haig. “Creo que us­ted sa­be cuál es la po­si­ción de Rea­gan, no ne­ce­si­to pro­fun­di­zar en eso”, aña­de.

Se­gún el dia­rio, el al­can­ce del apo­yo de EE.UU. a Reino ni­do que­da plas­ma­do en la con­ver­sa­ción en­tre Haig y That­cher: “Te­ne­mos que ha­cer to­do lo po­si­ble por for­ta­le­cer su po­si­ción”, di­ce el se­cre­ta­rio de Es­ta­do.

Las re­ve­la­cio­nes son par­te del tra­ba­jo de re­co­pi­la­ción do­cu­men­tal que rea­li­za el Na­tio­nal Se­cu­rity Ar­chi­ve y, en es­pe­cial, del Pro­yec­to del Cono Sur, que en­ca­be­za el ex­per­to en aná­li­sis y sis­te­mas Car­los Osorio. El De­par­ta­men­to aca­ba de re­unir 40 nue­vos do­cu­men­tos so­bre la gue­rra de las Mal­vi­nas. “Bue­na par­te de lo que des­cu­bri­mos con es­tos do­cu­men­tos se co­no­cía. Pe­ro en to­do ca­so, apor­tan una evi­den­cia des­car­na­da de la par­cia­li­dad de los Es­ta­dos Uni­dos ha­cia Reino Uni­do en la gue­rra, al­go que in­clu­yó el uso de su di­plo­ma­cia en esa di­rec­ción”, di­jo Osorio al dia­rio La Na­ción. “Se­ría muy in­tere­san­te que la Ar­gen­ti­na des­cla­si­fi­ca­ra do­cu­men­tos pa­ra po­der dar ese la­do de la his­to­ria”, aña­dió. Una se­rie de ac­tos en to­do el país se rea­li­za­rán pa­ra con­me­mo­rar el des­em­bar­co ar­gen­tino en las is­las Mal­vi­nas. La Pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez ofi­cia­rá un dis­cur­so en el Mo­nu­men­to a los Caí­dos en el con­flic­to bé­li­co y es­ta­rá acom­pa­ña­da por va­rios mi­nis­tros del ga­bi­ne­te. Mien­tras en Bue­nos Ai­res, au­to­ri­da­des mi­li­ta­res rea­li­za­rán un ac­to en la Plaza San Mar­tín, don­de tam­bién se eri­gió otro mo­nu­men­to con­me­mo­ra­ti­vo. Un do­cu­men­to rea­li­za­do por la Aso­cia­ción pa­ra la De­fen­sa Na­cio­nal de Reino Uni­do di­vul­ga­do ayer, re­ve­ló que ese país ten­dría di­fi­cul­ta­des pa­ra de­fen­der, re­for­zar o re­cu­pe­rar las is­las Mal­vi­nas si Ar­gen­ti­na de­ci­die­ra ocu­par­las otra vez por la fuer­za, co­mo lo hi­zo ha­ce 30 años. “En cir­cuns­tan­cias fa­vo­ra­bles, el des­plie­gue de más sol­da­dos y de una ade­cua­da fuer­za de gue­rra lle­va­ría, apro­xi­ma­da­men­te, una se­ma­na”, di­ce el tex­to.

R La ope­ra­ción mi­li­tar en las Mal­vi­nas fue una ac­ción con­jun­ta que reali­zó tan­to el Ejér­ci­to co­mo la Ma­ri­na de Ar­gen­ti­na y co­men­zó a ges­tar­se a me­dia­dos de mar­zo de 1982. A con­ti­nua­ción, un re­cuen­to de có­mo ocu­rrie­ron los he­chos el vier­nes 2 de abril de 1982, día que que­dó mar­ca­do pa­ra siem­pre en la his­to­ria del país trans­an­dino. Cer­ca de las 22 ho­ras del 1 de abril, el en­ton­ces Pre­si­den­te de EE.UU., Ro­nald Rea­gan, hi­zo el úl­ti­mo in­ten­to pa­ra que el te­nien­te ge­ne­ral Leo­pol­do Gal­tie­ri desis­tie­ra de la ope­ra­ción. “Se­ñor Pre­si­den­te, ten­go no­ti­cias con­fia­bles de que Ar­gen­ti­na adop­ta­rá una me­di­da de fuer­za en Mal­vi­nas. Es­toy muy preo­cu­pa­do por las re­per­cu­sio­nes de una ac­ción de ese ti­po”, le di­jo Rea­gan al go­ber­nan­te ar­gen­tino. “De­seo re­cor­dar­le que mi país ha man­te­ni­do en ese li­ti­gio con Reino Uni­do una ac­ti­tud fa­vo­ra­ble a la ne­go­cia­ción, pe­ro la pa­cien­cia del pue­blo ar­gen­tino tie­ne un lí­mi­te”, fue la ré­pli­ca de Gal­tie­ri.

1 00.00

Po­cas ho­ras des­pués de la c o nver s a c i ó n e nt r e Was­hing­ton y Bue­nos Ai­res co­men­za­ron a in­gre­sar a la uni- dad aé­rea de Co­mo­do­ro Ri­va­da­via, en la pro­vin­cia de Chu­but, los efec­ti­vos del Ejér­ci­to ar­gen­tino que se­rían trans­por­ta­dos a Mal­vi­nas.

2 01.30

Los hom­bres del ca­pi­tán de cor­be­ta Guillermo Sán­che­zSa­ba­rots, que ha­bían des­em­bar­ca­do en Puer­to En­ri­que­ta, se di­vi­die­ron en dos gru­pos. El pri­me­ro, co­man­da­do por él mis­mo, se di­ri­gió a los ba­rra­co­nes de la in­fan­te­ría de Ma­ri­na bri­tá­ni­ca en Moody Brook pa­ra ata­car­los. El se­gun­do, ba­jo el man­do del ca­pi­tán de cor­be­ta Pe­dro Giachino, avan­zó ha­cia Puer­to Stan­ley, pa­ra to­mar el edi­fi­cio del go­ber­na­dor bri­tá­ni­co, Rex Hunt, y cap­tu­rar­lo.

3 02.30

Se lan­zan los bu­zos tác­ti­cos des­de el sub­ma­rino San­ta Fe, al man­do del ca­pi­tán de cor­be­ta Ho­ra­cio Bi­caín, que lle­ga­rían has­ta el mar­ca­do de Pla­ya Ro­ja en bo­tes de go­ma.

4 04.00

En Co­mo­do­ro Ri­va­da­via se ini­cia el em­bar­que del per­so­nal y del ma­te­rial bé­li­co que se­ría en­via­do a las is­las. El des­pe­gue del Hér­cu­les

R TC-68 se re­tra­só has­ta las 05.15, por la pre­sen­cia de obs­tácu­los en la pis­ta del ae­ro­puer­to de Stan­ley.

5 05.30

El equi­po del ca­pi­tán Guillermo Sán­chez-sa­ba­rots lle­ga a Moody Brook. “Es­ta­ba aún com­ple­ta­men­te os­cu­ro. Iba­mos a usar gas la­cri­mó­geno pa­ra for­zar la sa­li­da de los bri­tá­ni­cos de los edi­fi­cios y así cap­tu­rar­los. En­ton­ces lan­za­mos gra­na­das de gas en ca­da edi­fi­cio. No hu­bo reac­ción; las ba­rra­cas es­ta­ban va­cías”, re­cor­dó Sán­chez-sa­ba­rots.

6 06.30

Comienza el asal­to a la ca­sa del go­ber­na­dor Hunt, a car­go del ca­pi­tán Pe­dro Giachino. Los bri­tá­ni­cos abren fue­go con­tra la pa­tru­lla y el ca­pi­tán es he­ri­do, fa­lle­cien­do pos­te­rior­men­te.

7 07.00

Comienza la re­mo­ción de las má­qui­nas via­les que obs­ta­cu­li­za­ban la pis­ta en el ae­ro­puer­to de Stan­ley. He­cha es­ta ta­rea, izan por pri­me­ra vez la ban­de­ra ar­gen­ti­na en Mal­vi­nas.

8 08.20

El co­man­dan­te de las Fuer- zas de Ta­rea An­fi­bias in­for­ma que el go­ber­na­dor Hunt q ue r í a c o nver s a r c o n la Fuer­za de Des­em­bar­co. Car­los Bus­ser se di­ri­ge a la re­si­den­cia de la au­to­ri­dad bri­tá­ni­ca. “Sa­bía que de­be­ría ren­dir­me en al­gún mo­men­to. Mi preo­cu­pa­ción era cuán­tas vi­das más se per­de­rían”, afir­mó Hunt.

9 09.30

Hunt or­de­na la ren­di­ción de sus tro­pas, sin que hu­bie­ra muer­tos o he­ri­dos, se­gún in­for­ma­ción bri­tá­ni­ca.

12.15

El co­man­dan­te del teatro de ope­ra­cio­nes Mal­vi­nas, ge­ne­ral Os­val­do García, se hi­zo car­go de las is­las.

16.00

Ate­rri­zan los pri­me­ros avio­nes de com­ba­te: cua­tro Pu­ca­rá que ha­bían des­pe­ga­do des­de Río Ga­lle­gos, pa­ra eje­cu­tar las ope­ra­cio­nes aé­reas.

23.40

Un boeing B-707 des­pe­ga de Co­mo­do­ro Ri­va­da­via con des­tino al ae­ro­puer­to de Ca­rras­co en Uru­guay. A bor­do via­ja­ba el go­ber­na­dor Rex Hunt, su fa­mi­lia y los Ro­yal Ma­ri­nes bri­tá­ni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.