De­cla­ra­cio­nes de Mous­saoui re­abren el ca­pí­tu­lo más os­cu­ro del 11/9

El mi­li­ciano de Al Qae­da, pre­so en EE.UU., ha pues­to al des­cu­bier­to la su­pues­ta com­pli­ci­dad de Ara­bia Sau­di­ta en los aten­ta­dos.

La Tercera - - MUNDO - F. Ca­sa­no­va

“Ju­ro por Alá que to­do lo que di­ga has­ta el fi­nal de es­te tes­ti­mo­nio se­rá ver­dad. Que Alá mal­di­ga al men­ti­ro­so”. Ba­jo ese ju­ra­men­to, el úni­co con­de­na­do en Es­ta­dos Uni­dos por los ata­ques del 11 de sep­tiem­bre de 2001 en­tre­gó una se­rie de tes­ti­mo­nios que reavi­va­ron el de­ba­te pa­ra que sal­ga a la luz uno de los se­cre­tos me­jor guar­da­dos por el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se y que in­vo­lu­cra­ría a la fa­mi­lia real sau­di­ta por su su­pues­to rol en los aten­ta­dos con­tra las To­rres Ge­me­las.

El ciu­da­dano fran­cés Za­ca­rias Mous­saoui en­tre­gó sus de­cla­ra­cio­nes des­de una cár­cel de al­ta se­gu­ri­dad y ase­gu­ró -sin cer­te­za de la fe­cha exac­ta- que en 1998 o 1999 re­ci­bió la or­den de los lí­de­res de Al Qae­da en Af­ga-

El se­cues­tra­dor nú­me­ro 20

El 16 de agos­to de 2001 Za­ca­rias Mous­saoui fue arres­ta­do en Min­ne­so­ta por co­me­ter in­mi­gra­ción ile­gal. Es­to ha­bría frus­tra­do sus pla­nes de ser el se­cues­tra­dor nú­me­ro 20 de los avio­nes si­nies­tra­dos. nis­tán pa­ra crear una ba­se de da­tos di­gi­tal de los fi­nan­cis­tas del gru­po. “Al­gu­nos de ellos son tre­men­da­men­te fa­mo­sos, como (el prín­ci­pe) Al Wa­leed Bin Ta­lal, el prín­ci­pe Tur­ki Al Fai­sal, el prín- ci­pe Ban­dar Bin Sul­tan, el prín­ci­pe Mohammed Al Fai­sal (…) ha­bía al­guien más, una mu­jer, pe­ro ya re­cor­da­ré”, se­ña­la Mous­saoui en la de­cla­ra­ción. Es­tas se­rían al­gu­nas de las 12 fi­gu­ras sau­di­tas in­vo­lu­cra­das con Al Qae­da.

Sin em­bar­go, los ale­ga­tos de la su­pues­ta com­pli­ci­dad de Ara­bia Sau­di­ta en los aten­ta­dos no son nue­vas. Las su­po­si­cio­nes sa­lie­ron a la luz po­cos días des­pués de los ata­ques del 11 de sep­tiem­bre, se­gún se­ña­ló The New York Ti­mes. Los de­ta­lles es­ta­rían en un ar­chi­vo cla­si­fi­ca­do de 28 pá­gi­nas que el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se ha man­te­ni­do ba­jo lla­ve por 13 años.

“Las 28 pá­gi­nas tra­tan de quien fi­nan­ció el 11/9, y se­ña­lan fir­me­men­te que Ara­bia Sau­di­ta fue su prin­ci­pal fi­nan­cis­ta”, se­ña­ló al Ti­mes el se­na­dor de­mó­cra­ta por el es­ta­do de Flo­ri­da, Bob Graham, quien como je­fe del Co­mi­té de In­te­li­gen­cia del Se­na­do li­be­ró en su mo­men­to la investigación que fue pu­bli­ca­da en di­ciem­bre de 2002, con ex­cep­ción de la Par­te 4 -so­bre Ara­bia Sau­di­ta- que fue cla­si­fi­ca­da por ór­de­nes del Pr e s i den­te Geor­ge W. Bush.

Los de­fen­so­res de li­be­rar las 28 pá­gi­nas han su­ge­ri­do que tan­to la ad­mi­nis­tra­ción Bush como la del Pre­si­den­te Oba­ma han obs­ta­cu­li­za­do la pu­bli­ca­ción del ar­chi­vo por mie­do a per­der un im­por­tan­te alia­do eco­nó­mi­co y mi­li­tar, más que por con­si­de­ra­cio­nes del país, se­ña­ló el dia­rio neo­yor­quino. Tam­bién el go­bierno sau­di­ta abo­ga­ría por des­cla­si­fi­car los ar­chi­vos, pues ayu­da­rían a re­fu­tar los ale­ga­tos de com­pli­ci­dad en el 11/9.

FO­TO: REUTERS

Las To­rres Ge­me­las al mo­men­to del ata­que el 11 de sep­tiem­bre de 2001 en Nue­va York.

FO­TO: REUTERS

Los ma­ni­fes­tan­tes ayer en Ate­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.