La nue­va pla­za

La Tercera - - OPINIÓN -

FI­NAL­MEN­TE se dio a co­no­cer la es­pe­ra­da en­cues­ta Ca­sen, e in­de­pen­dien­te de las in­ter­pre­ta­cio­nes po­lí­ti­cas, de­be­mos ce­le­brar que la po­bre­za ha ba­ja­do en nues­tro país y que la en­cues­ta in­cor­po­ra hoy nue­vas di­men­sio­nes que ayu­da­rán a fo­ca­li­zar pro­gra­mas so­cia­les. En­tre es­tas nue­vas di­men­sio­nes des­ta­ca el lla­ma­do equi­pa­mien­to co­mu­ni­ta­rio y so­cial, que con­si­de­ra al ho­gar como ca­ren­te cuan­do de­cla­ra que en su ba­rrio o lo­ca­li­dad se pre­sen­tan in­su­fi­cien­cia y/o mal es­ta­do de pla­zas y áreas ver­des; in­fra­es­truc­tu­ra de­por­ti­va, cen­tros co­mu­ni­ta­rios, lu­ga­res de reunión so­cial o re­crea­ción, alum­bra­do pú­bli­co e in­fra­es­truc­tu­ra ade­cua­da pa­ra per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad.

Sor­pren­den­te­men­te, an­tes que el alum­bra­do o pa­vi­men­ta­ción, la di­men­sión que más ca­ren­cias pre­sen­tó en las áreas ur­ba­nas de nues­tro país fue la de pla­zas y áreas ver­des, con un 28% como pri­me­ra men­ción. Es­to vie­ne a ra­ti­fi­car un diag­nós­ti­co co­no­ci­do: que la in­ver­sión pú­bli­ca en cons­truc­ción y man­ten­ción de áreas ver­des, de en­cuen­tro y es­par­ci­mien­to no ha cre­ci­do a la par con el desa­rro­llo de nues­tras ciu­da­des.

Por otro la­do, el pro­gra­ma de go­bierno de la Pre­si­den­ta Ba­che­let pro­po­ne ter­mi­nar con la de­sigual­dad en los bie­nes pú­bli­cos pa­ra que las per­so­nas per­te­ne­cien­tes a gru­pos vul­ne­ra­bles y de sec­to­res me­dios pue­dan dis­fru­tar de un es­pa­cio pú­bli­co de ca­li­dad, com­pro­me­tién­do­se a la crea­ción del Plan “Chile Area Verde”, que in­cor­po­ra un am­bi­cio­so pro­gra­ma de par­ques, áreas ver­des y me­jo­ra­mien­to de pla­zas. Es­te úl­ti­mo, que per­mi­ta ge­ne­rar un al­to es­tán­dar de ca­li­dad ma­te­rial de es­tos es­pa­cios res­pec­to de jue­gos in­fan­ti­les, mo­bi­lia­rio, di­se­ño pai­sa­jís­ti­co, ilu­mi­na­ción y re­jas de pro­tec­ción, en­tre otros as­pec­tos.

Pa­ra ca­pi­ta­li­zar es­ta opor­tu­ni­dad es clave en­ten­der que la pla­za ha evo­lu- cio­na­do. Hoy no ne­ce­sa­ria­men­te se tra­ta de lu­ga­res con­tem­pla­ti­vos con ban­de­jo­nes ar­bo­la­dos y un or­feón como los del si­glo XIX. En las úl­ti­mas dé­ca­das se han in­cor­po­ra­do jue­gos in­fan­ti­les mo­du­la­res, má­qui­nas pú­bli­cas de ejer­ci­cio, e in­clu­so equi­pa­mien­to so­cial vía con­ce­sio­nes. Cual­quie­ra sea el mo­de­lo, la clave pa­ra el éxi­to de es­tas nue­vas pla­zas ra­di­ca­rá pri­me­ro en que in­cor­po­ren pro­ce­sos par­ti­ci­pa­ti­vos en su di­se­ño y man­ten­ción, como los que han desa­rro­lla­do con éxi­to la Fun­da­ción Mi Par­que o la ONG Ciu­dad Emer­gen­te, en los cua­les los ve­ci­nos son los que in­for­man su di­se­ño, par­ti­ci­pan de la cons­truc­ción y se com­pro­me­ten con su cui­da­do. Otro fac­tor clave es que las pla­zas in­cor­po­ren cri­te­rios de pre­ven­ción si­tua­cio­nal, som­bra ga­ran­ti­za­da y ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal, de ma­ne­ra que sean se­gu­ras y ac­ce­si­bles pa­ra to­dos. Fi­nal­men­te, es vi­tal ac­ti­var es­tas nue­vas pla­zas como lu­ga­res de en­cuen­tro con la pro­gra­ma­ción de even­tos, ta­lle­res, tea­tro, mú­si­ca, fe­rias, ex­po­si­cio­nes, ma­lo­nes y ce­le­bra­cio­nes de­bi­da­men­te ca­len­da­ri­za­das y or­ga­ni­za­das por el mu­ni­ci­pio o los pro­pios ve­ci­nos. In­clu­so po­dría­mos so­ñar tam­bién con ilu­mi­nar las pla­zas, no só­lo alum­bra­do, sino tam­bién con ban­da an­cha gra­tui­ta, de ma­ne­ra que al igual que los ca­fés del ba­rrio al­to, las nue­vas pla­zas con­gre­guen a es­tu­dian­tes, em­pren­de­do­res o a quien quie­ra es­tar co­nec­ta­do. De se­gu­ro que a los po­cos mi­nu­tos de mi­rar sus pan­ta­llas, co­men­za­rán a in­ter­ac­tuar, co­no­ce­rán y com­par­ti­rán con sus ve­ci­nos, de­ja­re­mos atrás las ba­rre­ras de des­con­fian­za y ese dé­fi­cit ur­bano que la en­cues­ta plantea. Cual­quie­ra sea el mo­de­lo, la clave pa­ra el éxi­to de es­tas nue­vas pla­zas ra­di­ca­rá pri­me­ro en que in­cor­po­ren pro­ce­sos par­ti­ci­pa­ti­vos en su di­se­ño y man­ten­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.