PDI iden­ti­fi­ca a pre­sun­to au­tor de ame­na­za de muer­te a Gi­rar­di

Efec­ti­vos del Ci­ber­cri­men y la Fis­ca­lía Cen­tro Nor­te tra­ba­ja­ron jun­to a Fa­ce­book y el Re­gis­tro Ci­vil pa­ra dar con el impu­tado.

La Tercera - - NACIONAL - Fe­li­pe Díaz An­drés Mon­tes

“Te voy a bus­car y te voy a ma­tar”. Es­to, más una se­rie de in­sul­tos, fue­ron es­cri­tos en la cuen­ta de la red so­cial Fa­ce­book del se­na­dor PPD Guido Gi­rar­di, el pa­sa­do 19 de enero.

Des­de esa fe­cha, la Fis­ca­lía Cen­tro Nor­te y la PDI efec­tua­ron una investigación res e r v a da, r ot ul a da como ame­na­zas de muer­te con­tra el par­la­men­ta­rio, que die­ron fru­to en los úl­ti­mos días, lue­go que los de­tec­ti­ves lo­gra­ran iden­ti­fi­car a la per­so- na que ha­bría e s c r i t o e l men­sa­je: se tra­ta de un re­si­den­te de la co­mu­na de La Flo­ri­da, de 27 años.

El lu­nes pa­sa­do el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co so­li­ci­tó au­dien­cia, an­te el Sép­ti­mo Juz­ga­do de Ga­ran­tía, pa­ra for­ma­li­zar los car­gos.

El fis­cal re­gio­nal Cen­tro Nor­te, An­drés Mon­tes, in­di­có que en las ame­na­zas “tex­tual­men­te de­cía que lo iba a ma­tar”. Des­ta­có que la iden­ti­fi­ca­ción del impu­tado se lo­gró gra­cias al “tra­ba­jo coor­di­na­do de Fis­ca­lía de Al­ta Com­ple­ji­dad y la uni­dad de Ci­ber­cri­men de la PDI”.

En tan­to, el sub­co­mi­sa­rio Eduar­do Al­bor­noz re­ve­ló de­ta­lles tras es­ta in­da­ga­to­ria: “El pro­pio se­na­dor pu­so en co­no­ci­mien­to de la fis­ca­lía que es­ta­ba re­ci­bien­do ame­na­zas por Fa­ce­book. In­for­mó que una per­so­na, des­de un per­fil de esa red so­cial, co­men­tó un vi­deo en su cuen­ta, don­de ex­po­nía su pos­tu­ra so­bre el abor­to, y que el des­co­no­ci­do ha­bía es­cri­to bas­tan­tes im­pro­pe­rios, ade­más de la ame­na­za”.

El de­tec­ti­ve in­di­có que la pri­me­ra ta­rea que se reali­zó fue “bus­car el per­fil de Fa­ce­book. Se hi­zo una con­sul­ta a la red so­cial en Es­ta­dos Uni­dos y en pa­ra­le­lo una re­vi­sión en con­jun­to con el Re­gis­tro Ci­vil, pa­ra ver si ha­bía coin­ci­den­cias con el nom­bre de una per­so­na. Es­to dio con la iden­ti­dad de un sos­pe­cho­so, que te­nía re­si­den­cia en La Flo­ri­da. Se con­cu­rrió al lu­gar, pe­ro no ha­bía na­die en la ca­sa”.

Al­bor­noz agre­gó que “a la ma­ña­na si­guien­te se en­con­tró a la ma­dre, quien di­jo que el hi­jo lle­va­ba una se­ma­na en San An­to­nio, con su pa­dre. Es una per­so­na de 27 años que es­ta­ría diag­nos­ti­ca­do con la en­fer­me­dad de As­per­ger”. Se­gún la ma­dre, es­ta con­di­ción ha­bría lle­va­do a su hi­jo a es­cri­bir esas pa­la­bras al se­na­dor.

“La ma­dre co­la­bo­ró, per­mi­tió in­gre­sar a la ca­sa y efec­tuar­le un aná­li­sis pe­ri­cial al compu­tador de la per­so­na. En­ton­ces, se de­ter­mi­nó que la cuen­ta de Fa­ce­book ( de las ame­na­zas) efec­ti­va­men­te co­rres­pon­día a él”, di­jo el po­li­cía.

En tan­to, Ni­co­lás Fernández, je­fe de ga­bi­ne­te de Gi­rar­di, ma­ni­fes­tó que “más allá de que exis­ten es­tas dis- “Se iden­ti­fi­có gra­cias a un tra­ba­jo coor­di­na­do de la Fis­ca­lía de Al­ta Com­ple­ji­dad y el Ci­ber­cri­men”. cu­sio­nes (so­bre el abor­to), no se pue­de es­ca­par del res­pe­to mu­tuo; y, cuan­do vi­mos la ame­na­za, de­ci­di­mos que lo me­jor era po­ner­lo en co­no­ci­mien­to de las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes”.

Es­te ca­so se su­ma a las ame­na­zas con­tra otros po­lí­ti­cos y em­pre­sa­rios. Des­de la PDI in­di­ca­ron que, pa­ra es­cla­re­cer es­tos de­li­tos, ha si­do clave la co­la­bo­ra­ción que han te­ni­do des­de la red so­cial en EE.UU., que han apor­ta­do da­tos como las direcciones IP des­de don­de se co­nec­tan los sos­pe­cho­sos.

FO­TO: AGENCIAUNO.

El se­na­dor fue ame­na­za­do el pa­sa­do 19 de enero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.