“La ver­da­de­ra uni­dad de la DC no pa­sa por un pegoteo de nom­bres en una lis­ta”

Dipu­tado DC: El le­gis­la­dor com­pe­ti­rá con­tra el se­na­dor Jor­ge Pi­za­rro y Ri­car­do Hor­ma­zá­bal por la pre­si­den­cia de su par­ti­do. Ad­vier­te que la DC de­be res­pal­dar al go­bierno, pe­ro des­de su pro­pia iden­ti­dad y sin com­ple­jos.

La Tercera - - POLÍTICA - Em­ma­nuel Ga­no­ra B.

El mar­tes, ape­nas se de­fi­nió que su nom­bre en­ca­be­za­ría la lis­ta con que un gru­po de dipu­tados bus­ca com­pe­tir en las elec­cio­nes con que el 29 de mar­zo la DC re­no­va­rá su di­rec­ti­va, Fuad Chahín ini­cia­ría su cam­pa­ña to­man­do un avión rum­bo a Chi­loé pa­ra co­men­zar una gi­ra bus­can­do au­nar res­pal­dos. “Es­ta lis­ta se­rá plu­ra­lis­ta de las sen­si­bi­li­da­des del par­ti­do, in­ter­ge­ne­ra­cio­nal y muy vin­cu­la­da a la reali­dad de las re­gio­nes”, di­ce el le­gis­la­dor, he­re­de­ro del sec­tor “co­lo­rín” y quien se en­fren­ta­rá a las can­di­da­tu­ras de Jor­ge Pi­za­rro y Ri­car­do Hor­ma­zá­bal. ¿Qué pro­yec­to tie­ne pa­ra la DC? Nues­tra iden­ti­dad tie­ne que ser de van­guar­dia. La DC no pue­de ago­tar­se en la ra­cio­na­li­za­ción del pro­gra­ma, tie­ne que ins­ta­lar te­mas. El pró­xi­mo con­gre­so del par­ti­do tie­ne que de­fi­nir un pro­gra­ma de go­bierno que ofre­cer­le al país, con una nue­va Cons­ti­tu­ción con con­te­ni­dos que re­fle­jen la mi­ra­da de la DC. El par­ti­do, ade­más, de­be ha­cer po­lí­ti­ca es­pe­ran­do que los ciu­da­da­nos lle­guen a la DC. Al par­ti­do hay que de­cla­rar­lo en es­ta­do de mi­sión, puer­tas afue­ra, que sal­ga a en­con­trar­se con la gen­te. ¿Qué lo di­fe­ren­cia de su con­trin­can­te, el se­na­dor Pi­za­rro? Lo que a no­so­tros nos iden­ti­fi­ca es que que­re­mos una DC con iden­ti­dad y per­so­na­li­dad, con ca­rác­ter. Va­mos a res­pal­dar al go­bierno de la Pre­si­den­ta Ba­che­let has­ta el úl­ti­mo día, pe­ro no so­mos cual­quier par­ti­do de go­bierno, so­mos la De­mo­cra­cia Cris­tia­na y des­de ahí va a ser nues­tro res­pal­do, des­de lo que so­mos, sin com­ple­jos. Se­gun­do, cree­mos que es­ta iden­ti­dad tie­ne que ser con ideas de avan­za­da, co­lo­can­do el es­fuer­zo en los pró­xi­mos 20 años y no en los años que ya pa­sa­ron. Se ha­bía pen­sa­do en Gu­ten­berg Martínez como car­ta de con­sen­so. Na­tu­ral­men­te era una op­ción, pe­ro mien­tras él sos­tu­vo dis­tin­tas con­ver­sa­cio­nes pa­ra ge­ne­rar una me­sa am- plia en torno a su can­di­da­tu­ra, Pi­za­rro siem­pre es­tu­vo ha­cien­do lo pro­pio. Por lo tan­to, esa as­pi­ra­ción de con­sen­so am­plio nun­ca pu­do con­cre­tar­se, pues ya ha­bía una can­di­da­tu­ra que ha­ce tiem­po es­ta­ba des­ple­ga­da. Es un he­cho in­des­men­ti­ble. ¿Pi­za­rro no ase­gu­ra uni­dad? He­mos es­ta­do con­ver­san­do con Pi­za­rro y to­dos los ac­to­res del par­ti­do, y uno se da cuen­ta de que ese con­sen­so, en la prác­ti­ca, no exis­te. Lo que exis­te es la dis­po­si­ción a cons­truir una me­sa, pe­ro sin de­ba­te, sin que nues­tras es­truc­tu­ras opi­nen, lo que es un error. Los mi­li­tan­tes no es­tán con­ten­tos an­te es­tas ne­go­cia­cio­nes ce­rra­das en di­ver­sas ofi­ci­nas de Val­pa­raí­so y San­tia­go, sin que na­die pue­da opi­nar. La ver­da­de­ra uni­dad de la DC no pa­sa por un pegoteo de nom­bres en una lis­ta, de es­pal­das a los mi­li­tan­tes, la ver­da­de­ra uni­dad tam­bién es con­duc­ta. Mi com­pro­mi­so es que si ga­na­mos la elec­ción, va­mos a tra­ba­jar pa­ra to­do el par­ti­do. Si no ga­na­mos, no va a ha­ber di­si­den­cia. Eso es lo que tie­ne que cam­biar, hay que ter­mi­nar con la ló­gi­ca de di­si­den­cia. El PS, his­tó­ri­co alia­do de la DC, aho­ra ha sos­te­ni­do con­ver­sa­cio­nes con el PPD pa­ra even­tua­les pac­tos. La DC de­be se­guir for­ta­le­cien­do un acuer­do es­tra­té­gi­co con el PS, con el PR tam­bién. Eso de­be ser ra­ti­fi­ca­do con la pró­xi­ma me­sa y el con­se­jo, pe­ro la DC de­be es­tar pre­pa­ra­da pa­ra to­do even­to. In­clu­so, di­ri­gen­tes del PS y el PPD han ex­plo­ra­do la idea de am­pa­rar­se ba­jo una fe­de­ra­ción de par­ti­dos. Nues­tros alia­dos no pue­den or­ga­ni­zar­se pa­ra ani­qui­lar a uno de sus so­cios. No creo que la fe­de­ra­ción PSPPD ocu­rra, pe­ro si ocu­rre, se po­ne en se­rio ries­go la con­ti­nui­dad de la Nue­va Ma­yo­ría. ¿Qué re­la­ción se de­be man­te­ner con Fuer­za Pú­bli­ca? An­drés Velasco tie­ne que preo­cu­par­se de su si­tua­ción par­ti­cu­lar y tie­ne que acla­rar si se va a de­di­car a la po­lí­ti­ca o a qué, no pue­de pre­ten­der ha­cer po­lí­ti­ca des­de un mo­vi- mien­to que re­nie­ga ser par­ti­do po­lí­ti­co. Son un seu­do­par­ti­do. ¿ME-O de­be ser in­cor­po­ra­do a una pri­ma­ria de la Nue­va Ma­yo­ría? To­do el de­ba­te de ideas es bien­ve­ni­do, yo mis­mo he es­ta­do en de­ba­tes con Mar­co, pe­ro me cues­ta ima­gi­nar una pri­ma­ria con un can­di­da­to que se ne­gó a par­ti­ci­par en las pri­ma­rias de 2013 por­que sa­bía que iba a per­der. Las pri­ma­rias no pue­den ser un tra­je a la me­di­da, ‘cuan­do me con­vie­ne, voy y cuan­do no, no voy’. ¿Cuán­do la DC de­be de­fi­nir su can­di­da­to pre­si­den­cial? Lo an­tes po­si­ble, pa­ra que al­can­ce a des­ple­gar una can­di­da­tu­ra, pe­ro tam­po­co po­de­mos ha­cer una cam­pa­ña pre­ma­tu­ra sin que ten­ga­mos al par­ti­do con su com­pro­mi­so ins­ti­tu­cio­nal y pro­pues­ta pro­gra­má­ti­ca. Tie­ne que es­tar de­fi­ni­do an­tes de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les, oja­lá a fi­nes de es­te año, sino en los pri­me­ros me­ses del 2016. Si pa­sa más tiem­po, ten­dre­mos una can­di­da­tu­ra tes­ti­mo­nial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.