“No po­de­mos de­pen­der de una au­to­ri­dad po­lí­ti­ca”

Di­rec­tor na­cio­nal del INE : Ase­gu­ra que es ne­ce­sa­rio avan­zar en la au­to­no­mía del INE, al de­ta­llar los cam­bios que im­pul­san pa­ra es­ta en­ti­dad. Tres son los ejes que con­tem­pla la ini­cia­ti­va. Me­jo­rar la or­ga­ni­za­ción, la es­truc­tu­ra ad­mi­nis­tra­ti­va y es­ta­dís­tic

La Tercera - - NEGOCIOS - Car­los Alon­so M

R Cam­bios en su es­truc­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal, ad­mi­nis­tra­ti­va y es­ta­dís­ti­ca con­tem­pla el pro­yec­to que es­tá tra­ba­jan­do el di­rec­tor na­cio­nal del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Estadísticas (INE), Fran­cis­co Lab­bé, pa­ra mo­der­ni­zar el or­ga­nis­mo. El prin­ci­pal ob­je­ti­vo es que la en­ti­dad se ade­cue a los es­tán­da­res de los paí­ses de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (Ocde). Es por ello que jun­to a un re­du­ci­do gru­po de fun­cio­na­rios del INE, Lab­bé tra­ba­ja pa­ra pre­sen­tar­le la pro­pues­ta al mi­nis­tro de Economía, Pa­blo Lon­guei­ra, antes de que ter­mi­ne ma­yo. ¿Qué bus­can con la idea de dar una ma­yor au­to­no­mía al INE.

Es­ta es la par­te más re­le­van­te del pro­yec­to de mo­der­ni­za­ción pa­ra el INE. No po­de­mos de­pen­der de una au­to­ri­dad po­lí­ti­ca y por ello bus­ca­mos ser au­tó­no­mos. Eso pa­sa en todos los paí­ses del mun­do, que las en­ti­da­des estadísticas que tra­ba­jan con ci­fras y da­tos no pue­den de­pen­der de los go­bier­nos.

En tér­mi­nos con­cre­tos ¿por qué ve la ne­ce­si­dad de avan­zar en la au­to­no­mía del INE?

El he­cho de que de­pen­da del go­bierno de turno ha­ce que se en­tre en du­da ca­da vez que se pro­du­ce un cam­bio de los pro­duc­tos es­ta­dís­ti­cos, lo que sus­ci­ta una ba­taho­la tre­men­da y, ade­más, se pres­ta pa­ra in­ter­pre­ta­cio­nes po­lí­ti­cas que no son jus­tas pa­ra la la­bor que rea­li­za es­ta ins­ti­tu­ción.

¿Qué mo­de­lo es­tán vien­do pa­ra atri­buir­le ma­yor in­de­pen­den­cia?

Es­ta­mos vien­do dis­tin­tos mo­de­los pa­ra que el go­bierno ten­ga op­cio­nes y pue­da ele­gir. En­tre ellos es­tá un sis­te­ma co­mo el Ban­co Cen­tral o el Consejo pa­ra la Trans­pa­ren­cia. Lo que es re­le­van­te es que las au­to­ri­da­des de es­ta ins­ti­tu­ción ten­gan un nom­bra­mien­to apo­lí­ti­co e in­de­pen­dien­te.

En lo con­cre­to ¿có­mo ope­ra­ría es­te INE au­tó­no­mo?

Lo más cla­ro es que fun­cio­ne con un pre­si­den­te quien sea la au­to­ri­dad má­xi­ma. Jun­to a él, un ge­ren­te ge­ne­ral que mi­re y ad­mi­nis­tre los te­mas in­ter­nos. Ade­más, un di­rec­to­rio que ten­ga to­das las sen­si­bi­li­da­des po­lí­ti­cas y que de­fi­na la mi­ra­da y es­tra­te­gia de lar­go pla­zo.

Ba­se de es­ta­dís­ti­ca na­cio­nal

¿Con es­te pro­yec­to tam­bién se bus­ca que el INE ad­mi­nis­tre da­tos de otros sec­to­res pú­bli­cos pa­ra tener me­jo­res estadísticas?

Hay una can­ti­dad enor­me de estadísticas que ma­ne­jan los dis­tin­tos mi­nis­te­rios. Por ello, de­be­mos avan­zar en un en­te rec­tor del sis­te­ma es­ta­dís­ti­co na­cio­nal que per­mi­ta la es­tan­da­ri­za­ción de la no­men­cla­tu­ra que se usa pa­ra las dis­tin­tas estadísticas.

¿Qué se bus­ca

con

esa

R “No exis­te una eva­lua­ción aca­ba­da del desem­pe­ño de los fun­cio­na­rios. Ade­más, las re­mu­ne­ra­cio­nes no son acor­des con el mer­ca­do”. “Que­re­mos que to­da la pro­duc­ción es­ta­dís­ti­ca de los ser­vi­cios pú­bli­cos pue­dan con­ver­sar en­tre sí y de esa ma­ne­ra usar todos esa ba­se de da­tos”. “No po­de­mos de­pen­der de una au­to­ri­dad po­lí­ti­ca, por­que las en­ti­da­des estadísticas que tra­ba­jan con ci­fras no pue­den de­pen­der de los go­bier­nos”. es­tan­da­ri­za­ción?

Que to­da la pro­duc­ción es­ta­dís­ti­ca de los ser­vi­cios pú­bli­cos pue­dan con­ver­sar en­tre sí, y de esa ma­ne­ra usar todos esos re­gis­tros pa­ra la ela­bo­ra­ción de estadísticas.

Pa­ra su im­ple­men­ta­ción ¿qué mo­de­lo es­tán vien­do?

Tie­ne que de­fi­nir­se un sis­te­ma que ten­ga el su­fi­cien­te po­der pa­ra que pue­da ad­mi­nis­trar­lo. Aho­ra, si es el INE el que ten­drá esa mi­sión de coor­di­nar es­te sis­te­ma tie­ne que tener la au­to­ri­dad su­fi­cien­te pa­ra que el res­to de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas se or­de­nen ha­cia es­te es­que­ma. Pa­ra ello se ne­ce­si­ta que por ley el INE ten­ga la mi­sión de ve­lar por la ad­mi­nis­tra­ción y que cuen­te con los re­cur­sos su­fi­cien­tes pa­ra ello.

¿Cuál es la im­por­tan­cia de es­ta­ble­cer un sis­te­ma na­cio­nal de estadísticas?

Pri­me­ro, es un aho­rro de di­ne­ro gi­gan­tes­co, por­que es­ta­mos du­pli­can­do re­cur­sos y ha­cien­do las mis­mas pre­gun­tas de dis­tin­ta for­ma con mi­nis­te­rios. Por ejem­plo, de­be­ría­mos sa­ber to­da la in­for­ma­ción de la educación en Chi­le, pe­ro no es po­si­ble por­que se re­quie­re un tra­ba­jo gi­gan­tes­co pa­ra eso.

Con el sis­te­ma na­cio­nal de es­ta­dís­ti­ca se bus­ca tener me­jor in­for­ma­ción pa­ra desa­rro­llar me­jo­res po­lí­ti­cas pú­bli­cas.

Cla­ro. Las estadísticas nos acer­can a la verdad, y por ello mien­tras me­jor in­ter­pre­ten la reali­dad son me­jo­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.