Tum­ba de Za­mu­dio se con­vier­te en pun­to de vi­si­tas

La Tercera - - PAÍS - Flor Guz­mán San­tia­go

“Quie­ro que me ayu­des a su­pe­rar la muer­te de mi hi­jo. Era mi vi­da y mu­rió trá­gi­ca­men­te”, di­ce una de las más de 20 car­tas que la gen­te ha de­ja­do en la tum­ba de Da­niel Za­mu­dio, a 18 días de su fa­lle­ci­mien­to. La ma­yo­ría de las mi­si­vas con­tie­ne di­fe­ren­tes ti­pos de pe­ti­cio­nes. La ma­yo­ría es­tán f i r ma­das c o n u n “t e quie­ro, Da­niel”. To­das han si­do de­ja­das por per­so­nas que ja­más se cru­za­ron con él. “Aun­que no te ha­ya co­no­ci­do, tu muer­te me afec­tó tan­to co­mo la de un fa­mi­liar”, di­ce una car­ta fe­cha­da el 9 de abril. “Me hu­bie­ra en­can­ta­do ha­ber­te co­no­ci­do”, di­ce otra que da­ta del mis­mo día. Han pa­sa­do dos se­ma­nas des­de el fu­ne­ral de Da­niel Za­mu­dio, pe­ro su tum­ba es­tá ador­na­da con de­ce­nas de ra­mos de flo­res que, jun­to a los 10 glo­bos ro­jos con for­ma de co­ra­zón, ta­pan los ni­chos de arri­ba y de aba­jo. Al cen­tro de to­do es­tá la fo­to del jo­ven. La tum­ba es la más El fis­cal del ca­so Za­mu­dio, Er­nes­to Vásquez, to­mó el jue­ves de­cla­ra­ción a Raúl Ló­pez, uno de los cua­tro impu­tados por el cri­men de Da­niel Za­mu­dio. Fuen­tes cer­ca­nas al ca­so sos­tu­vie­ron que Ló­pez ra­ti­fi­có su tes­ti­mo­nio po­li­cial en que re­co­no­cía ha­ber par­ti­ci­pa­do de la gol­pi­za y, ade­más, ase­gu­ró que en la agre­sión só­lo par­ti­ci­pa­ron las cua­tro per­so­nas de­te­ni­das y no hu­bo más im­pli­ca­dos. ador­na­da del pa­si­llo, la más ador­na­da de todos los pa­si­llos del sec­tor. Li­lia­na tra­ba­ja en el área del Ce­men­te­rio Ge­ne­ral en el que es­tá la tum­ba del jo­ven. “Da­niel siem­pre ha es­ta­do lin­do. Y tie­ne har­tas pe­ti­cio­nes. La gen­te le pi­de harto y vie­nen todos los días a ver­lo”, di­ce ella. Pe­ti­cio­nes co­mo las que se ven en uno de los glo­bos: “Da­le sa­bi­du­ría a Ay­lin en sus es­tu­dios”, “da­me sa­lud”. Pe­ro no só­lo pe­ti­cio­nes tie­nen las car­tas, tam­bién con­fe­sio­nes: “Sa­bes, el día de tu des­pe­di­da a mí me pa­só al­go es­pe­cial. Co­no­cí a una per­so­na es­pe­cial”, di­ce una car­ta del 4 de abril. A Ale­jan­dra Cal­de­rón y No­ra Pal­ma les hu­bie­ra gus­ta­do es­tar en el fu­ne­ral de Za­mu­dio. Pe­ro no pu­die­ron y, por eso, acor­da­ron que cuan­do a una le sa­lie­ra la opor­tu­ni­dad de ve­nir a San­tia­go, via­ja­rían jun­tas y pa­sa­rían a ver­lo. Ayer fue su opor­tu­ni­dad. “El vino a al­go, vino a una mi­sión, y esa mi­sión le cos­tó ca­ra (...), vino a que nos dié­ra­mos cuenta de que so­mos una so­cie­dad ho­mo­fó­bi­ca”, di­ce Ale­jan­dra Cal­de­rón. En me­nos de 20 mi­nu­tos, cin­co per­so­nas han vi­si­ta­do la tum­ba de Da­niel Za­mu­dio. “Le tra­ji­mos es­ta ro­si­ta, mi­ji­to”, di­ce Sa­ra Se­púl­ve­da, quien, jun­to a So­le­dad To­ro, se que­dan va­rios mi­nu­tos pa­ra­das fren­te a la tum­ba mi­rán­do­la. Ellas vi­nie­ron es­pe­cial­men­te a ver­lo. Vi­vían en un sec­tor ve­cino a su ca­sa en San Ber­nar­do, pe­ro nun­ca lo co­no­cie­ron. “Di­cen que le pi­den fa­vo­res, que pue­de lle­gar a ser mi­la­gro­so. Por eso vi­ne a pe­dir­le y oja­lá que siem­pre si­ga así de ador­na­do y en el re­cuer­do de la gen­te”.

FO­TO: PE­DRO RO­DRI­GUEZ

RR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.