Cie­rre de la plan­ta de Pe­le­quén

La Tercera - - NEGOCIOS -

OVEN­TA DIAS de sus­pen­sión ha­bían dic­ta­mi­na­do las au­to­ri­da­des am­bien­ta­les de la Re­gión de O’hig­gins en con­tra de la plan­ta de re­si­duos or­gá­ni­cos que ope­ra­ba en la lo­ca­li­dad de Pe­le­quén. Es­to, de­bi­do a una se­rie de irre­gu­la­ri­da­des que se de­tec­ta­ron en su fun­cio­na­mien­to lue­go que los ve­ci­nos del sec­tor de­nun­cia­ran pro­ble­mas de sa­lud, ma­los olo­res y una pla­ga de mos­cas atri­bui­bles a la pre­sen­cia de esa em­pre­sa en el lu­gar. En res­pues­ta a es­ta de­ter­mi­na­ción, su due­ño anun­ció el cie­rre de­fi­ni­ti­vo de la plan­ta y la ins­ta­la­ción de una re­ser­va eco­ló­gi­ca en su re­em­pla­zo.

Aun­que es­ta úl­ti­ma de­ci­sión pa­re­ce po­ner tér­mino a la po­lé­mi­ca que se ha­bía ini­cia­do ha­ce dos fi­nes de se­ma­na, cuan­do los ha­bi­tan­tes de Pe­le­quén se to­ma­ron un tra­mo de la Ru­ta 5 Sur pa­ra ma­ni­fes­tar su ma­les­tar por la si­tua­ción, es im­por­tan­te que las au­to­ri­da­des re­co­jan al­gu­nas con­si­de­ra­cio­nes que se des­pren­den de es­te ca­so y que pue­den ser úti­les pa­ra que he­chos así no vuel­van a ocu­rrir.

En pri­mer tér­mino, re­sul­ta pri­mor­dial que exis­ta una res­pues­ta ade­cua­da de la au­to­ri­dad an­te ano­ma­lías de es­te ti­po. Ello pa­sa por­que los ór­ga­nos com­pe­ten­tes cum­plan con efi­cien­cia el rol de fis­ca­li­za­ción que les ca­be y por dis­po­ner de ins­tan­cias que aco­jan opor­tu­na­men­te los re­cla­mos de la ciu­da­da­nía cuan­do és­ta se ve afec­ta­da de una ma­ne­ra tan evi­den­te en su es­ti­lo de vi­da. De no ha­cer­lo, las au­to­ri­da­des co­rren el rie­go de apa­re­cer an­te la opi­nión pú­bli­ca reac­cio­na­do tar­día­men­te, lo que en ca­sos co­mo és­te in­vi­ta a las per­so­nas a re­cu­rrir a me­di­das de fuer­za pa­ra ser es­cu­cha­das, con las con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas que ello tie­ne.

Ade­más, el ac­tuar apre­mia­do por los he­chos pue­de lle­var a que las de­ci­sio­nes que se adop­ten pa­ra re­sol­ver el pro­ble­ma no sean las ade­cua­das pa­ra es­ta­ble­cer so­lu­cio­nes de­fi­ni­ti­vas. Por eso es im­por­tan­te que las au­to­ri­da­des no im­pro­vi­sen y co­rri­jan aque­llos as­pec­tos que re­quie­ren ser rec­ti­fi­ca­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.