Nue­vo ata­que a la pren­sa en Ar­gen­ti­na

Co­men­te en www.la­ter­ce

La Tercera - - OPINIÓN -

UNA NO­TA pu­bli­ca­da ha­ce unos días en el dia­rio ar­gen­tino Cla­rín, en la que se in­for­mó que el fa­lle­ci­do fis­cal Al­ber­to Nis­man ha­bría con­si­de­ra­do pe­dir la de­ten­ción de la Pre­si­den­ta Cris­ti­na Fernández en la cau­sa que in­ves­ti­ga­ba por even­tual en­cu­bri­mien­to de los res­pon­sa­bles del aten­ta­do a la Amia ocu­rri­do en 1994, pro­vo­có la ira del je­fe de ga­bi­ne­te de la Ca­sa Ro­sa­da, Jor­ge Ca­pi­ta­nich. Es­te, apro­ve­chan­do las cá­ma­ras de te­le­vi­sión ins­ta­la­das en una rue­da de pren­sa que ofre­ció, rom­pió un ejem­plar del men­cio­na­do dia­rio, acu­san­do al me­dio de co­mu­ni­ca­ción de “fal­tar a la ver­dad” y de­nun­cian­do que “se pre­ten­día ha­cer un mon­ta­je a par­tir de una de­nun­cia con un con­te­ni­do fal­so”.

Es­te la­men­ta­ble epi­so­dio es otra mues­tra más del cons­tan­te hos­ti­ga­mien­to que de­ben so­por­tar los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y los pro­fe­sio­na­les de la pren­sa en ese país que no son afi­nes al ofi­cia­lis­mo. Un ges­to de ame­dren­ta­mien­to de esa na­tu­ra­le­za mar­ca un pe- li­gro­so pre­ce­den­te, en es­pe­cial cuan­do se han le­van­ta­do sospechas ha­cia el pro­pio go­bierno, ta­rea don­de la pren­sa ju­ga­rá un rol de­ci­si­vo pa­ra ayu­dar a de­ve­lar las cir­cuns­tan­cias en que fa­lle­ció el fis­cal.

La vio­len­ta ame­na­za ha­cia Cla­rín pro­vo­có que di­ver­sos sec­to­res de la so­cie­dad ar­gen­ti­na sa­lie­ran a re­cha­zar la ac­ti­tud del je­fe de ga­bi­ne­te de la Ca­sa Ro­sa­da. Ello es un he­cho po­si­ti­vo, pues en­tre­ga una se­ñal cla­ra de que hay un sen­tir ma­yo­ri­ta­rio que re­cha­za es­te ti­po de ame­dren­ta­mien­tos.

Sin em­bar­go, aque­llo no pa­re­ce ser un im­pe­di­men­to pa­ra que el go­bierno de Cris­ti­na Fernández con­ti­núe des­ple­gan­do una cam­pa­ña per­ma­nen­te de des­cré­di­to ha­cia la pren­sa -tal como en reite­ra­das oca­sio­nes lo ha de­nun­cia­do la So­cie­dad In­te­ra­me­ri­ca­na de la Pren­sa, si­tua­ción que pro­ba­ble­men­te se ve­rá agra­va­da en un año de elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, don­de el kirch­ne­ris­mo se jue­ga su con­ti­nui­dad en el po­der.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.