Con­tro­ver­sia por re­duc­ción de con­de­nas Las di­fe­ren­cias en­tre el Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia y la Cor­te Su­pre­ma su­gie­ren la re­vi­sión del me­ca­nis­mo con que se otor­gan be­ne­fi­cios car­ce­la­rios.

La Tercera - - OPINIÓN -

EXIS­TE UNA con­tro­ver­sia sus­ci­ta­da en­tre el mi­nis­tro de Jus­ti­cia y la Cor­te Su­pre­ma, so­bre la com­pe­ten­cia pa­ra de­ci­dir la con­ce­sión del be­ne­fi­cio de re­duc­ción de con­de­nas a quie­nes es­tán cum­plien­do pe­nas pri­va­ti­vas de li­ber­tad. El mi­nis­tro, al asu­mir, en­ten­dió que es su­ya e ini­ció una re­vi­sión de los be­ne­fi­cios acor­da­dos por la co­mi­sión res­pec­ti­va, de­ne­gán­do­los en cen­te­na­res de ca­sos por es­ti­mar que no cum­plían los re­qui­si­tos es­ta­ble­ci­dos por la ley. La cor­te, pro­nun­cián­do­se so­bre re­cur­sos de am­pa­ro de los afec­ta­dos, es­ti­mó que la au­to­ri­dad ra­di­ca en la co­mi­sión res­pec­ti­va, co­rres­pon­dién­do­le al Mi­nis­te­rio úni­ca­men­te dic­tar el de­cre­to que ha­ce efec­ti­vo el be­ne­fi­cio.

Con­vie­ne pre­ci­sar que exis­ten dos be­ne­fi­cios que tie­nen el efec­to de de­jar li­bre anticipadamente al con­de­na­do, la li­ber­tad con­di­cio­nal y la re­duc­ción de con­de­na. En la pri­me­ra, una vez que se ha cum­pli­do la mi­tad de la con­de­na im­pues­ta, per­mi­te cum­plir el res­to en li­ber­tad, cum­plien­do cier­tas con­di­cio­nes; en la se­gun­da, en ra­zón de un com­por­ta­mien­to so­bre­sa­lien­te, hay de­re­cha­men­te una re­duc­ción de la con­de­na. Am­bas se ba­san en cau­sa­les pa­re­ci­das, como man­ten­ción de óp­ti­ma con­duc­ta, apren­di­za­je de una ac­ti­vi­dad pro­ve­cho­sa y ha­ber es­tu­dia­do. El com­por­ta­mien­to so­bre­sa­lien­te pa­ra la re­duc­ción de con­de­na es un an­te­ce­den­te ca­li­fi­ca­do pa­ra ob­te­ner la li­ber­tad con­di­cio­nal y ade­más, ob­te­ni­da la re­duc­ción, la mi­tad de la con­de­na se lo­gra an­tes. Pa­ra ob­te­ner­las exis­ten dos co­mi­sio­nes di­fe­ren­tes, aun­que se in­te­gran de ma­ne­ra si­mi­lar con jue­ces y per­so­nas aje­nas al po­der ju­di­cial.

Una re­fle­xión ge­ne­ral es que hay una su­per­po­si­ción de dos be­ne­fi­cios análo­gos, que de­bie­ran te­ner una re­gu­la­ción con­jun­ta y un mis­mo tra­ta­mien­to, ya que el sis­te­ma ac­tual no pa­re­ce en­te­ra­men­te ra­zo­na­ble. Es ta­rea del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia ha­cer una pro­pues­ta le­gis­la­ti­va en es­te sen­ti­do. En par­ti­cu­lar, es cues­tio­na­ble que exis­tan dos co­mi­sio­nes dis­tin­tas pa­ra pon­de­rar he­chos análo­gos, que in­ci­den en dos be­ne­fi­cios si­mi­la­res. Una mo­di­fi­ca­ción en ju­nio de 2012 de la ley que ri­ge la li­ber­tad con­di­cio­nal, es­ta­ble­ció que su con­ce­sión se aprue­ba por re­so­lu­ción de la co­mi­sión, ex­clu­yen­do al Mi­nis­te­rio de to­da in­je­ren­cia. A su turno, la ley que ri­ge la re­duc­ción de con­de­nas si­gue con­tem­plan­do que a la co­mi­sión co­rres­pon­de la “ca­li­fi­ca­ción del com­por­ta­mien­to” y que quie­nes así “es­tu­vie­ren en con­di­cio­nes de so­li­ci­tar el be­ne­fi­cio de re­duc­ción de con­de­na, ele­va­rán so­li­ci­tud an­te el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca”, y que “la re­duc­ción se con­ce­de­rá por de­cre­to su­pre­mo” dic­ta­do por el Mi­nis­te­rio por or­den del Man­da­ta­rio. La redacción apun­ta a que la opi­nión di­ri­men­te es del Mi­nis­te­rio y no de la co­mi­sión, como has­ta aho­ra lo ha­bía in­ter­pre­ta­do la ju­ris­pru­den­cia. En es­te sen­ti­do, los re­cien­tes fa­llos ju­di­cia­les no só­lo pa­re­cen no te­ner ba­se le­gal, sino que im­por­tan un cam­bio de pre­ce­den­te sin una só­li­da ra­zón, lo que siem­bra in­se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca.

Re­sul­ta preo­cu­pan­te que el Mi­nis­tro de Jus­ti­cia con­si­de­re que se es­tán con­ce­dien­do re­duc­cio­nes sin cum­plir los re­qui­si­tos le­ga­les y, por en­de, el pro­pó­si­to reha­bi­li­ta­dor del be­ne­fi­cio. Ello valida la preo­cu­pa­ción ciu­da­da­na de que fre­cuen­te­men­te los con­de­na­dos re­apa­re­cen en li­ber­tad en po­co tiem­po y vuel­ven a de­lin­quir. To­do ello jus­ti­fi­ca que se ha­ga una re­vi­sión pro­fun­da de es­tos be­ne­fi­cios y que ha­ya ma­yor es­tric­tez en su otor­ga­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.