Un equi­po equi­li­bra­do y un go­lea­dor en ra­cha

La Tercera - - DEPORTES - Daniel Sal­va­dor

El lí­der es­tá bien es­truc­tu­ra­do ba­jo un 4-2-1-3. Man­tie­ne la ba­se del tor­neo an­te­rior, con in­cor­po­ra­cio­nes im­por­tan­tes. Só­li­da co­lum­na ver­te­bral (Mu­ñoz-Ro­coMan­rí­quez-Agui­rre-Var­gas) y ju­ga­do­res que do­mi­nan sus pues­tos y es­tán en buen ren­di­mien­to. Equi­po equi­li­bra­do, coor­di­na­do, con co­ber­tu­ras de­fen­si­vas bien he­chas y so­cie­da­des en to­do el cam­po. De buen pie, di­ná­mi­co, so­bre to­do en el úl­ti­mo ter­cio. Pe­li­gro con

pe­lo­ta­zos cru­za­dos.

De­fen­sa

La lí­nea de cua­tro des­ta­ca por su coor­di­na­ción y efi­cien­cia. Be­rríos y Flo­res do­mi­nan los la­te­ra­les, mar­can bien y sa­ben cuán­do su­bir. Ro­co lle­gó pa­ra for­ta­le­cer. Un cen­tral lí­der que ha­ce que tan­to Mu­ñoz, o aho­ra Díaz, cum­plan como pa­re­ja. Tras­cen­den­tal en es­te mo­men­to.

Cen­tro del cam­po

Portillo y Man­rí­quez co­no­cen el pues­to de vo­lan­te de con­ten­ción. Son or­de­na­dos y pre­sio­nan, re­cu­pe­ran ba­lo­nes y son fun­da­men­ta­les en la tran­si­ción de­fen­sa-ata­que. Siem­pre uno apo­ya el jue­go ofen­si­vo, prin­ci­pal­men­te el se­gun­do. Por de­lan­te, Agui­rre de­mues­tra ca­pa­ci­dad y r e c or r i do. For­ma­do en La­nús, y de pa­so por Va­lla­do­lid, Ar­se­nal, Na­cio­nal de Mon­te­vi­deo en­tre otros, es quien ma­ne­ja los tiem­pos, ha­bi­li­ta y lu­ce un con­si­de­ra­ble re­ma­te de dis­tan­cia.

Ex­tre­mos

Mu­ñoz y Sa­li­nas (fla­man­te in­cor­po­ra­ción) ge­ne­ran mu­chos d u e l o s p o r las ban­das, son fuer­tes en el uno con­tra uno, ha­cen dia­go­na­les, tie­nen gol, in­clu­so ha­bi­li­tan con el pa­se fi­nal. Mé­ri­to de Fuen­tes ubi­car a Sa­li­nas en fun­cio­nes ofen­si­vas, y ex­plo­tar esas cua­li­da­des. La ve­lo­ci­dad de am­bos rom­pen cer­cos. Ter­mi­nan bien, ya sea cen­tran­do, ha­bi­li­tan­do o de­fi­nien­do. Al ju­gar abier­tos, des­com­po­nen al ri­val . Encaran cons­tan­te­men­te.

El go­lea­dor

Var­gas es un cen­tro­de- lan­te­ro de ex­ce­len­cia en el me­dio na­cio­nal, go­lea­dor in­na­to que ha mar­ca­do cua­tro go­les en cua­tro fe­chas. El pun­tal del equi­po. Un go­lea­dor en ra­cha lle­va a lu­ga­res como el que ocu­pa la U de Con­cep­ción. Sa­be ju­gar con sus com­pa­ñe­ros, no es egoís­ta, de­ci­de rá­pi­do y tie­ne mu­cho gol. Tan­to en ju­ga­das ela­bo­ra­das como en con­tra­ata­ques, sa­be los mo­vi­mien­tos a rea­li­zar. No por al­go lle­gó a 120 go­les en Pri­me­ra.

Au­to­ma­tis­mos

Mo­vi­mien­tos ca­si de me­mo­ria. Las mi­ni so­cie­da­des es­tán es­ta­ble­ci­das: Be­rrío­sMu­ñoz por el sec­tor de­re­cho y Flo­res-Sa­li­nas por el iz­quier­do. Var­gas es el so­cio de to­dos. Los re­cam­bios su­man: Guas­ta­vino (ex Que­ré­ta­ro) es un vo­lan­te ideal p a r a ma­nej a r p a r t i d o s . Chu­rín y Rey­ne­ro son re­em­pla­zan­tes de primer ni­vel. El gol del triun­fo fren­te a Co­bre­loa fue obra de am­bos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.