Ve­ci­nos de Frei­ri­na reúnen más de mil fir­mas pa­ra pe­dir re­gre­so de plan­ta de cer­dos

Al­cal­de de la lo­ca­li­dad re­cha­za la idea y ase­gu­ra que so­li­ci­tud de po­bla­do­res es par­te de una es­tra­te­gia de Agro­su­per, due­ña del pro­yec­to. Mo­vi­mien­to “Frei­ri­na Es­pe­ran­za” ar­gu­men­ta que fal­ta de tra­ba­jo ha­ce ne­ce­sa­rio re­ins­ta­lar em­pre­sa que ce­rró de­fi­ni­tiv

La Tercera - - NACIONAL - Ximena Ber­tin Cé­sar Ore­lla­na

A dos años de que Agro­su­per anun­cia­ra el cie­rre de­fi­ni­ti­vo de la plan­ta de cer­dos en Frei­ri­na, de­bi­do a reite­ra­dos epi­so­dios de ma­los olo­res que ge­ne­ra­ron pro­tes­tas de los ve­ci­nos or­ga­ni­za­dos en un mo­vi­mien­to lla­ma­do “Frei­ri­na cons­cien­te”, hoy exis­ten vo­ces que so­li­ci­tan el re­gre­so de la em­pre­sa. Es­to, a pe­sar del re­cha­zo del al­cal­de de la lo­ca­li­dad de la III Re­gión, Ce­sar Ore­lla­na (PS), a una even­tual reac­ti­va­ción del pro­yec­to.

Un nue­vo mo­vi­mien­to, es­ta vez bau­ti­za­do como “Frei­ri­na Es­pe­ran­za”, reunió en enero más de mil fir­mas que res­pal­da­rían el re­torno de la plan­ta a la co­mu­na, que po­see 5.887 ha­bi­tan­tes. “Ellos tie­ne la in­ten­ción de vol­ver, pe­ro tie­nen las puer­tas ce­rra­das de las au­to­ri­da­des. Es­tá cla­ro que se equi­vo­ca­ron, pe­ro te­ne­mos que sa­ber qué es lo que pro­po­nen aho­ra. Es la úni­ca em­pre­sa que pue­de dar­nos tra­ba­jo de in­me­dia­to y la gen­te lo es­tá pa­san­do muy mal”, ase­gu­ra Ol­ga Pas­tén, pre­si­den­ta del gru­po. La di­ri­gen­te de la agru­pa­ción pro­po­ne que se for­me una me­sa de tra­ba­jo con los ve­ci­nos, la em­pre­sa y las au­to­ri­da­des, e in­clu­so via­ja­rá a Ran­ca­gua pa­ra re­unir­se con la ge­ren­cia de Agro­su­per.

En Mai­ten­ci­llo, pue­blo cer­cano a Frei­ri­na y se­de de las pro­tes­tas del 2012, vi­ven mu­chas de las mu­je­res que tra­ba­ja­ban en el plan­tel que lle­gó a criar 450 mil cer­dos. Una de ellas es Pau­li­na Cas­ti­llo, quien no ha po­di­do en­con­trar tra­ba­jo es­ta­ble tras ga­nar $ 500 mil como ope­ra­ria. Hoy so­lo con­si­gue in­gre­sos como tem­po­re­ra. “Los hom­bres es­tán pa­ra­dos en las es­qui­nas, es tris­te la si­tua­ción y apre­mian­te por las deu­das que se acu­mu­lan. Los am­bien­ta­lis­tas es­tán pa­ran­do to­dos los pro­yec­tos pe­ro na­die pien­sa que te­ne­mos que tra­ba­jar. Aho­ra es­tán am­plian­do la ter­mo­eléc­tri­ca Gua­col­da en Huas­co, pe­ro na­die di­ce na­da. Si es por eso, hay pro­yec­tos que con­ta­mi­nan mu­cho más”, re­la­ta Cas­ti­llo.

En la zo­na hay va­rias ini­cia­ti­vas de­te­ni­das por pro­ble­mas am­bien­ta­les y otros mo­ti­vos, como los pro­yec­to mi­ne­ros Pas­cua La­ma, Re­lin­cho y El Mo­rro, o la ter­mo­eléc­tri­ca Pun­ta Al­cal­de.

Hum­ber­to Osorio, di­ri­gen­te de las py­mes de Va­lle­nar, di­ce que, como con­tra­tis­ta de la cons­truc­ción, ya no tie­ne a quien ven­der­le ser­vi­cios, lo que ocu­rri­ría con mu­chos maes­tros, car­pin­te­ros, trans­por­tis­tas y co­mer­cian­tes. “La em­pre­sa tie­ne los per­mi­sos pe­ro no va a ve­nir con to­das las au­to­ri­da­des en con­tra, tie­nen que es­tar se- “La­men­to que se ma­ni­pu­le a la gen­te con un te­ma tan sen­si­ble como es la ce­san­tía” gu­ros. Hay gen­te arre­pen­ti­da de que se ha­ya ido Agro­su­per y no fir­ma­ron aho­ra por te­mor. Se po­drían ha­ber que­da­do, con un ma­yor con­trol”, ase­gu­ra.

Ne­ga­ti­va

Pa­ra el al­cal­de Ore­lla­na (PS), Agro­su­per “ya no es te­ma” y re­cal­ca que la “ce­san­tía ex­tre­ma” que de­nun­cia el mo­vi­mien­to no es tal, ya que en la ofi­ci­na mu­ni­ci­pal de in­ter­me­dia­ción la­bo­ral (Omil) hay so­lo 300 so­li­ci­tu­des de em­pleo. Se­gún el edil, la si­tua­ción res­pon­de­ría más a una es­tra­te­gia de Agro­su­per pa­ra va­li­dar­se an­te la co­mu­ni­dad y pre­sio­nar a las au­to­ri­da­des.

Ore­lla­na se­ña­la, ade­más, que las fir­mas reu­ni­das in­clui­rían a per­so­nas que no vi­ven en Frei­ri­na. Agre­ga que las per­so­nas que más so­li­ci­tan el re­gre­so de la plan­ta son mu­je­res des­em­plea­das, ex-tra­ba­ja­do­ras de Agro­su­per, que por edad son más di­fí­ci­les de re­ubi­car en otros em­pleos. “En­tien­do que el co­mer­cio en Va­lle­nar pue­da ver­se afec­ta­do, pe­ro de­bo ve­lar por la gen­te que me eli­gió en Frei­ri­na. La­men­to que se ma­ni­pu­le a la gen­te con un te­ma tan sen­si­ble como es la ce­san­tía pa­ra que sean sus vo­ce­ros”, co­men­ta Ore­lla­na.

Aña­de que se opon­drá “ta­jan­te­men­te” a un even­tual re­gre­so de la plan­ta. “Na­die se ha co­mu­ni­ca­do con­mi­go, ni es­tos di­ri­gen­tes ni la em­pre­sa. Las se­sio­nes de con­ce­jo son pú­bli­cas y tie­nen las puer­tas abier­tas pa­ra acer­car­se (…) son seis mil per­so­nas en mi co­mu­na y no por 70 per­so­nas voy a obli­gar al res­to. Soy al­cal­de de to­dos los frei­ri­nos, no só­lo de los co­mer­cian­tes o de los que an­tes tra­ba­ja­ban ahí”.

En su pá­gi­na web, la em­pre­sa se­ña­la que, an­te los ru­mo­res de una even­tual reac­ti­va­ción de su pro­yec­to Agroin­dus­trial en Va­lle de Huas­co, “que­re­mos re­cor­dar que el di­rec­to­rio de Agro­su­per de­ci­dió su pa­ra­li­za­ción in­de­fi­ni­da en di­ciem­bre de 2012 y reite­ra­mos que no exis­te nin­gún plan de reac­ti­va­ción de di­cho pro­yec­to, de­ci­sión que se man­tie­ne sin cam­bios”.

FO­TO: AGENCIAUNO.

RRLa plan­ta se ce­rró de­fi­ni­ti­va­men­te sus puer­tas el 31 de mar­zo del 2013

RRCor­tes de ru­ta y ba­rri­ca­das en 2012 fue­ron par­te de las pro­tes­tas por los ma­los olo­res de la plan­ta Agro­su­per

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.