Con­se­cuen­cia y ob­se­cuen­cia

La Tercera - - CORREO - Carlos P. Vio Re­né Cas­tro S. Jo­sé Ga­briel Le­maî­tre

Se­ñor di­rec­tor: Fren­te a las po­si­cio­nes de nues­tras au­to­ri­da­des pú­bli­cas, en par­ti­cu­lar res­pec­to de la pro­pues­ta de la Pre­si­den­ta Ba­che­let so­bre el abor­to, con­vie­ne dar a co­no­cer a los par­la­men­ta­rios el sig­ni­fi­ca­do de ob­se­cuen­cia y con­se­cuen­cia. Se­gún la Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la con­se­cuen­cia es “co­rres­pon­den­cia ló­gi­ca en­tre la con­duc­ta de una per­so­na y los prin­ci­pios que pro­fe­sa”, mien­tras que ob­se­cuen­cia es “su­mi­sión”.

El pre­si­den­te del PS, Os­val­do An­dra­de, se­cun­da­do por Gior­gio Jack­son y Ga­briel Bo­ric, han ame­na­za­do al rec­tor Sán­chez de la UC por ex­pre­sio­nes en una en­tre­vis­ta a su dia­rio, e in­di­rec­ta­men­te a la ban­ca­da DC, en am­bos ca­sos por ser con­se­cuen­tes a sus prin­ci­pios.

Ellos re­cla­man ob­se­cuen­cia y su­mi­sión a la Pre­si­den­ta y su pro­gra­ma, ig­no­ran­do que la con­se­cuen­cia a los prin­ci­pios no pue­de de­pen­der de las ma­yo­rías tran­si­to­rias.

Adi­cio­nal­men­te ame­na­zan con cor­tar fon­dos pú­bli­cos a la UC sin con­si­de­rar que los fon­dos pú­bli­cos son de pro­pie­dad del Es­ta­do y no fon­dos de li­bre dis­po­si­ción de la Nue­va Ma­yo­ría. ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Chile in­for­ma que se abs­ten­drá de dis­tri­buir la an­ti­con­cep­ción, en es­pe­cial la de emer­gen­cia... a tra­vés de la Red de Sa­lud de su Fa­cul­tad.”

Lo se­ña­la­do por am­bas au­to­ri­da­des de la PUC con­si­de­ra só­lo su in­te­rés ins­ti­tu­cio­nal, des­co­no­cien­do los de­re­chos que las per­so­nas tie­nen en re­la­ción al ejer­ci­cio de su se­xua­li­dad y re­pro­duc­ción; la ti­tu­la­ri­dad de es­tos de­re­chos re­pro­duc­ti­vos de las per­so­nas se sus­ten­tan en la De­cla­ra­ción Uni­ver­sal de los De­re­chos Hu­ma­nos de 1948, y de­ben ser re­co­no­ci­dos, respetados y ga­ran­ti­za­dos, obli­ga­to­ria­men­te por los es­ta­dos.

En el con­tex­to se­ña­la­do, cuan­do las per­so­nas, en es­pe­cial las mu­je­res, pue­dan re­que­rir ser­vi­cios de sa­lud se­xual y re­pro­duc­ti­va, de­bie­ran evi­tar re­cu­rrir a es­ta ins­ti­tu­ción. du­da que la dis­mi­nu­ción de la po­bre­za es una bue­na no­ti­cia; sin em­bar­go, es a to­das lu­ces me­dio­cre con­ten­tar­se con ello, trans­for­mar­lo en ban­de­ra de lu­cha par­ti­dis­ta y ce­gar­se a en­fren­tar una se­rie de fac­to­res que de­be­mos aún me­jo­rar como so­cie­dad.

no­ce­ron­te,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.