De­nun­cian fal­si­fi­ca­ción de pe­ri­ta­je uti­li­za­do pa­ra au­to­ri­zar tra­ga­mo­ne­das

Ex juez de po­li­cía lo­cal aler­tó la uti­li­za­ción de un in­for­me, su­pues­ta­men­te ela­bo­ra­do por él, pa­ra pe­dir per­mi­sos mu­ni­ci­pa­les. La Bri­dec de la PDI in­ves­ti­ga­rá cuán­tas au­to­ri­za­cio­nes se otor­ga­ron en los mu­ni­ci­pios en ba­se a es­ta su­pues­ta pe­ri­cia. Ade­más, C

La Tercera - - NACIONAL - Fe­li­pe Díaz Eduar­do Vi­lla­rroel Pablo Ri­vas

Eduar­do Vi­lla­rroel Con­tre­ras es abo­ga­do y pe­ri­to en ac­ci­den­tes de trán­si­to. Ade­más, has­ta di­ciem­bre pa­sa­do era el juez de po­li­cía lo­cal de Ca­le­ra de Tan­go. Por eso, se ex­tra­ñó cuan­do a co­mien­zos de 2014 lo lla­ma­ron des­de una mu­ni­ci­pa­li­dad del sec­tor nor­te de San­tia­go, pre­gun­tán­do­le si efec­ti­va­men­te era él quien ha­bía rea­li­za­do un pe­ri­ta­je a las má­qui­nas tra­ga­mo­ne­das de ba­rrio, de­ter­mi­nan­do que se tra­ta­ba de un jue­go de des­tre­za y no de azar.

Ese lla­ma­do fue el ini­cio de una investigación re­ser­va­da de la Bri­ga­da In­ves­ti­ga­do­ra de De­li­tos Eco­nó­mi­cos (Bri­dec) de la PDI, en la que se in­da­ga la su­pues­ta fal­si­fi­ca­ción de es­te in­for­me, y el nú­me­ro de pa­ten­tes mu­ni­ci­pa­les que fue­ron otor­ga­das en ba­se a es­te do­cu­men­to.

Eduar­do Vi­lla­rroel in­di­có ayer que “es­tas per­so­nas, que se agru­pan en un or­ga­nis­mo, em­pe­za­ron a de­cir que yo era pe­ri­to de ellos. Pre­sen­ta­ban mi nom­bre como que yo hu­bie­ra si­do par­te de ellos, cuan­do en reali­dad eso nun­ca fue así”.

El abo­ga­do agre­gó que “ha­ce seis me­ses fui a dar mi tes­ti­mo­nio an­te la PDI. Es­te do­cu­men­to se pre­sen­ta­ba a mu­chas mu­ni­ci­pa­li­da­des, di­cien­do que era un pe­ri­ta­je mío y bus­ca­ban la pat e nt e mu­ni­ci­pal pa­ra ins­ta­lar má­qui­nas tra­ga­mo­ne­das. Es pro­ba­ble que es­te te­ma lle­gue in­clu­so a ni­vel na­cio­nal”.

En tan­to, el ins­pec­tor Pablo Ri­vas de la Bri­dec, se­ña­ló que “es­to par­tió por una de­nun­cia que reali­zó la Su­pe­rin­te­den­cia de Ca­si­nos al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co. La de­nun­cia ori­gi­nal de­cía que a un pe­ri­to le lle­gó el an­te­ce­den­te de que es­ta­ban usan­do su nom­bre pa­ra dar­le validación a unos pe­ri­ta­jes. Es­ta per­so­na man­dó una cir­cu­lar a to­das las mu­ni­ci­pa­li­da­des pa­ra que es­tu­vie­ran en aler­ta”. Ri­vas tam­bién di­jo que “en lo mis­mo, man­dó una car­ta a la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ca­si­nos. Es­ta en­ti­dad in­for­mó a la fis­ca­lía, por­que eran he­chos que po­dían re­ves­tir ca­rac­te­rís­ti­cas de de­li­to”.

Tras­cen­dió que los po­li­cías se en­cuen­tran in­ves­ti­gan­do es­ta cau­sa den­tro de la ca­te­go­ría de fal­si­fi­ca­ción de ins­tru­men­to pri­va­do, ade­más de uso ma­li­cio­so de ins­tru- “Es­te do­cu­men­to se pre­sen­ta­ba en mu­chas mu­ni­ci­pa­li­da­des, di­cien­do que era un pe­ri­ta­je mío”. “El pe­ri­ta­je da­ba a en­ten­der que las má­qui­nas, por las que se pi­de pa­ten­te, son de des­tre­za”. men­to pri­va­do.

Asi­mis­mo, el ins­pec­tor de la Bri­dec ase­gu­ró que “el pe­ri­ta­je (in­ves­ti­ga­do) da­ba a en­ten­der que las má­qui­nas, por las cua­les se pi­den pa­ten­tes en las mu­ni­ci­pa­li­da­des, son de des­tre­za, pa­ra que se les otor­gue el per­mi­so. Pe­ro en reali­dad son las má­qui­nas tra­ga­mo­ne­das de ba­rrio”.

El po­li­cía aña­dió que “den­tro de las di­li­gen­cias, tam­bién in­ves­ti­ga­mos cuán­tos mu­ni­ci­pios die­ron per­mi­so en ba­se a es­te in­for­me. En- via­mos un re­que­ri­mien­to a to­das las mu­ni­ci­pa­li­da­des de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na, y al­gu­nas ya res­pon­die­ron que sí (lo otor­ga­ron). De­ben ser en­tre cin­co y seis”.

En­tre los an­te­ce­den­tes que es­tá in­da­gan­do los de­tec­ti­ves se en­cuen­tra es­ta­ble­cer quié­nes eran los con­tri­bu­yen­tes que so­li­ci­ta­ban los per­mi­sos mu­ni­ci­pa­les pre­sen­tan­do es­te es­cri­to. Los po­li­cías tam­bién es­tán in­ten­tan­do de­ter­mi­nar quién era la per­so­na que rea­li­za­ba pre­sen­cial­men­te es­te trá­mi­te, ya que hay sospechas que po­dría tra­tar­se de la mis­ma per­so­na.

Fo­to­co­pias

El de­tec­ti­ve Pablo Ri­vas se­ña­ló que “has­ta el mo­men­to los mu­ni­ci­pios han en­tre­ga­do co­pia de los pe­ri­ta­jes que re­ci­bie­ron, por­que la mu­ni­ci­pa­li­dad no se que­da con el ori­gi­nal. El ex­pe­dien­te se abre con fo­to­co­pias de los do­cu­men­tos”.

Una de las di­li­gen­cias que es­tá eva­luan­do la po­li­cía es ras­trear el pe­ri­ta­je ori­gi­nal que se ha pre­sen­ta­do, con el ob­je­ti­vo de in­ten­tar es­ta­ble­cer quién fue la per­so­na que es­tu­vo tras su fal­si­fi­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.