Jodorowsky fil­ma en ju­lio cin­ta so­bre su re­la­ción con Parra, Lihn y Stella Díaz

El fil­me Poe­sía sin fin es la con­ti­nua­ción de La dan­za de la reali­dad y trans­cu­rre en San­tia­go. Fi­nan­cia­do por Ja­pón y Fran­cia, tam­bién se aco­ge aho­ra a la Ley de Do­na­cio­nes chi­le­na.

La Tercera - - SOCIEDAD - Ro­dri­go González M.

Las his­to­rias se le re­pi­ten a Ale­jan­dro Jo­do­rowky. Ha­ce exac­ta­men­te tres años anun­ció que fil­ma­ría en Chile su pri­me­ra pe­lí­cu­la en dos dé­ca­das: La dan­za de la reali­dad. El tra­ba­jo fue un éxi­to de crí­ti­ca y pú­bli­co, lo­gró una re­cep­ción po­si­ti­va en el Fes­ti­val de Can­nes y su ex­hi­bi­ción lle­gó más allá del tra­di­cio­nal mer­ca­do eu­ro­peo, es­tre­nán­do­se en Ja­pón ape­nas un mes des­pués que Chile. Hoy, a cua­tro días de cum­plir los 86 años, Jodorowsky pre­pa­ra su nue­vo fil­me. Lo fil­ma­rá en el in­vierno aus­tral, en ju­lio, igual que La dan­za de la reali­dad.

La cin­ta, que se lla­ma­rá Poe­sía sin fin, es la con­ti­nua­ción del an­te­rior lar­go­me­tra­je y se in­ter­na en la ju­ven­tud de Jodorowsky, en aque­llos años de­fi­ni­ti­vos que for­ma­ron su per­so­na­li­dad ar­tís­ti­ca, du­ran­te los 50. Son mo­men­tos don­de su vo­ca­ción des­pier­ta ba­jo el pa­ra­guas de la ge­ne­ra­ción li­te­ra­ria del 50, cuan­do co­no­ce a Ni­ca­nor Parra y En­ri­que Lihn y don­de ade­más vi­ve su pri­me­ra gran re­la­ción afec­ti­va con la poe­ta Stella Díaz Va­rín. To­dos aque­llos per­so­na­jes apa­re­ce­rán en el fil­me que ya cuen­ta con pro­duc­ción ase­gu­ra­da de par­te de Fran­cia y Ja­pón.

“Es par­ti­cu­lar la re­la­ción con Ja­pón. La dan­za de la reali­dad tu­vo bas­tan­te éxi­to allá (cer­ca de 30 mil per- so­nas) y cuan­do lle­gó el mo­men­to de es­tre­nar­la co­no­cí a Asai Ta­kas­hi, quien dis­tri­bi­ye l os fil­mes de Jodorowsky allá. Con él for­ma­mos la pro­duc­to­ra Sa­to­ri Films, que se­rá una de las com­pa­ñías in­vo­lu­cra­das en el fil­me”, ex­pli­ca Xa­vier Gue­rre­ro, pro­duc­tor chi­leno de Jodorowsky y quien tam­bién es­tu­vo de­trás de La dan­za de la reali­dad.

En la cin­ta tam­bién in­ter­ven­drán el di­rec­tor de ar­te Ta­kas­hi Sa­sa­ki, que par­ti­ci­pó en Kill Bill 1 de Quen­tin Ta­ran­tino, y To­yo­mi­chi Ku­ri­ta, que hi­zo la di­rec­ción de fo­to­gra­fía de Su­ki­ya­ki wes­tern djan­go, de Ta­kas­hi Mii­ke, uno de los rea­li­za­do­res más des­ta­ca­dos del ci­ne ni­pón. La cin­ta, que mez- cla­rá ele­men­tos de fan­ta­sía y reali­dad en el mis­mo es­ti­lo que La dan­za de la reali­dad, se fil­ma­rá en dos sec­to­res de la ca­pi­tal: pri­me­ro en el sec­tor del ba­rrio Ma­tu­ca­na, al que lle­gó Jodorowsky des­de To­co­pi­lla, y lue­go en el Par­que Fo­res­tal, don­de trans­cu­rrió bue­na par­te de la vida bohe­mia de la ge­ne­ra­ción ar­tís­ti­ca de los 50. “El cos­to de la pro­duc­ción es de tres mi­llo­nes de dó­la­res, de los que só­lo nos fal­tan los 500 mil que es­pe­ra­mos ob­te­ner de in­ver­sio­nis­tas chi­le­nos. En los pró­xi­mos días Ale­jan­dro Jodorowsky ha­rá un anun­ció ofi­cial en el Fes­ti­val de Berlín”, ex­pli­ca Gue­rre­ro.

La cin­ta Poe­sía sin fin fue apro­ba­da por el Co­mi­té de Do­na­cio­nes Cul­tu­ra­les del Con­se­jo de la Cul­tu­ra. “Es­ta se­rá sin du­das la pe­lí­cu­la más ‘chi­le­na’ de Ale­jan­dro. Mu­cho más que La dan­za de la reali­dad . Como es un pro­yec­to de crow­fun­ding ( de a port e v ol un­ta­ri os ) quie­nes quie­ran apor­tar en Chile de­ben con­tac­tar­se a la cuen­ta twit­ter Jodorowsky’s Films”, agre­ga Gue­rre­ro.

La pe­lí­cu­la, cu­yo si­tio web es poe­siasi­nfin.com, con­ta­rá con el pro­ta­go­nis­mo de su hi­jo Adán Jodorowsky, mú­si­co y ac­tor tam­bién co­no­ci­do como Ada­nowsky. El en­car­na­rá a Ale­jan­dro Jodorowsky en s us años ju­ve­ni­les, mien­tras que vol­ve­rán otros que ya ha­bían es­ta­do en La dan­za de la r e al i dad: Bron­ti s J odo­rowsky como Jai­me, el pa- Ni­ca­nor Parra (1914) el an­ti­poe­ta fue uno de los men­to­res del dia­rio Que­bran­tahue­sos, jun­to a Jodorowsky y Lihn. En­ri­que Lihn (1929-1988) poe­ta, in­te­gran­te de la ge­ne­ra­ción del 50. Stella Díaz Va­rín (19262006) Poe­ta y mu­sa de la ge­ne­ra­ción del 50. Re­se­voir Books 576 pá­gi­nas $ 19.000. Elo­gia­da se­rie de có­mics es­cri­ta por Ale­jan­dro Jodorowsky y di­bu­ja­da por Juan Giménez. dre de Ale­jan­dro; y Pa­me­la Flo­res en el rol de Sa­ra, la ma­dre del rea­li­za­dor.

La his­to­ria que re­tra­ta­rá Poe­sía sin fin fue do­cu­men­ta por el au­tor en su li­bro La dan­za de la reali­dad, cu­ya pri­me­ra par­te dio ori­gen al fil­me ho­mó­ni­mo. Si aque­lla cin­ta re­tra­tó los pri­me­ros diez años de vida del au­tor, la con­ti­nua­ción es más am­bi­cio­sa, re­co­gien­do 14 años más o me­nos fun­da­men­ta­les de su vida, des­de 1939 has­ta 1953, cuan­do de­ja San­tia­go por París a los 24 años.

Co­rren aquí los días en que un ado­les­cen­te Jodorowsky co­mien­za a uti­li­zar una vie­ja má­qui­na de e s c r i bi r arrum­ba­da en un cuar­to de su ca­sa. Su pa­dre tie­ne una tien­da a la que lla­ma El Com­ba­te y don­de ven­de ro­pa in­te­rior en el sec­tor de Quin­ta Nor­mal. Su ma­dre atien­de la­bo­rio­sa­men­te las ta­reas de due­ña de ca­sa.

Al lle­gar a los 18 años, Jodorowsky se ma­tri­cu­la en cur­sos de Fi­lo­so­fía y Pis­co­lo­gía en la Uni­ver­si­dad de Chile. Bus­ca su vo­ca­ción, co­no­ce al poe­ta En­ri­que Lihn, crea un gru­po de mi­mos, desa­rro­lla el Tea­tro de Tí­te­res en el Tea­tro Ex­pe­ri­me­tal de la Uni­ver­si­dad de Chile, se en­cuen­tra pro pri­me­ra vez con Ni­ca­nor Parra y con En­ri­que La­four­ca­de. Apren­de del pri­me­ro y be­be en ba­res con el se­gun­do. En el Ca­fé Iris co­no­ce a Stella Díaz Va­rín, la mu­jer desea­da por to­dos en el gru­po, su primer amor y tam­bién su primer do­lor.

Ale­jan­dro Jodorowsky, aquí en una es­ce­na de La dan­za de la reali­dad, cum­pli­rá 86 años el sá­ba­do y la pró­xi­ma se­ma­na anun­cia­rá ofi­cial­men­te su nue­va pe­lí­cu­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.