Abren hos­tal en el ba­rrio Be­lla­vis­ta con di­se­ño ins­pi­ra­do en es­té­ti­ca roc­ke­ra

Ra­do se lla­ma el nue­vo ho­tel de ca­lle Pío Nono de­co­ra­do con íco­nos de la mú­si­ca po­pu­lar. Ofre­ce ha­bi­ta­cio­nes te­má­ti­cas de­di­ca­das a Los Beatles, Ro­ger Wa­ters, El­vis y Los Ra­mo­nes.

La Tercera - - SANTIAGO - Car­los Re­yes Ba­rría

RH Tras cru­zar la puer­ta de vi­drio del edi­fi­cio de Pío Nono 5, apa­re­ce la ima­gen de Jim Mo­rri­son jun­to a la re­cep­ción de már­mol que aco­ge a los hués­pe­des. Al su­bir las es­ca­le­ras, emer­gen otros cua­dros con las fi­gu­ras de El­vis Pres­ley y Andy War­hol. Es­tos íco­nos del rock y la cul­tu­ra pop son un ade­lan­to del di­se­ño y am­bien­ta­ción del H Ra­do, hos­tal te­má­ti­co que re­ci­be ha­ce dos me­ses a los tu­ris­tas jus­to a la en­tra­da del ba­rrio Be­lla­vis­ta. “Exis­ten dos ti­pos de hos­ta­les: los pa­ra mochileros, que quie­ren gas­tar lo mí­ni­mo, y otros, co­mo és­te, con una in­ten­ción es­té­ti­ca”, agre­ga Pa­blo Ra­do, due­ño del lu­gar. La ar­qui­tec­tu­ra, el di­se­ño y la de­co­ra­ción de H Ra­do es­tu­vo a car­go de Ta­ller Sie­te, de los ar­qui­tec­tos Cris­tián Ríos y Mau­ri­cio Pi­cha­ra, los mis­mos que pro­yec­ta­ron el ho­tel bou­ti­que Las­ta­rria y el hos­tal Fo­res­tal. Es un edi­fi­cio de 1.000 m2 con cua­tro pi­sos. En el pri­me­ro, se ubi­ca un zó­ca­lo con lo­ca­les co­mer­cia­les y el res­tau­ran­te Be­lla­vis­ta Sand­wich Club, que des­ple­gó su car­ta en di­ciem­bre de 2011. “El res­tau­ran­te tam­bién tie­ne una te­má­ti­ca pop, pe­ro más lo­cal: con mu­ra­les al es­ti­lo de la Li­ra Po­pu­lar, fo­to­gra­fías de ca­lles y postales de la ciu­dad. Pe­se a que es­tá abier­to a to­do pú­bli­co, es tam­bién el co­me­dor de los hués­pe­des”, agre­ga Ra­do. Sus 14 ha­bi­ta­cio­nes –cu­yos nú­me­ros es­tán di­se­ña­dos co­mo le­tre­ros de ca­rre­te­ras es­ta­dou­ni­den­ses- se di­vi­den en pie­zas pri­va­das y co­lec­ti­vas pa­ra tres, cua­tro, seis y ocho per­so­nas. El se­gun­do pi­so es el más roc­ke­ro y ahí el clien­te se pue­de hos­pe­dar en los cuar­tos de­di­ca­dos a Ro­ger Wa­ters, Jimmy Hen­drix, Los Ra­mo­nes, Los Beatles y El­vis. El ter­ce­ro es­tá aso­cia­do a War­hol, con ta­pi­ces si­co­dé­li­cos en los mu­ros y cua­dros es­ti­lo Lich­tens­tein en los pa­si­llos. Imá­ge­nes de Ma­rilyn Mon­roe y Ma­don­na apa­re­cen en to­das las pin­tu­ras so­bre las ca­be­ce­ras de las ca­mas. Por úl­ti­mo, el cuar­to pi­so es el loun­ge, el área común y co­ci­na de los hués­pe­des, con lám­pa­ras y si­llas fu­tu­ris­tas al es­ti­lo de Ver­ner Pan­ton, di­se­ña­dor da­nés con­si­de­ra­do co­mo uno de

R l o s más si­glo XX. La te­rra­za, de 130 m2, tie­ne vis­ta pa­no­rá­mi­ca ha­cia el ce­rro San Cris­tó­bal, los ras­ca­cie­los de San­hat­tan y el Par­que Fo­res­tal. “Cuan­do me pre­gun­tan qué vi­si­tar pri­me­ro en San­tia­go, los lle­vo a es­ta te­rra­za y les ex­pli­co dón­de ir”, di­ce el pro­pie­ta­rio del hos­tal. Se­gún el due­ño, ha exis­ti­do preo­cu­pa­ción por con­ver­tir el edi­fi­cio en un lu­gar sus­ten­ta­ble, con lu­ces LED de ba­jo con­su­mo y cal­de­ras que aho­rran un 30% de ener­gía, ade­más de ter­mo­pa­ne­les pa­ra ais­lar la tem­pe­ra­tu­ra.

in­flu­yen­tes del

Ecos mu­si­ca­les

Si bien uno de los edi­fi­cios del hos­tal era un apart-ho­tel aban­do­na­do, en el otro se ubi­có la aca­de­mia de ba­llet de An­drée Haas, pio­ne­ra de la dan­za mo­der­na chi­le­na que par­ti­ci­pó en la fundación del pri­mer cuer­po de ba­llet de San­tia­go en 1945. “Aden­tro el lu­gar lle­va­ba des­ha­bi­ta­do mu­chos años. En­con­tra­mos pe­rió­di­cos y re­vis­tas Na­tio­nal Geo­grap­hic de los años 50. El lu­gar pa­re­cía un Hum­bers­to­ne aban­do­na­do”, di­ce Cris­tián Ríos, uno de los ar­qui­tec­tos. La ha­bi­li­ta­ción del hos­tal fue una ta­rea ar­dua de po­co más de un año. La re­fac­ción y el trans­por­te de es­com­bros tam­bién fue com­ple­jo den­tro de un ba­rrio con­cu­rri­do. Se res­tau­ra­ron los edi­fi­cios nú­me­ro 5 y 9 de ca­lle Pío Nono con más de 70 años de an­ti­güe­dad y fue­ron uni­dos en una so­la de­pen­den­cia. “En pri­mer lu­gar, am­bos edi­fi­cios te­nían una ni­ve­la­ción dis­tin­ta. El se­gun­do pi­so no es­ta­ba a la mis­ma al­tu­ra en uno y en otro. Pa­ra eso, el pa­si­llo tie­ne unas ram­pas que mu­chos las en­cuen­tran bien sim­pá­ti­cas, pe­ro la verdad es que fue una so­lu­ción a es­te obs­tácu­lo”, agre­ga. El pro­yec­to bus­ca man­te­ner la es­ca­la del ba­rrio, sin in­va­dir el en­torno. Asi­mis­mo, es­te apor­te a la iden­ti­dad del sec­tor atrae a los tu­ris­tas ex­tran­je­ros en­tre 20 y 35 años que van al Pa­tio Be­lla­vis­ta y quie­ren un hos­pe­da­je con on­da. “Pa­ra Lo­lla­pa­loo­za tu­vi­mos to­das las ha­bi­ta­cio­nes lle­nas. A todos les lla­ma la aten­ción la de­co­ra­ción. La re­cuer­dan y pa­san el da­to del hos­tal del rock de Be­lla­vis­ta”, re­ma­ta su due­ño.

RR

14ha­bi­ta­cio­nes tie­ne el hos­tal. Es­tán de­di­ca­das a fi­gu­ras co­mo Los Beatles y El­vis. me­tros cua­dra­dos tie­ne el edi­fi­cio. Se ubi­ca en Pío Nono 5 y po­see cua­tro pi­sos.

FO­TO: RI­CHARD ULLOA

RR

FO­TO: CH­RIS­TIAN IGLE­SIAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.