El vue­lo 500 de Johnny

El ar­que­ro de Uni­ver­si­dad de Chile cum­pli­rá hoy me­dio mi­llar de par­ti­dos por equi­pos chi­le­nos. En con­ver­sa­ción con La Ter­ce­ra, el 25 no se po­ne lí­mi­tes. “Pre­ten­do su­mar más sa­tis­fac­cio­nes”, di­ce. Re­pa­sa sus me­jo­res cin­co ata­ja­das, to­das de­fen­dien­do al equ

La Tercera - - DEPORTES - Ma­tías Par­ker Cas­tro Es­ta­dís­ti­cas: Luis Navarrete

El vue­lo 500 pro­me­te ser es­pe­cial pa­ra Johnny He­rre­ra. El ar­que­ro de Uni­ver­si­dad de Chile, ape­nas pi­se el cés­ped del Es­ta­dio Na­cio­nal, re­ci­bi­rá una ovación que cual­quier ju­ga­dor sue­ña des­de su ini­cio en el fút­bol.

Los aplau­sos no ba­ja­rán des­de la ga­le­ría por la ob­ten­ción de un tí­tu­lo, ni me­nos por al­gu­na po­lé­mi­ca de­cla­ra­ción, de esas que el an­go­lino acos­tum­bra a dis­pa­rar. En es­ta opor­tu­ni­dad, el 25 azul con­me­mo­ra­rá su par­ti­do 500 como ju­ga- dor pro­fe­sio­nal en clu­bes chi­le­nos.

“No sa­bía que cum­plía 500 par­ti­dos. Cuan­do em­pe­cé a ju­gar nun­ca pen­sé que iba a dispu­tar tan­tos en­cuen­tros. Es al­go que me lle­na de or­gu­llo”, se­ña­la Johnny He­rre­ra a La Ter­ce­ra.

De­bu­tó en Uni­ver­si­dad de Chile el 1 de agos­to de 1999, an­te San­tia­go Mor­ning. “Es­ta­ba muy tran­qui­lo. Te­nía una per­so­na­li­dad so­bre­sa­lien­te y sa­bía que se­ría el pró­xi­mo ar­que­ro de la U”, re­ve­la Cé­sar Vac­cia, téc­ni­co es­tu­dian­til de aque­lla tem­po­ra­da.

Ade­más, agre­ga la du­ra lu­cha que tu­vo que dar He­rre­ra por que­dar­se con el pues­to. “Es­ta­ba Ser­gio Var­gas de por­te­ro ti­tu­lar. Sa­bía que te­nía to­das las cua­li­da­des de Su­per­man, pe­ro só­lo le fal­ta­ba ex­pe­rien­cia. Su­po es­pe­rar con­ven­ci­do de que se­ría el ar­que­ro de la U”. Su con­sa­gra­ción en el equi­po azul lle­ga­ría re­cién en 2003. Lue­go pa­só a Co­rint­hians, Ever­ton y Au­dax Ita­liano, pa­ra fi­nal­men­te re­gre­sar en 2011 al club de sus amo­res.

Su ham­bre por se­guir su­man­do tí­tu­los no se apa­ga, pe­se a la gran can­ti­dad de en­cuen­tros dispu­tados. Re­ve­la que si­gue en­tre­nan­do con las mis­mas ga­nas con las que lle­gó a en­tre­nar en su primer día al Sau­zal, ex cen­tro de en­tre­na­mien­to de la U, y que su ob­je­ti­vo es se­guir su­man­do tro­feos a las vi­tri­nas del úl­ti­mo cam­peón del fút­bol chi­leno. “Pre­ten­do con­ti­nuar con más sa­tis­fac­cio­nes a ni­vel pro­fe­sio­nal”, sos­tie­ne el me­ta.

Las vo­la­das de Johnny He­rre­ra es­tán en la me­mo­ria de los hin­chas. Sus gran­des ac­tua­cio­nes lo ayu­da­ron a en­trar en el lis­ta­do de los ju­ga­do­res más ga­na­do­res del me­dio lo­cal, re­gis­tran­do sie­te tí­tu­los na­cio­na­les, dos de Co­pa Chile y la Co­pa Su­da­me­ri­ca­na 2011 con los es­tu­dian­ti­les, mien­tras que en Ever­ton su­ma otra co­ro­na na­cio­nal.

“¿Cuál es mi me­jor ata­ja­da? Son mu­chas, pe­ro re­cuer­do me que­do con cin­co tras­cen­den­tes (ver re­cua­dro)”, acla­ra.

He­rre­ra ca­mi­na len­ta­men­te y se ubi­ca ba­jo el pa­lo del Es­ta­dio Na­cio­nal. El por­te­ro quie­re se­guir ha­cien­do his­to­ria en el fút­bol chi­leno.

P. ju­ga­dos

G. re­ci­bi­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.