“El mi­nis­tro no pue­de pen­sar que va a con­ven­cer de su po­lí­ti­ca a to­dos”

Pre­si­den­te del Co­le­gio de Pro­fe­so­res El ti­tu­lar del Ma­gis­te­rio re­cha­za que los do­cen­tes de­ban ren­dir una prue­ba pa­ra in­gre­sar al sis­te­ma pú­bli­co. PRUE­BA DO­CEN­TE EVA­LUA­CION Afir­ma que pro­yec­to so­bre plan na­cio­nal do­cen­te de­be ser con­sen­sua­do, aun­que re­co

La Tercera - - NACIONAL -

“Los úni­cos re­qui­si­tos pa­ra in­gre­sar a tra­ba­jar como do­cen­te es te­ner tí­tu­lo y que se ha­ga un con­cur­so na­cio­nal trans­pa­ren­te” “En­ten­de­mos que cual­quier ele­men­to de eva­lua­ción, de ap­ti­tu­des o co­no­ci­mien­tos, de­be ser den­tro del mar­co de la ca­rre­ra”. “Lo im­por­tan­te es que es­te pro­yec­to sal­ga al Par­la­men­to con as­pec­tos con­cor­da­dos en­tre el Ma­gis­te­rio y el Mi­ne­duc”. An­te el pró­xi­mo en­vío al Con­gre­so del pro­yec­to de ca­rre­ra do­cen­te, y tras las de­cla­ra­cio­nes rea­li­za­das a La Ter­ce­ra por el mi­nis­tro de Educación, Ni­co­lás Ey­za­gui­rre, res­pec­to de la ini­cia­ti­va, el pre­si­den­te del Co­le­gio de Pro­fe­so­res, Jai­me Ga­jar­do, ana­li­za el es­ta­do de las con­ver­sa­cio­nes que lle­va ade­lan­te el Ma­gis­te­rio con el Mi­ne­duc y re­cha­za la po­si­bi­li­dad de que los maes­tros de­ban ren­dir una prue­ba de cer­ti­fi­ca­ción pa­ra in­gre­sar al sis­te­ma pú­bli­co, tal como lo ade­lan­tó el se­cre­ta­rio de Es­ta­do. El go­bierno en­via­rá en mar­zo o abril el pro­yec­to al Con­gre­so. ¿Se acer­can las po­si­cio­nes? Ya lle­va­mos sie­te reu­nio­nes y he­mos abor­da­do lo que es la for­ma­ción ini­cial, los re­qui­si­tos pa­ra en­trar a es­tu­diar la pe­da­go­gía, pa­ra ele­var los es­tán­da­res en la for­ma­ción ini­cial y el te­ma del per­fec­cio­na­mien­to. He­mos lo­gra­do ya cier­tas con­ver­gen­cias. ¿La prue­ba de in­gre­so al sis­te­ma es­tá den­tro de es­tos acuer­dos? Ellos nos plan­tea­ron ese te­ma, pe­ro que­da­mos cla­ros de que los úni­cos re­qui­si­tos pa­ra in­gre­sar a tra­ba­jar como do­cen­te es po­seer el tí­tu­lo pro­fe­sio­nal y que se reali­ce un con­cur­so na­cio­nal, ob­je­ti­vo y trans­pa­ren­te, que ase­gu­re el in­gre­so de aque­llos con me­jo­res mé­ri­tos. O sea, re­cha­zan la po­si­bi­li­dad. En­ten­de­mos que cual­quier ele­men­to de eva­lua­ción, que sea pa­ra me­dir ap­ti­tu­des o co­no­ci­mien­tos, sea den­tro del mar­co de la ca­rre­ra y te­nía­mos en­ten­di­do has­ta aho­ra que el go­bierno se ha­bía alla­na­do a es­ta ins­tan­cia. In­sis­tir en una prue­ba ini­cial es con­ti­nuar co­lo­can­do el acen­to en una po­lí­ti­ca neo­li­be­ral de educación, don­de ven al pro­fe­sor como el cen­tro de to­da la pro­ble­má­ti­ca y la cri­sis que hoy exis­te en educación y no en­ten­der que aquí tam­bién tie­nen una res­pon­sa­bi­li­dad las uni­ver­si­da­des que for­man a los do­cen­tes. ¿Có­mo se ase­gu­ra, en­ton­ces, la ca­li­fi­ca­ción de los maes­tros? Pa­ra que in­gre­sen los me­jo­res al sis­te­ma de­be exis­tir una ca­rre­ra atrac­ti­va, con un ni­vel de ren­ta atrac­ti­va y una ca­rre­ra que ten­ga pers­pec­ti­va pro­fe­sio­nal. Pa­ra lo­grar­lo, se de­be cons­truir en­tre to­dos una po­lí­ti­ca na­cio­nal do­cen­te. Yo creo que el mi­nis­tro no se pue­de pen­sar que va a con­ven­cer de su po­lí­ti­ca a to­dos. A se­ma­nas de que se in­gre­se el pro­yec­to, pa­re­cen exis­tir aún va­rias di­ver­gen­cias con el go­bierno. ¿Fal­tó tiem­po pa­ra dis­cu­tir? Lo im­por­tan­te es que es­te pro­yec­to sal­ga al Par­la­men­to con as­pec­tos con­cor­da­dos en­tre el Ma­gis­te­rio y el Mi­ne­duc, y eso pue­de de­mo­rar un po­co más o un po­co me­nos, pe­ro eso en­ten­dien­do que tam­bién es im­por­tan­te que es­to sea pron­to, en es­te pe­río­do del año, y que es­te año ha­ya de­ba­te so­bre la po­lí­ti­ca do­cen­te. No po­de­mos es­tar en es­to de for­ma in­de­fi­ni­da. “He­mos tran­si­ta­do un ca­mino de avan­ce. No es­tán re­suel­tos to­dos los te­mas, pe­ro na­die po­dría afir­mar que es­to ha si­do nu­lo”. ¿Que fal­ta? Hay que des­tra­bar los nu­dos. Por ejem­plo, la uni­ver­sa­li­dad de la ca­rre­ra, que no pue­de ser só­lo pa­ra los mu­ni­ci­pa­les, sino pa­ra to­dos los maes­tros que tra­ba­jan en el sis­te­ma con re­cur­sos del Es­ta­do. Tam­bién hay que des­tra­bar el te­ma de la eva­lua­ción do­cen­te. Por aho­ra se de­be­ría sus­pen­der, mien­tras no sal­ga la ley de ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, don­de la eva­lua­ción de­be ser mo­di­fi­ca­da. Que­re­mos una eva­lua­ción de ca­rác­ter na­cio­nal, den­tro de la ca­rre­ra y con una re­gla­men­ta­ción cla­ra y trans­pa­ren­te. La di­si­den­cia del Ma­gis­te­rio ase­gu­ra que fal­ta mu­cho avan­ce. No es­tán re­suel­to to­dos los te­mas, pe­ro na­die po­dría afir­mar que es­to ha si­do nu­lo. No­so­tros po­de­mos te­ner di­fe­ren­cias, pe­ro no es na­da tan alar­man­te. Si hay que en­ten­der que la Asam­blea Na­cio­nal re­pre­sen­ta la voz de la ma­yo­ría. No nos va­mos a des­ve­lar por cier­tos sec­to­res que plan­tean el to­do o na­da y que no per­mi­ten avan­zar. ¿Que otros ele­men­tos de­be­rían ser par­te de la ca­rre­ra do­cen­te? No só­lo de­be po­ner el acen­to en lo com­pe­ti­ti­vo, sino que tam­bién re­co­no­cer la an­ti­güe­dad, el per­fec­cio­na­mien­to y te­ner re­mu­ne­ra­ción acor­de a un pro­fe­sio­nal. Se de­be es­ta­ble­cer tra­mos, as­cen­sos, den­tro del desa­rro­llo de la ca­rre­ra don­de la for­ma­ción con­ti­nua se es­ta­blez­ca como un de­re­cho, no como un pri­vi­le­gio que hoy exis­te pa­ra los que tie­nen tiem­po y el di­ne­ro pa­ra pa­gar­lo. ¿Cuál se­ría el sa­la­rio jus­to? Te­ne­mos una pro­pues­ta con dos cri­te­rios a su­mar: uno, lo que se ne­ce­si­ta pa­ra te­ner un pa­sar mí­ni­mo de­cen­te, in­clu­yen­do lo que se re­quie­re pa­ra ejer­cer la fun­ción pa­ra co­rres­pon­de. Lo se­gun­do, es mi­rar pro­fe­sio­nes pa­re­ci­das, que tie­nen un gra­do de di­fi­cul­tad si­mi­lar, como las en­fer­me­ras y los in­ge­nie­ros en eje­cu­ción. No he­mos con­cor­da­do una ci­fra en el Ma­gis­te­rio, pe­ro de­be­ría ser su­pe­rior a un mi­llón de pe­sos En su en­tre­vis­ta, el mi­nis­tro Ey­za­gui­rre des­ta­có tam­bién que se de­be for­ta­le­cer la for­ma­ción dis­ci­pli­na­ria de los do­cen­tes. Lo com­par­ti­mos, pe­ro el mi­nis­tro de­be ser rea­lis­ta y pre­gun­tar­se por qué ha de­caí­do tan­to el for­ta­le­ci­mien­to dis­ci­pli­na­rio. Aquí se ha per­mi­ti­do que cual­quier ins­tan­cia for­me maes­tros. No hay que res­pon­sa­bi­li­zar só­lo a los do­cen­tes. Pe­ro to­do lo que sea ne­ce­sa­rio pa­ra for­ta­le­cer la for­ma­ción lo va­mos a res­pal­dar, por­que cree­mos que tie­ne que ser de ex­ce­len­cia. Fi­nal­men­te, có­mo va el avan­ce de las co­mi­sio­nes so­bre la agen­da cor­ta que si­guen con el go­bierno. Pa­ra el 31 de ju­lio la co­mi­sión de deu­da his­tó­ri­ca de­be­ría ema­nar un in­for­me con la pro­pues­ta de re­pa­ra­ción, lue­go de la rea­li­za­ción de un ca­tas­tro y la dis­cu­sión de la fór­mu­la. En tan­to, la co­mi­sión de ago­bio ya tie­ne un in­for­me pre­pa­ra­do, pe­ro lo va a ha­cer pú­bli­co en mar­zo. “No he­mos con­cor­da­do una ci­fra en el Ma­gis­te­rio, pe­ro el sa­la­rio de los do­cen­tes de­be­ría ser su­pe­rior a un mi­llón de pe­sos”.

FO­TO: AGENCIAUNO.

Jai­me Ga­jar­do afir­ma que se han lo­gra­do al­gu­nas con­ver­gen­cias con el Mi­ne­duc en las reu­nio­nes que han sos­te­ni­do pa­ra abor­dar el pro­yec­to de ca­rre­ra do­cen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.